Tu periódico digital sobre el Sevilla Fútbol Club. Compartimos Afición

Las claves de la eliminación del Sevilla FC de la Champions League

Pésimas noticias para el Sevilla FC, por no decir las peores. Tras tentar a la suerte a lo largo de la fase de grupos, los hispalenses se despidieron de manera definitiva de la Liga de Campeones en Salzburgo. Un fracaso estrepitoso que afecta directamente a los objetivos y la economía del club sevillista este curso. Para comprender la catástrofe consumada, hay que tener en cuenta varios puntos clave que desnudan a un Sevilla Fútbol Club que le quedó gigante esta temporada la UEFA Champions League.

Déficit de atrevimiento en el Sevilla FC

Sin atrevimiento, no hay nada que hacer en la Liga de Campeones. De este factor tan determinante y definitivo careció el Sevilla FC en la fase de grupos de principio a fin.

El elenco sevillista fue incapaz de dar un plus en su descaro particular de cara a ver puerta. En lugar de sacar a relucir esta faceta, los pupilos de Julen Lopetegui optaron por una dinámica de fútbol-control para cubrir sus espaldas. El Sevilla Fútbol Club tuvo entre ceja y ceja conservar el resultado independientemente de lo que marcara el luminoso y el tiempo que le quedará al encuentro. Salvo Ocampos en la fatídica noche de Salzburgo, el resto de nombres propios pecó generalmente de una carencia que dio lugar a un juego desesperante, lento y, por momentos, cobarde. 

A este cóctel hay que añadirle otro factor más: la mayor parte de competidores la Liga de Campeones destacan por un fútbol en el que la verticalidad y la insistencia en llegar a portería contraria son el común denominador. Sin ir más lejos, el propio Chelsea al que se enfrentó el cuadro de Julen Lopetegui la pasada campaña y que finalmente se coronó como rey de Europa.

En este sentido, las noticias del Sevilla FC no dejan de ser más que alarmantes. En otras palabras, la producción ofensiva de los nervionenses es mediocre.

La cadena de errores individuales

Está a la vista de cualquier espectador al corriente de esta edición de la Liga de Campeones; el Sevilla Fútbol Club no puede cometer tantos errores groseros en la máxima competición intercontinental. Detalles que marcan la diferencia entre estar o no en el bombo de los dieciséis mejores de Europa.

A las primeras de cambio, el equipo sevillista cometió en la primera jornada ante el Salzburg tres penaltis en media hora para unos compases después quedarse con uno menos tras la expulsión de En-Nesyri al simular un penalti que le costó la segunda amarilla.

Parecía algo que iba a quedar en lo anecdótico, pero no. Ante el Lille y en el Ramón Sánchez-Pizjuán, el Sevilla FC repitió con aquellas noticias más desgraciadas que iban a quedar en el olvido. En esta ocasión, Delaney con un penalti impropio de su categoría y cuando el equipo tenía el partido bajo control.

En Salzburgo, no hubo dos sin tres. Joan Jordán se fue a la calle en menos de cinco minutos por dos amarillas, fruto de la desesperación generada tras el gol de Okafor. Por ende, el tanto del suizo se produce tras una desatención defensiva a nivel general, además de un fallo infantil de Montiel al entregar un balón por dentro en plena presión alta de los austriacos. Demasiados errores inocentes para tan poco margen de tiempo. Fallos individuales que tocaron de lleno a varios futbolistas, moldeando una versión del Sevilla Fútbol Club anticompetitiva.

La desconexión mental del Sevilla FC

Sin duda alguna, el factor que más noticias preocupantes deja en el Sevilla FC de Julen Lopetegui esta campaña. Ante la adversidad, el elenco nervionense es incapaz de remar para contrarrestar un factor en contra.

Si el rival abre la lata, difícilmente el cuadro sevillista es capaz de recomponerse, tal y como ocurrió en el Stadion-Salzburg. Pero no solo si parte con desventaja en el marcador; un penalti en contra como el de Delaney en los últimos minutos del Sevilla Fútbol Club-LOSC Lille, condenó al colectivo al abismo de la remontada del rival. Da igual cual sea el factor en contra que, a la mínima que se produzca, la tropa hispalense se viene abajo mentalmente. A tal punto fue esta problemática que un equipo como el RB Salzburg te contemporizó los tiempos del partido cual Bayern en semifinales de la Liga de Campeones. Un rival que, con su victoria ante el Sevilla FC, logró su primer pase a una ronda final del máximo torneo a nivel de clubes. Si en Europa eres incapaz de sufrir, mal andamos.

Al fin y al cabo, la eliminación del elenco blanquirrojo en Liga de Campeones y su paupérrima actuación confirma un hecho que justifica con enteros por qué hay que hablar de fracaso: El Sevilla Fútbol Club no dio un salto cualitativo, más bien un paso hacía atrás. En un grupo en el que partía con favoritismo, los chicos de Julen Lopetegui lograron una victoria y 6 puntos de 18. Una autoeliminación en toda regla.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Hay caso Mejbri

Los problemas del Sevilla FC no parecen haberse solucionado tras las incorporaciones del pasado mercado de fichajes. El club...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

ADBLOCK DETECTADO

Hemos notado que estás utilizando un bloqueador de anuncios. Entendemos completamente la necesidad de una navegación limpia y rápida, pero nuestra página depende de la publicidad para proporcionar contenido de calidad y mantener el sitio en funcionamiento. Para disfrutar de las noticias desactiva el ADBLOCK y refresca la pagina

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock