Tu periódico digital sobre el Sevilla Fútbol Club. Compartimos Afición

Ramón Fútbol Club

Prácticamente nadie quiere que Monchi abandone el Sevilla Fútbol Club. La cuestión está en que quien va a abandonar la entidad no es el mejor director deportivo del mundo Monchi sino Ramón Rodríguez Verdejo, un director deportivo bueno, que en ningún sitio va a encontrar lo que pretende tener en el que dice que es el club de sus amores.

Una de las características fundamentales de un buen dirigente es su capacidad para minimizar el impacto de las crisis, ya que se le presupone que él mismo no va a ser el causante de ninguna. El líder de cualquier colectivo no sólo evita por todos los medios cometer errores, sino que, además, limita las consecuencias de aquellos que pudiera cometer. En esta temporada de altibajos, quien ha dirigido la dirección deportiva del Sevilla Fútbol Club no era el Monchi líder que tenía controladas todo tipo de variables y alternativas para aplicar la mejor solución posible a los problemas. Ese Monchi que tranquilizaba a la afición desde el convencimiento de que sus decisiones mejoraban la realidad futura ha desaparecido y en su lugar ha emergido un Ramón Rodríguez que se considera tan infalible que es capaz de seguir discutiendo, aún ahora meses después y tras todo lo acontecido, la idoneidad de la decisión de destituir a su amigo Julen Lopetegui.

Amparado en un error de la directiva como fue la contratación de Jorge Sampaoli, con la que no estaba de acuerdo, Ramón Rodríguez pretende argumentar su propuesta de continuidad de Lopetegui. Sin embargo, un error no puede justificar otro error. Que la contratación de Sampaoli fuera un fracaso no excluye que el mantenimiento de Lopetegui fuera lo adecuado. En cualquier caso, ningún trabajador de ninguna empresa puede pretender disponer de plenos poderes en su parcela de actuación, como parece que pretende el isleño. El discurso público de que el comité de dirección del Sevilla Fútbol Club adopta las decisiones de manera colectiva y todos sus miembros defienden dichas decisiones no sólo debe quedar en una mera proclama, sino que hay que asumirlo como algo esencial para la buena marcha de la entidad, pues de lo contrario se estaría pretendiendo justificar la infalibilidad de alguno de sus componentes.

Nadie puede creerse infalible, y éste parece ser el gran error que está cometiendo Monchi, hasta el punto de que lo está convirtiendo simplemente en Ramón. Su empecinamiento en negar la realidad que mostraba el final de ‘ciclo Lopetegui’ le llevó a una suerte de decisiones disparatadas durante el pasado verano con incorporaciones y salidas de jugadores no sólo incomprensibles sino también tardías, de tal manera que la confección de la plantilla fue la más caótica que se recuerda. Monchi era propenso a diseñar sus plantillas a principio de pretemporada de manera que el entrenador dispusiera del 90% del plantel al iniciar los stages, relegando a agosto la posibilidad de aprovechar alguna ganga del mercado. Sin embargo, lo que hizo Ramón Rodríguez el verano pasado está muy lejos de ser una bien diseñada planificación, más bien parecía una sucesión de ocurrencias al albur de los acontecimientos.

Esta sucesión de errores, y la consecuencia inmediata en forma de malos resultados que colocaron al Sevilla Fútbol Club en la zona más baja de la clasificación, es la que ha deteriorado la credibilidad del director deportivo que pasó de ser el mejor del mundo a tan solo uno bueno, y por tanto, reemplazable; de ahí que a en este momento pocos consideren que su marcha sea un hecho frustrante o desestabilizador de la entidad, como sí ocurrió en su primera espantá. Todo lo más, la indefinición que se prolongue ya más tiempo de los necesario sólo está beneficiando al sector crítico con Pepe Castro, ávido y tenaz en todo cuanto pueda dañar la imagen del todavía presidente.

Ramón Rodríguez comete ahora otro error al exigir de la directiva sevillista condiciones que sólo podía plantear Monchi, quien sí contaba con capacidad para pretender disponer de plenos poderes en la dirección deportiva de manera que el Consejo de Administración se limitara sólo a ejecutar sus decisiones exclusivas. El plenipotenciario Monchi estaba avalado por miles de éxitos y pocos errores que conformaban una trayectoria a la que no llega Ramón Rodríguez, quien no encontrará en ninguna entidad del mundo aquello que reclama para su continuidad en el Sevilla Fútbol Club. En el Aston Villa, en la Roma, o en cualquier otro club del mundo, Ramón Rodríguez será un alto ejecutivo con sus amplios cometidos y su elevada capacidad de decisión, pero también con sus limitaciones marcadas por la propiedad de la entidad, ante la cual tendrá que rendir cuentas, sobre todo cuando encadene tantos errores como los que encadenó el verano pasado. Eso será lo que tendrá que asumir vaya donde vaya. Sorprende que no quiera asumirlo en el club de su vida, al que pretende convertir en el Ramón Fútbol Club.

Antes que él ya hubo otro Ramón, de apellido Sánchez-Pizjuán, quien dijo que “el Sevilla FC no eres ni tú, ni yo, ni aquel… el Sevilla Fútbol Club está muy por encima de todos nosotros”.        

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Hay caso Mejbri

Los problemas del Sevilla FC no parecen haberse solucionado tras las incorporaciones del pasado mercado de fichajes. El club...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

ADBLOCK DETECTADO

Hemos notado que estás utilizando un bloqueador de anuncios. Entendemos completamente la necesidad de una navegación limpia y rápida, pero nuestra página depende de la publicidad para proporcionar contenido de calidad y mantener el sitio en funcionamiento. Para disfrutar de las noticias desactiva el ADBLOCK y refresca la pagina

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock