Nervión no perdona la desidia

Sección:

De las crisis se sale a pelotazos. De las crisis se sale a cara de perro. De las crisis se sale con el cuchillo entre los dientes. Quique Sánchez Flores parece que ha cogido ese cuchillo de Occam, que dejó Mendilibar en el frigorífico escondido, y el Sevilla Fútbol Club lleva ya veinte días sin perder. Ahora toca ponerse el disfraz de presa y morder. Ese es nuestro sentido y estilo, no el jogo bonito u otras zarandajas (¡¡qué daño han hecho los Guardiola de bolsillo!!).

Así hemos ganado lo que hemos ganado. Ya llegará la estética. En estos momentos toca la épica, que también tiene su estética como demostró siempre el gran Don Joaquín Caparrós. En-Nesyri volvió y la sangría a balón parado cesó. La pareja de baile que han montado el marroquí y el lebrijano Isaac Romero, presumo, nos dará muchas alegrías. Quique se ha puesto serio. La plantilla del Sevilla Fútbol Club se está rejuveneciendo, la cantera aprieta, hay que salvar la temporada para resetear el proyecto.

Se equivocó Pepe Castro cuando proclamó que la Champions era nuestro campamento base, mal de altura se llama este tipo de errores y dislates. Nuestra estación base es la pasión extrema con que vivimos todo. Irónicamente, es ahí donde habita toda incomodidad, donde nos sentimos cómodos. Jorge Luis Borges tenía un amigo que afirmaba que la opinión de Buenos Aires era infalible. Si una obra de teatro, una película, un poeta o un candidato electoral recibía el refrendo porteño, automáticamente gozaba de su fervor. A mí me ocurre igual con el sevillismo, nunca alberga refugio para el error.

Isaac Romero ha caído de pie en Nervión: casta, coraje y clase. En-Nesyri cayó muchas veces en Nervión, y no precisamente de pie, pero siempre se levantó, como siempre repetía el gran Enzo Maresca… aquí lo que no se perdona no es caer sino no levantarse. Aquí lo que no se perdona es la desidia. Januzaj, ese futbolista del Sevilla Fútbol Club al que según Cazón Palangana le faltan solo dos números intercalados para ser la clave del wifi…. o Rafa Mir. Ojalá triunfe por el Levante que le vio nacer, pero son el tipo de futbolistas que sobran aquí, fantasmas.

Juanmi, que es mi DJ filosófico, me descubrió hace años a un genial rapero malagueño, Marmaster. El otro día, meditando en la Alameda a viva voz sobre la zozobra del Sevilla Fútbol Club, me volví a acordar del rapero malagueño en un vídeo en el que rapeaba un tema que ligaba el amor y el fútbol en su inexplicable fascinación: «Si el fútbol es así, ¿por qué el amor no va a ser así?». El fútbol o el amor, como el cartero en la película de Nicholson y Lange, siempre llama dos veces. Esperemos que la buena racha continúe y a ver si así Don José María Del Nido Benavente deja de convocar juntas de accionistas cada fin de semana… ¡Qué pesado!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

La postura de Las Palmas con Coco y Valles

La UD Las Palmas se está convirtiendo en uno de los principales agitadores del arranque del mercado de fichajes....