👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

Descanso

¿Has visto esto?

Manuel Machuca
Manuel Machucahttp://www.tresmilviajesalsur.es/
Escritor nacido en Sevilla. Ha publicado tres novelas, una de las cuales, "Tres mil viajes al sur", ha sido finalista del Premio Ateneo de Sevilla. Ha participado y coordinado la antología de relatos "El derbi final"

Jul y Gan se van de vacaciones y a mí no me queda otra, qué le voy a hacer, que irme también. Ha sido una temporada de lo más intensa y deseamos coger fuerzas, porque la que se avecina para el Sevilla Fútbol Club este verano tiene más suspense que la serie de televisión. Que, dicho sea de paso, tenía poco suspense, y mucho de Mariscos Recio, el mar al mejor precio, cigalas para cenas de gala y lubinas para veladas muy finas.

Ahora que parece que Alá mediante, Lopetegui no se marcha al PSG sino que continúa con nosotros, la que se avecina es una revolución en la plantilla, y no solo por prescindir de jugadores sin futuro en el proyecto sino, ay, por desprendernos de nuestros mejores activos, esos que contribuyeron como nadie a la obtención del único título conseguido esta temporada: el Trofeo Zamora ganado por Yassine Bounou.

Tal y como se viene pregonando en estos días, no hay más remedio que volver a los tiempos en los que se compraban jugadores jóvenes y con proyección que luego contribuirían a cuadrar las cuentas mediante traspasos importantes. Parece que otra política no hemos sabido hacerla y que para no perder dinero no basta con los ingresos del Sevilla Fútbol Club que se generan, porque depender de clasificarnos para cuartos de final de Champions para que la economía no se desestabilice es a día de hoy poco menos que una quimera. A ver, por cierto, cómo somos capaces de hacerlo con jugadores en formación. Quizás otra quimera.

Por lo que se desprende de los hechos, la lectura del bajón protagonizado por el equipo en la segunda vuelta tiene que ver con la necesidad de rejuvenecer la plantilla del Sevilla Fútbol Club. Al parecer, las lesiones no se ha debido a un inadecuado manejo de la plantilla por parte del equipo técnico, incluidos los preparadores físicos, y el equipo médico, sino a la veteranía del grupo. El tiempo dará o quitará razones.

Y algo que subyace, y a lo que le hemos dado vueltas en casa sin que Jul convenza a Gan ni lo contrario, porque lo que yo opine no importa, es si el Sevilla Fútbol Club ha llegado a su límite, a lo máximo que podría aspirar como entidad en un fútbol tan economicista como el de hoy. Porque el salto de calidad que se pretendía también precisaba de una nueva política con jugadores experimentados con mucho por dar todavía. Quizás volver a las políticas que nos dieron seis títulos de UEFA y otros más, gloria bendita, no nos pueda llevar a otra cosa de continuar compitiendo en el segundo escalón europeo.

Volver a políticas antiguas es lo que tiene, y bien que las hemos disfrutado con trofeos que jamás soñamos no hace tanto tiempo, aunque es imposible negar que los sevillistas a día de hoy queremos más. Algo legítimo en lo deportivo, pero quién sabe si posible con los números económicos que se mueve. Que el decimocuarto de la liga inglesa se lleve en un pispás a uno de los mejores centrales de Europa es para echarse a llorar. Pero, claro, se llama Diego Carlos, no Mbappé (todavía nos estamos riendo), y por ese, Tebas no va a soltar una lágrima. Las lágrimas se quedan para nosotros.

No nos queda otra, dejemos hacer a los que están, en especial a Monchi. Confiemos en su conocimiento y en su olfato, del que en el cómputo general poco podemos quejarnos. Bajemos el nivel de crispación entre los aficionados, porque poco va a ayudar. Somos conscientes de que la forma en que se ha vendido a Diego Carlos (ahora que ya no está en el Sevilla Fútbol Club sí que podrá ser internacional por España) no ha sido la mejor para contribuir a la serenidad, pero no queda otra. Porque la próxima liga está como quien dice a la vuelta de la esquina por culpa del Mundial de Qatar, y todos necesitamos estar descansados para poder apoyar al equipo y sostenerlo como merece la pasión que sentimos hacia él.

Jul y Gan se despiden de sus compañeros de armas sevillistas hasta la próxima temporada. Esperamos venir bien morenos de la playa por si a Monchi le queda algún hueco en la plantilla. Queda tarea de fichar y colocar, y con el triste descenso del Sevilla Atlético, que se ha ahogado en la orilla, aún más. Confiemos, el amor tiene estas cosas.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El CTA admite el error de Carlos del Cerro Grande

El debut liguero del Sevilla FC frente al CA Osasuna, marcado por la polémica, no deja de traer noticias...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad