Más allá de la figura del entrenador

Se habla mucho de clasificación, de ocasiones, de fichajes, de alineaciones, de tácticas de juego… pero detrás de todo esto siempre hay personas, obviamente, dentro del bloque que compone el Sevilla FC. Enfatizo el término ‘personas’ porque mañana sábado habrá una persona que estará más tensa que los demás en el plantel del club y no tengo dudas de que conoces su nombre: Julen Lopetegui.

No me asomo a La Colina para defender su figura ni para posicionarme respecto a la continuidad o no del técnico vasco; mi presencia aquí está únicamente vinculada a mi labor como psicólogo del deporte, desde la que me siento legitimado para valorar -desde la distancia- la situación de Julen Lopetegui en el Sevilla FC.

Mañana se habla de final, de una última oportunidad para mantenerse en su cargo. Sin embargo, poco se piensa en cómo se sentirá el propio técnico respecto a un momento en el que su vida puede volver a cambiar, junto con su familia. Es decir, traemos a colación la palabra incertidumbre.

Quizás la mayoría que leáis este artículo estaréis pensando que eso es lo propio del deportista de élite, que le quedará un buen finiquito o que…” total, él no es de aquí”. No obstante, deberíamos ser sensibles a lo que supone -cuando se dan estos casos- modificar tu vida casi por completo: lugar de residencia, colegios, amigos, clima, compañeros de trabajo y otros factores añadidos a la existencia de cualquier ser humano.

Supongo que la atención de Julen Lopetegui estará centrada en cómo sacar adelante el encuentro del Sevilla FC contra el RCD Espanyol, pero estoy seguro de que habrá algún resquicio para el tema que comentaba más arriba, aunque lógicamente esa no es cuestión que él va a reconocer en público, ni mucho menos.

A todo esto, debemos sumar las noticias que aparecen en la prensa sobre posibles sustitutos del míster vasco, como si estuvieran mostrando cuál será su futuro de aquí a 24-48 horas.

TU VIDA

Que sí, que es su profesión, que él sabe a lo que se expone, pero ahora coge esto mismo y aplícatelo a tu propia vida e intenta sentirte en una situación en la que -creyendo tú que haces bien el trabajo- te dan un ultimátum y se dejan caer nombres de otros expertos que te podrían sustituir a corto plazo. Intenta imaginarlo sin pensar en el dinero, que con ello parece que todo es más fácil, pero no siempre es así. O te propongo algo distinto: ¿te imaginas que tu pareja te da una fecha tope para continuar o no juntos y, a la vez, conoces de la presencia de otras personas que pueden ser tu ‘sustituto/a’?

3 COMENTARIOS

  1. Interesante aspecto humano que olvidamos fácilmente. Yo de todas formas creo en Lopetegui y reconozco sus logros en el Sevilla, que creo han sido superiores a la plantilla que tenía. Considero que su declive se inició en enero de la Temporada pasada con el cúmulo de lesionados que sufrió el Sevilla por diferentes circunstancias hasta el final de la campaña

  2. Hola: pienso qué esta todo muy bién argumentado y lo sicologico es un factor qué afecta al deporte en sí y maxime a personas con presión de las causantes a mi modo de verlo es el señor castro carmona y sus directivos en ello meto a monchi responsable también , este entrenador es persona y es más un comportamiento de 10 con el club y los qué lleva las riendas neuras lo pone en una diana al hombre sea o no acertado pero le prometierón quedarse por traerle jugadores y mintio castro y monchi callo luego estamos unidos con el entrenador falacia mentira presión y a monchuyi a jugar su finiquito qué no entiendo que tienen 2 preparados caros los baratitos ya sabe quien es castro y dice no me atrevo a ver a se doctor vende humo y ahora ssle dinero para fichar a un entrenador no os parece que castro debio dimitir pués ya esta tardando es el problema sin atención sicologica a a a su racaneria egoista personal

  3. Bien haríamos en aplicar la psicología a estos jugadores, que se devalúan con una velocidad increíble, o bien es que se ficharon estando sobreevaluados ? ya que el entrenador no tiene soluciones, es tan responsable como Monchi y Castro en esta malísima planificación, de estos dos últimos años. Y ahora quieren una segunda oportunidad para hacer las cosas bien, que ellos mismos hicieron mal, todopoderosos, sin escuchar a los que predicaban en el desierto, pero con mucho sentido común. Ello supone un tiempo, no precisamente corto, que no creo que la afición tenga la paciencia de concederles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Solución de mercado y alegría para las arcas

La pretemporada está a la vuelta de la esquina y muchos de los cedidos del club verdiblanco regresan a...