👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

El triángulo intocable de Montella

spot_img

¿Has visto esto?

Vincenzo Montella tiene clara sus ideas desde que llegó a Sevilla. El italiano planteó un once tipo en el que puede introducir rotaciones. La vuelta de Mercado al centro de la zaga, Correa y Sarabia como extremos y Muriel como delantero titular son algunos de los cambios que el técnico italiano ha introducido. Pero lo más destacable ha ocurrido en el centro del campo, con la vuelta de N’Zonzi, Banega por detrás de Vázquez y la titularidad de este último.

La omnipresencia de N’Zonzi

La discusión de N’Zonzi y Berizzo el día de Liverpool provocó una ruptura en el vestuario. Esto cambió con la llegada de Montella que devolvió al francés a la titularidad que tuvo con Sampaoli. Y con la titularidad volvió la calidad. N’Zonzi ha vuelto a ser el que era la pasada campaña, robando y sacando todos los balones que alcanza. Lo mismo está entre los centrales sacando el balón, que en la banda apoyando a uno de los extremos. Su salida estuvo en boca de todos, pero el jugador aseguró que tras la llegada del nuevo técnico no iba a irse del Sevilla. Esto ha sido vital para los esquemas del equipo, que veían un agujero en el centro del campo con la baja del francés.

Banega sacando el balón

Por todos era conocida la calidad de Éver Banega. Tal y como estaba el mercado, el fichaje del argentino por nueve millones y medio fue una ganga para el conjunto sevillista. Y pese a estar demostrando un gran nivel durante toda la temporada, su mejor momento ha llegado con Montella. Cuando el italiano lo colocó en el centro del campo, emparejado con N’Zonzi, el argentino se ha visto con la libertad creativa que no tenía en la mediapunta. Tener a un jugador que le cubra la espalda es el seguro de vida que Banega estaba echando en falta. Su visión de juego que nadie más tiene en el equipo es clave para que el Sevilla gane partidos.

El mejor Mudo Vázquez

Llegó la temporada pasada como un gran jugador. Y las expectativas condenador a este argentino que rebosa calidad y clase. Franco «Mudo» Vázquez no ha despuntado hasta la llegada del que fuera su técnico en Parma. Montella ha sabido sacar lo mejor del argentino que, apoyado por Banega y respaldado por N’Zonzi, está demostrando su vena más creativa. El gol frente al Leganés ha dado confianza a Vázquez que ve como cada vez más gente lo respalda. El apoyo de la afición es importante para un jugador y él lo sabe. Los resultados están dando credenciales al técnico y a jugadores como él.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

Artículo anteriorLa Copa de Correa
Artículo siguienteEl salto definitivo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Que no pare la fiesta

La semana pasada, Jul y Gan se quedaron un poco tristes por la queja de un gran sevillista como...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad