Jesús Navas y la jugada infinita

Sección:

Las lágrimas de Jesús Navas la noche del esperpento del Cádiz no estaban motivadas porque hubiera tomado la decisión de no renovar con el Sevilla Fútbol Club, sino por todo lo contrario, eran lágrimas de impotencia. Unos, la presión del entorno, y otros, la incomprensible insensibilidad y lentitud de la diligencia, le forzaban a hacer lo que nunca había querido hacer: retirarse del fútbol profesional muy lejos de Los Palacios.

En cuanto se produjo la llamada, Jesús no lo dudó y dijo sí a que se cumpliera su voluntad. La lealtad es un valor en tal alta estima en Jesús Navas como la infinita calidad de su juego. La afición del Sevilla Fútbol Club le acompañó, como se dice en los pésames, en el sentimiento. Todos y todas estábamos entre apenados e indignados a partes iguales. Otra vez se repetía aquello de que alguien muy nuestro se iba sin quererse ir. Alguien que aparece en todas las fotos de la gloria, se marchaba al exilio. Demasiado monótono para ser real. Monotonía y sevillismo no se llevan bien.

En los sueños de muchos aficionados del Sevilla Fútbol Club hay una jugada infinita que se repite incesantemente: Jesús Navas centra por la derecha y Antonio Puerta marca. Miles de niños y niñas han crecido al mundo del sentido, que habita en el habla, con ese relato en la boca de sus padres y madres. Uno duerme mucho mejor si sabe que por la derecha en cualquier momento puede aparecer Navas. Les confieso que en algunas noches de insomnio duro no he tenido que recurrir a ninguna droga, he recreado en mi memoria esa jugada infinita una y otra vez hasta que la dilución de la consciencia me ha sido regalada.

Los partidos de esta semana han sido deplorables. Bien está si ponen fin a esa penosa campaña. Quique Sánchez Flores se ha mostrado como lo que presuponíamos que era, un sevillista de sangre y ha cumplido su misión salvífica con elegancia. Muchas gracias, nunca lo olvidaremos. No había que repetir los dos errores anteriores en la renovación de Lopetegui y Mendilibar. La coherencia con el error no es precisamente una virtud epistémica. Queda para terminar el Barcelona y siempre Jesús Navas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Nuevo objetivo en el radar de Orta

El Sevilla FC está ante una complicada situación en este mercado de fichajes. Necesita refuerzos para mejorar la pasada...