Una primera prueba que invita a un cierto optimismo

Sección:

La etapa de Quique Sánchez Flores como entrenador sevillista no ha podido empezar mejor. En un partido bastante serio del Sevilla FC, las noticias fueron excelentes al vencer por cero goles a tres al Granada CF en el Nuevo Los Cármenes. Dominando de principio a fin, los nervionenses demostraron una imagen impropia de un club que lleva algo más de un día con su técnico, habiendo interiorizado automatismos e ideas en tiempo récord. Además, un nuevo esquema, con jugadores, a priori, fuera de posición, demostró que el equilibrio del equipo está en la propia mentalidad de los protagonistas. El preparador madrileño, así como su equipo de trabajo, fueron los destacados del choque, sin obviar el excelso rendimiento de futbolistas como Soumaré, Kike Salas, Pedrosa o Suso.

La ley de Sánchez Flores

Una de las grandes noticias en esta semana ha sido el nombramiento de Quique Sánchez Flores como técnico del Sevilla FC. Con apenas tiempo para preparar el partido frente al Granada CF, una de las incógnitas estaba en ver como los sevillistas se adaptaban al nuevo preparador. Sin embargo, todo ha ido sobre ruedas para el cuadro sevillano. Con un teórico 5-3-2 sobre el papel, el esquema fue mutando en determinadas fases en 3-5-2 y el, finalmente, elegido 4-4-2. Con Lucas Ocampos acompañando a En-Nesyri, Suso liberado por Soumaré y Óliver y con Pedrosa por delante de Kike Salas, los andaluces se vieron cada vez más cómodos sobre del tapete. Al son del habilidoso gaditano, el Sevilla FC generó cierto peligro y desconcertó al cuadro nazarí. Sin embargo, varios vicios mal adquiridos hicieron que el cuadro de Nervión se tambalease en una fase de la primera parte.

Una pequeña «mini crisis» que el madrileño usó para imponer su nuevo estilo. No arriesgar en exceso, juego en largo y presión en medio campo fue suficiente para empezar a desactivar a los granadinistas. Siguiendo ese orden, llegó el gol de Adrià Pedrosa, que aprovechó un pase medido de Suso y se ayudó de un desvío de Ricard. Un guion prácticamente desconocido que se encargó de reafirmar Lucas Ocampos, con un sublime latigazo desde fuera del área. Así, con un 44% de posesión y 58 pases menos que el rival, el choque llegó al descanso. Sin apenas sobresaltos, transcurrió la segunda parte, más de cara aún tras el tanto de Sergio Ramos. Liberando las mentes y clarificando ideas llegó la primera victoria del Sevilla FC a domicilio en LaLiga.

Paso adelante de los futbolistas del Sevilla FC

Además del resultado, un hecho a resaltar ha sido el gran rendimiento de todo el grueso de los futbolistas. Mientras las noticias de problemas físicos están a la orden del día en el Sevilla FC, los once que salieron de inicio cumplieron con creces las expectativas depositadas por Quique Sánchez Flores y su cuerpo técnico. Sergio Ramos, tanto por liderazgo como por su gol, merece una mención especial. Así como Kike Salas, inconmensurable tanto de tercer central como de lateral izquierdo. Soumaré, con acciones interesantes tanto en defensa como en ataque, y un Óliver trabajador ayudaron a que Suso moviese al equipo y diese una marcha más. Fuera de posición acusaron Lucas Ocampos y Adriá Pedrosa, con un rendimiento excelso, además de anotar sendos goles. Un ejercicio coral que dio tres puntos al Sevilla FC y que siguió adelante tras los cambios.

Los cambios, realizados con criterio

Una vez se conocía el devenir del partido contra el Granada CF con el tercer gol sevillista, el momento de los cambios era clave para los de Quique Sánchez Flores. Con el partido frente al Atlético de Madrid en el horizonte, Rafa Mir y Manu Bueno sustituyeron a Lucas Ocampos y Suso. El primero fue toda una declaración de intenciones del técnico. Confía en el esquema con dos puntas y, siempre que el partido lo permita, será el elegido. El segundo sirvió para darle minutos al joven jerezano, que gozó de ellos gracias a que el VAR anuló una roja que le mostraron por un lance del juego. Januzaj por En-Nesyri fue el tercero, que brindó un merecido descanso al marroquí y demostró que el belga aún es válido para luchar por un puesto en la plantilla sevillista.

Sin embargo, una de las noticias de la noche estuvo en la vuelta de Marcão a la defensa del Sevilla FC. El brasileño, que sustituyó a Soumaré, se mostró algo dubitativo y lento, falto del necesario ritmo competitivo que sus constantes problemas físicos le impiden alcanzar. Así, el primer examen del nuevo técnico llegó a su fin, aprobado con bastante nota e invitando a cierto optimismo según pasen las jornadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Un refuerzo inesperado en el Athletic

El Athletic Club de Bilbao no suele ser un conjunto que tire mucho de mercado de fichajes. Este verano...