👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

La lluvia en Sevilla

¿Has visto esto?

#1
No sé si lo he comentado alguna vez por aquí, pero el patio de mi casa es particular. No quiero decir con ello que tenga alguna particularidad digna de mención, ni mucho menos. Simplemente, que es particular, privado, que allí no entra cualquiera, vaya. Es más, sólo entra la vecina del primero, que es quien tiene acceso directo. Fíjense si no tiene particularidades dignas de mención que cuando llueve se moja, como los demás. Lo cual viene muy bien para limpiar la mierda que la vecina va dejando acumulada en el terrazo e impide que sus hijos salgan a pegar balonazos a la hora de la siesta y se vayan a desfogar al Centro Deportivo Antonio Puerta. Qué buena la lluvia, ¿no?…

#2
En abril, aguas mil, dice el refrán, pero parece que no nos organizamos en condiciones o que el cambio climático no sabe de refranes. Porque, si lloviese con seguridad en abril, sabríamos a qué atenernos, y podríamos hablar con la Liga (sí, hablar con la Liga, no se rían) para que ese mes nos pusieran todos los partidos fuera de casa, dejando el resto del calendario con la tranquilidad de no tener que mirar al cielo cada vez que cogemos el carnet para ir al Sánchez-Pizjuán.

#3
¿Conocen la película “Cantando bajo la lluvia”? Sí, claro, cómo no. La mayoría no la ha visto pero se sabe al dedillo el baile de Gene Kelly pegando saltos en los charcos y girando alrededor de una farola. “Let the stormy clouds chase / everyone from the place. / Come on with the rain. / I’ve a smile on my face. / I walk down the lane / With a happy refrain. / Just singing, / singing in the rain”, lo que viene a querer decir “Deja que las nubes tormentosas persigan / a todos los que hay por aquí. / Venid con la lluvia. / Tengo una sonrisa en la cara. / Bajo por la calle / con un estribillo feliz. / Sólo cantando / cantando bajo la lluvia”. Y es matemático. Cada vez que veo calentar a nuestros suplentes en la banda en días de lluvia me acuerdo de la película y sólo deseo que algún jugador (el Papu, mismamente) se agarre al palo del banderín de córner e improvise unas coreográficas vueltas alrededor de él. Gene Kelly, por cierto, ganó un Oscar Honorífico en 1952 (el mismo año en que se estrenó la película). Pero si alguien se merece un Oscar por no parar de cantar bajo la lluvia, esos son los Biris. Un respeto.

#4
Mis amigos Julio y Luis, que coinciden conmigo en que el mejor paraguas contra la lluvia es un bar abierto, miran al cielo cerveza en mano, se acuerdan de aquello de que “La lluvia en Sevilla es pura maravilla”, se ciscan en la madre que parió al inventor de la frasecita y recuerdan que, por gracia y efecto de esa lluvia, en los últimos años el Sevilla Fútbol Club ha ido más veces a la Catedral que el Cachorro… Y proponen que, en la entrada al estadio, se dejen de repartir revistitas (papel mojado, a fin de cuentas) y las cambien por chubasqueros. Ya se encargarán ellos de que las pipas no se conviertan en pasas. Pasás por agua, claro.

#5
Por cierto, que la frase “La lluvia en Sevilla es pura maravilla” es totalmente falsa. Por doble motivo. En primer lugar, porque la lluvia es una maravilla, en Sevilla y en cualquier otra ciudad del mundo, sólo los primeros cinco minutos. Luego es un incordio de narices. Y, en segundo lugar, la frasecita de marras es una traducción ventajista y chusca de la verdadera frase que se dice en la película “My fair lady”: “The rain in Spain is a pain”. O sea, que la lluvia en España es un dolor, una pena, un sufrimiento. Pero es muy buena para el campo, sostendrán algunos. Pues que llueva en el campo… Pero en el campo, campo, el de las flores, los árboles, los animalitos y las zonas de cultivo. No en el Ramón Sánchez-Pizjuán…

#6
Y mientras nuestros barandas, 777 americanos mediante, se deciden entre hacer un estadio nuevo o cubrir al completo el ya existente, podríamos ir tirando con una solución intermedia que se viene anunciando en la televisión local desde hace años en llegando el mes de abril, sí, el de las lluvias mil, con su jocosa e irresistible rima: “Leopoldo, échame el toldo…” Aunque, si lo pensamos un poco, ya es mala suerte también, nunca llueve a gusto de toldos…

#7
¿Y si fuera verdad que las copas de la UEFA son paragüeros y que precisamente por eso somos los reyes de Europa?…

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Manuel Vicente: «El Sevilla FC no está para experimentos»

El Sevilla FC cayó en el Camp Nou ante un FC Barcelona que dominó el partido de cabo a...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad