Tu periódico digital sobre el Sevilla Fútbol Club. Compartimos Afición

La última decisión

Conforme van transcurriendo el tiempo y los acontecimientos, se va demostrando con más rotundidad que la consecución de la UEFA Europa League por parte del Sevilla Fútbol Club en las postrimerías de la pasada temporada fue un milagro. Algo obrado gracias a la comunión de una afición con su equipo, auxiliados por un entrenador con ideas claras y simples que no estropeó lo que fraguaban los dos elementos protagonistas: la hinchada y la plantilla. Nadie más contribuyó lo más mínimo en ese triunfo, ni Consejo de Administración, ni director deportivo, ni ningún otro de los que visten chaqueta y pululan por los despachos del Ramón Sánchez-Pizjuán. Antes al contrario, la séptima copa que adorna hoy las vitrinas del estadio luce a pesar de sus constantes decisiones aberrantes e incomprensibles.

Hace una temporada y media que el vicepresidente Del Nido Carrasco va cobrando protagonismo en la gestión de la entidad nervionense. Desde entonces, la presidencia de Pepe Castro va empeorando su ya de por sí mediocre calificación, hasta el punto de que se está convirtiendo en calamitosa. La sucesión de decisiones erróneas que jalonan la trayectoria del presidente utrerano ha tenido su último episodio en la destitución del entrenador José Luis Mendilibar. Se sustituyó al colaborador necesario de la última gloria europea, por un desconocido e inexperto Diego Alonso, a quien no se le puede considerar experiencia digna de una competición como LaLiga española el haber participado mediocremente como seleccionador en un Mundial y haber dirigido en algunos países centroamericanos. El resultado de semejante ocurrencia es que, ahora sí, el Sevilla Fútbol Club se encuentra en la situación en la que, según los manuales no escritos de dirección deportiva, conviene proceder al reemplazo de un técnico.

Lo mucho o poco de bueno, o malo, que tuviera asimilado la plantilla del entrenador anterior, lo ha perdido completamente sin haber asumido ninguno de los conceptos o ideas que pueda tener Diego Alonso. Un nuevo míster que cosecha derrotas a poco que se cruza con rivales de alguna enjundia (Arsenal y Real Sociedad) y no pasa del empate con contrincantes de nivel mediano, como los que mayoritariamente ha tenido hasta ahora. En su modesto haber, figura la única victoria ante un equipo aficionado en la primera ronda de la Copa del Rey. Estos son los datos objetivos de la pobre trayectoria de Diego Alonso, que se ve aún más deteriorada cuando se analizan otros aspectos subjetivos como el juego del Sevilla Fútbol Club, el estado anímico de los jugadores, la imagen sobre el terreno de juego, las explicaciones que ofrece ante la prensa… Todo ello induce a pensar —insisto, ahora sí— que el paso del uruguayo por Nervión tiene que ser efímero, por mucho que el director deportivo que recomendó su contratación, Víctor Orta, pida, —necesariamente hay que volver a insistir— ahora sí, tener la paciencia que él mismo no tuvo con Mendilibar.

Si el Sevilla Fútbol Club no se encuentra hoy día en puestos descenso al haberse cumplido un tercio del campeonato, es porque otros equipos están cosechando más deméritos aún y no porque haya variado un ápice el devenir errante iniciado al principio de la temporada pasada. De hecho, la situación de hoy no es muy distinta a la que provocó el cese de Lopetegui, en octubre del 23. También entonces, el comportamiento del equipo era peor a cada partido, carecía de un patrón de juego, el desánimo cundía entre la plantilla y a cada parón de selecciones el panorama, lejos de mejorar, empeoraba. Exactamente igual que ahora.

Salvo que los dos próximos partidos de esta semana, ante PSV y Villarreal, se salden con victorias —los empates ya no valen—, todo apunta a que lo más conveniente es un cambio de entrenador el mismo domingo por la noche, toda vez que el compromiso intersemanal es ante un débil rival cuasi-aficionado en partido copero. Esa debería ser la última decisión que adopten Pepe Castro y José María del Nido Carrasco al frente de la nave sevillista.   

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Resacón en Madrid

Se vino de vacío el Sevilla Fútbol Club del Santiago Benabéu, un lugar en el que se prodiga menos...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

ADBLOCK DETECTADO

Hemos notado que estás utilizando un bloqueador de anuncios. Entendemos completamente la necesidad de una navegación limpia y rápida, pero nuestra página depende de la publicidad para proporcionar contenido de calidad y mantener el sitio en funcionamiento. Para disfrutar de las noticias desactiva el ADBLOCK y refresca la pagina

Powered By
100% Free SEO Tools - Tool Kits PRO