La pereza del genio ‘Mudo’

Sección:

El Sevilla Fútbol Club tiene muchísima historia. Épocas malas, horribles, buenas, maravillosas, etc. Sin embargo, hay algo que siempre ha estado presente en sus plantillas: la idiosincrasia de la ciudad hispalense.

No sé si esperaban de un sevillista de finales que no hablase de la fulminante (fulminante en cuanto a juego y sensaciones, no a resultado) victoria del último derbi. Solo voy a decir que soy de aquellos que creen que es el partido más bonito de cada temporada. A pesar de ello, poquito o nada nombraré a los vecinos de la ciudad que hoy están, o deberían de estarlo, a otra historia.

Como decía, el Sevilla Fútbol Club vive preso de su idiosincrasia como club. Portar el nombre de tu ciudad no debe de ser fácil. El arte, el ‘sinvergüenzuneo’, el ‘chulo gracioso’, la pasión. Parezco un anuncio de ‘Giralda TV’, pero es que es así. Un sevillano lo reconoces hasta en Dublin.

Y por ello, el Sevilla Fútbol Club es buen refugio para los artistas, para los genios. Uno de ellos es hoy noticia tras realizar una nueva obra de arte: el ‘Mudo’ Vázquez. El argentino ha vuelto a anotar un gol para que al mundo del fútbol se le rompieran las manos de aplaudir. Espectacular. Cualquier adjetivo se queda corto.

Espera, espera. ¿Qué hace un sevillista de finales elogiando al ‘Mudo’? Un jugador que no dio ‘nada más’ que una Europa League. Un futbolista que terminó apenas sin sumar minutos su estancia en Nervión. Entonces, ¿por qué lo elogio? Él pudo ser mejor que ninguno, pero no quiso. Qué pena de jugador, por flojo no fue a más. Estos son los típicos argumentos que escuchabas en los aledaños de aquel Ramón Sánchez-Pizjuán de 2019. Tanto ‘Mudo’, pero luego nada. Esto entonaban otros.

Pues quizás, por eso lo admiro. Es un genio, y en el Sevilla Fútbol Club también lo fue. Y esto, afortunada o desafortunadamente, va unido al calificativo ‘incomprendido’. Porque así son los genios. Ellos, quizás, no te den ligas o títulos internacionales (luego está ‘el pelusa’ que te gana un ‘scudetto’ solito, pero ese solo hay uno’). Ello están para otra cosa, tocar metal se les queda corto. Son unos mensajeros del arte, unos generadores de fantasías infinitas. Acumulan manos en la cabeza en vez de títulos.

Sin embargo, a los genios no los entiende mucha gente, por eso mismo son incomprendidos. Al ‘Mudo’ lo entendió Sampaoli, que era otro, y menos mal. Estos dos… estos dos se miraban y ya sabían para donde iba cada uno. A eso se le unió que llegó a una tierra de genios, de puro talento. En Sevilla entendemos el arte y, sobre todo, a los genios. En el sur se vive bien, se sabe cuidar a los magos. Y aquí vino a parar el incomprendido del ‘Mudo’ Vázquez.

Aquí, a la tierra de José Antonio Reyes. Querido José, cuanto echamos en falta tu sonrisa por Nervión. Tu magia, tus fantasías. Las mismas ocurrencias locas que el ‘Mudo’. Porque los genios son incomprendidos, aunque algunos se empeñen en llamarlos flojos y perezosos. Porque hasta para un sevillista de finales, los momentos que le da un genio son incomparables con el resto. Ese asombro, esa boca abierta. La alegría del fútbol. Esos, los artistas. Los argentinos y los sevillanos. El perezoso del ‘Mudo’ y el ‘vacilón’ de José Antonio Reyes. La casa de los genios: Sevilla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Oferta por David García

El CA Osasuna estudia el mercado de fichajes de verano. La plantilla rojilla, que comenzó los entrenamientos el pasado...