Julen Lopetegui, en el encuentro ante la Real Sociedad | Imagen: Javier Barroso
Julen Lopetegui, en el encuentro ante la Real Sociedad | Imagen: Javier Barroso

El técnico vasco, que ya se siente sevillista, ha trabajado sin parar parar tras los prejuicios que tenía la afición sevillista en su pasado, tanto en la selección española como en el Real Madrid. Julen Lopetegui ha dado al Sevilla una seña de identidad propia. Presión, velocidad, desborde, colocación y sacrificio. Tan solo le falta un fleco, que es el del tema Dabbur. La afición quiere ver al israelí  y más aun con la falta de gol que tienen los delanteros del Sevilla, a pesar del gol de Luuk de Jong frente al Levante.

Lopetegui, dudas resueltas

La afición fue muy crítica con la decisión de Monchi de firmar al técnico vasco como entrenador del Sevilla para la temporada 19/20. La manera en la que dejó la selección a puertas del primer partido de la Eurocopa y su pasado en Oporto que no fue del todo bueno. Pero sobretodo, la etapa en el Real Madrid. La temporada Del Real Madrid, con la salida de Cristiano, fue muy complicada y el vasco no supo gestionar ni la plantilla ni los resultados.

Julen Lopetegui parecía ser un hombre frío, serio y poco fiable. Pero a base de constancia, esfuerzo y trabajo en silencio está dando la vuelta los malos presagios que hacía la afición sevillista con su contratación. El Sevilla es sexto con 16 puntos, a 3 puntos del líder y con 9 de 15 posibles fuera de casa. Además, en la Europa League lleva 6 de 6 y ningún gol encajado.

Dabbur, principal problema

Julen Lopetegui sigue sin darle la oportunidad a Munas Dabbur. El técnico vasco insiste con Luuk de Jong y su alternativa es Chicharito. El holandés lleva 1 gol en 7 partidos y el mexicano aun no se ha estrenado en liga, pero lleva ya 2 en la Europa League.

La afición sevillista desea ver a Dabbur con una oportunidad para demostrar su valía, más aun con el doblete en 45 minutos con su selección. Lopetegui debe gestionar de la mejor manera este tema, ya que lo peor que puede ocurrir en el Sevilla es estar en contra de la afición.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here