👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

El parón, el dichoso parón

¿Has visto esto?

Francisco Garrido Peña
Francisco Garrido Peñahttps://www.lacolinadenervion.com
Profesor en la Universidad Pablo de Olavida de Sevilla. Descendiente de 'Spencer', primer internacional español del Sevilla FC en la historia, inventor de la chilena y malogrado delantero nervionense de los años 20.

Hay algo que me molesta aún más que el hecho de que el Sevilla FC pierda y es que ni siquiera lo haga por que no juegue. Son los parones ligueros, los dichos parones para que jueguen las selecciones. El fútbol de selecciones, el fútbol de Estado, me repele. Y no es que yo sea de la antiEspaña, que lo soy; confundir algo tan serio como la política con algo aún más serio como es el fútbol me resulta aberrante.

El fútbol puede ser visto como espectáculo y como religión. Para los millones de chinos que ven nuestras ligas, es un espectáculo más. Pero para los millones de aficionados y aficionadas de los club, que son los que sostienen este espectáculo, es una religión. Una forma de religar con lo sagrado, que sabemos desde Durkheim que es lo social, la comunidad. Y es precisamente porque la asistencia y seguimiento de los partidos es un oficio religioso por lo que los mercaderes abusan de nosotros colocando los encuentros a las horas más   estrafalarias. Como se ha dicho muchas veces, se puede cambiar de todo pero no de afiliación a un club de fútbol.

Yo he conocidos a muchos fervorosos creyentes que ahora son ateos radicales y al contrario, aunque menos; pero no tengo noticias de ningún palangana del Sevilla FC que ahora sea devoto de Palmerín y sus extrañas criaturitas. La apostasía futbolera está castigada con la ‘muerte civil’ entre los aficionados. Nadie, ni los uno ni los notros, lo entenderían. ¿Cómo vas a confiar en alguien que comete tan inaudita deslealtad?

Los parones de selección nos dejan sin el nerviosismo paralizante de la previas (yo en el fútbol no puedo comer nada, ni en los descansos) y sin el inquietante insomnio de las derrotas o el sueño plácido de las victorias. Nos dejan vacíos… Lo bueno es que el lunes después sabes que, de nuevo, vuelve el futbol sagrado. ¿A que a todos nos molestan los parones como nos incordian esos que dicen ‘que gane el mejor’? Pobrecitos espectadores que nunca han gozado del desgarro de la pérdida y de la comunión del encuentro.

Miguel Ángel Asturias decía que el aficionado al fútbol era una figura insólita de altruismo en un mundo lleno de egoísmo. Seguramente, lo decía porque no era aficionado y no sabía  lo que el fútbol nos da y los parones nos quitan. 

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Un Sevilla FC sin ideas cae goleado ante el líder

El Camp Nou se vistió de gala para abrir la segunda vuelta con un encuentro decisivo para la batalla...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad