Tu periódico digital sobre el Sevilla Fútbol Club. Compartimos Afición

Un año sobresaliente

Por mucho que se hayan elevado las expectativas y por mucho que la exigencia siga en aumento, el año 2021 del Sevilla Fútbol Club merece la calificación de sobresaliente aunque no se haya ganado ningún título, como ocurría el año anterior. Haber acabado la temporada precedente de nuevo entre los cuatro primeros, obteniendo la clasificación directa para la Liga de Campeones; haber alcanzado las semifinales de la Copa del Rey siendo eliminado en el último minuto por uno de los todopoderosos; caer en octavos de la Champions muy dignamente ante un equipo que duplica tu presupuesto, acabar el año en el segundo puesto de la tabla de la actual campaña, y haber batido múltiples récords de victorias y puntuación suponen un compendio de méritos suficiente como para alcanzar un digno sobresaliente.

Precisamente uno de esos máximos registros lo ha establecido el equipo de JLo en la clasificación del año natural 2021 sumando un total de 89 puntos en 42 partidos gracias a 27 victorias y 8 empates, cayendo derrotado sólo en 7 ocasiones, lo que le ha colocado como el segundo equipo español con mejor puntuación únicamente por detrás del Ladrón Madrí. Bien es verdad que, aun siendo el mejor registro de puntos anuales, no es la mejor clasificación pues en 2006 el Sevilla Fútbol Club de Juande Ramos lideró ese ranking con 79 puntos en 37 partidos gracias a 25 victorias y cuatro empates. Aquel 2006 depararon una media de 2,13 puntos por partido y en este 2021 son 2,12. Lo dicho un sobresaliente meritorio a pesar de algunos traspiés sufridos.

Habrá quien quiera rebajar la nota por la prematura eliminación en esta temporada en la Liga de Campeones o quien apele al manido debate sobre el ‘jogo bonito’ para restarle mérito. Es posible también que haya quien recuerde la frustración por la derrota ante el ‘masqueunclub’ en la Copa o incluso el malestar por aquel nefasto planteamiento en el partido de Champions ante el Chelsea. Precisamente por todas estas cosas el sobresaliente no va acompañado del ‘cum laude’ porque el día que no existan esos avatares futbolísticos el Sevilla Fútbol Club habrá alcanzado el máximo de su calificación posible.

Una excelente oportunidad para llegar a semejante nivelazo tiene ahora don Ramón Rodríguez, a quien muchos conocen como Monchi, si es capaz de traer en el mercado invernal de fichajes a jugadores que eleven la categoría de la plantilla no sólo en la vertiente técnica sino sobre todo, y lo que es más importante, en la anímica. Reemplazar a algunos de los actuales componentes del plantel como Óscar Rodríguez o Idrissi por futbolistas de la talla de Martial o Isco, por mencionar a algunos de los que figuran actualmente en la rumorología, supondría, además de mejorar la calidad futbolística colectiva, añadir mentalidad ganadora a una plantilla que en algunas ocasiones concretas ha demostrado no tener la suficiente como para llegar al ‘cum laude’. La trayectoria en la máxima competición continental, en la que partía como el equipo con mayor coeficiente UEFA, además de mayor prestigio, de su grupo, así como momentos concretos recientes, como el empate ante un depauperado todopoderoso, dejan un sentimiento de resignación por la falta de conciencia de ‘número uno’.

Hay quien se escuda, para justificar el empate ante el ‘masqueunclub’, en la expulsión pueril de Koundé por su acción con Jordi Alba, cuando en realidad este hecho no es causa sino consecuencia, puesto que el veterano lateral es un futbolista propio de un equipo con poso de campeón mientras que el comportamiento de nuestro candidato a figura mundial está acorde a un conjunto que aún no llega a la cúspide, por mucho que esté cerca de ella. Probablemente a la plantilla del Sevilla Fútbol Club lo que le falte sea creérselo, convencerse de que tienen capacidad para ocupar el primer puesto de la clasificación en la última jornada de la liga, a lo cual contribuiría bastante la llegada de jugadores de primer mundial en esta ventana de refuerzos.

No obstante, eso sería tan sólo un primer aditamento ya que para ser campeón liguero son precisas otras aportaciones. En primer lugar las de un técnico con habilidad y capacidad para dominar todo tipo de partidos, algo que JLo, un gran entrenador, aún no ha demostrado pues no ha subido todavía al escalón de la excelencia. Y en segundo lugar, se necesita un presidente con atributos para pegar en la mesa de la Federación Española de Fútbol los golpes precisos para que los arbitrajes no causen estragos. Ya se verá si en el futuro el Sevilla Fútbol Club es capaz de disponer de todos estos ingredientes para poder ser un equipo campeón en las máximas competiciones y no tener que conformarse con tocar plata en los torneos de segundo rango como la Copa del Rey o la Liga Europa, lo cual no es ningún descrédito; es simplemente la realidad del fútbol.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Luuk de Jong: «Fue muy extraño»

Luuk De Jong fue unos de los fichajes del Sevilla FC de la era de Julen Lopetegui. Sin embargo,...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

ADBLOCK DETECTADO

Hemos notado que estás utilizando un bloqueador de anuncios. Entendemos completamente la necesidad de una navegación limpia y rápida, pero nuestra página depende de la publicidad para proporcionar contenido de calidad y mantener el sitio en funcionamiento. Para disfrutar de las noticias desactiva el ADBLOCK y refresca la pagina

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock