viernes 19 julio 2024
38.1 C
Seville

Derrota en Mallorca, bochorno en Sevilla

Los de Diego Alonso visitaron al RCD Mallorca en busca de buenas noticias para el Sevilla FC y con la obligación de traer los tres puntos a la capital andaluza. Los nervionenses tienen que alejarse de los puestos de descenso y, como consecuencia, acercarse a los puestos europeos de LaLiga. Por todo ello, los visitantes debían saltar a Son Moix con la intensidad necesaria para lograr sus objetivos. No fue así y, durante la primera mitad, los sevillistas no sacaron nada positivo y comenzaron por detrás en el marcador con un tempranero gol mallorquín. Ya en la segunda mitad, los nervionenses apretaron un poco más, pero sin resultado positivo en lo que a goles respecta.

La primera parte del Sevilla FC, de mal a peor

Con un ambiente cálido en el estadio del RCD Mallorca, arrancó una primera mitad en la que el club hispalense se presentó con las ideas claras. Sin embargo, fue el conjunto local el encargado de dominar el esférico durante los instantes iniciales. Esto no significó que los primeros ataques llegaran en las botas de los jugadores mallorquines. En este caso, fue Lucas Ocampos quien, tras una contra muy bien desarrollada por los nervionenses, gozó de la primera ocasión del choque. Desde entonces, ninguno de ambos conjuntos logró hacerse con el control del choque y el partido se convirtió en una lucha por mantener el balón. En estos momentos de idas y venidas, Cyle Larin recibió el balón en la frontal del área hispalense y anotó su primer gol de la temporada para adelantar a su equipo.

Lo normal después de recibir un gol es tratar de igualar el marcador lo más pronto posible. No obstante, no siempre es así. El Sevilla FC no comenzó el enfrentamiento con muy buenas noticias y, tras el primer tanto mallorquín, continuó sin sentirse cómodo sobre el césped. Afortunadamente, para los de Diego Alonso, esta incapacidad para crear ocasiones fue evolucionando positivamente, pero sin conseguir una presión constante sobre los de Javier Aguirre. Ante esto, el técnico uruguayo decidió mantener las líneas adelantadas, aunque sin efecto sobre la faceta ofensiva sevillista.

Pasado el ecuador de la primera mitad, poco o nada cambió en el enfrentamiento. Además, a la pésima situación de los visitantes se le sumó la lesión de Dodi Lukebakio. La mala suerte y, sobre todo, el abominable juego rojiblanco, hizo que los aficionados andaluces no pudieran sacar nada positivo de unos primeros 45 minutos muy decepcionantes por parte del equipo dirigido por Diego Alonso. A pesar de todo esto, Lucas Ocampos volvió a tener el gol muy cerca, pero Rajkovic demostró sus reflejos con una gran parada. Con un RCD Mallorca muy cómodo y un Sevilla tratando de poner en apuros al portero final, finalizó una primera mitad muy negativa para actual campeón de la UEFA Europa League.

La mala suerte se apodera del Sevilla FC

Sin cambios, pero con la idea de remontar la situación, volvió a saltar al césped los hispalenses después de una primera mitad que dejó mucho que desear. El primer objetivo para cambiar el marcador fue volver a dominar la posesión del balón, esta vez aprovechándola para crear peligro constantemente. En frente, una defensa muy rocosa de los de Javier Aguirre impidió a los nervionenses, durante estos primeros compases de la segunda mitad, entrar en el área mallorquina. El RCD Mallorca se encontró muy cómodo durante estos minutos y no podía dormirse. De hecho, Youssef En-Nesyri aprovechó los espacios a las espaldas de la defensa local para buscar la mejor de las noticias para el Sevilla FC, el primer gol.

Este nivel ofensivo tenía que mantenerse constante si los de Nervión quería igualar la contienda en San Moix. Por otro lado, a las pocas llegadas rojiblancas se le suma el gran nivel de Rajkovic bajo los palos. El guardameta serbio impidió el empate tras una gran parada a Sergio Ramos. Tras esta ocasión, los de Diego Alonso no cesaron en su empeño. De hecho, Adrià Pedrosa anotó el empate del partido, aunque este gol fue anulado por una supuesta mano de Youssef En-Nesyri. Todo eran malas noticias para el Sevilla FC, aunque no podían bajar los brazos a falta de tantos minutos.

Tras estos instantes, con un conjunto hispalense muy motivado y creando peligro, las llegadas visitantes volvieron a ser tímidas. Además, el RCD Mallorca quiso volver a tener protagonismo en ataque y con el balón. De hecho, Marko Dmitrovic tuvo que salvar los muebles, parando un mano a mano contra Antonio Sánchez. Los extremos se convirtieron en la principal baza del Sevilla FC para sacar buenas noticias, aunque sin acierto. Por su parte, los locales buscaron crear peligros a través de las contras y los espacios que dejaron los defensores nervionenses. Ante la imposibilidad hispalense de anotar el gol que supondría el empate, el marcador se mantuvo con el 1-o de la primera mitad. San Moix celebró la primera victoria de la temporada en LaLiga a costa de la mala situación de los de Diego Alonso.

Los goles del choque

1-o (Minuto 11): Tras un mal control de Samu Costa, Cyle Larin recibió el balón en la frontal del área y envió el balón a la red, pasando el balón cerca del palo de Dmitrovic.

A pensar en Europa

El Sevilla FC cayó en tierras baleares y suma una nueva derrota a este inicio de temporada muy decepcionante. Además, acumula nueve partidos en LaLiga sin conocer la victoria. Esto, acerca a los de Diego Alonso a la zona de descenso, lo que preocupa a la afición hispalense. Próximo objetivo, clasificarse para la UEFA Europa League en Francia y dejar a un lado el pésimo rendimiento en la competición doméstica.

 

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

24 COMENTARIOS

  1. Que ganas tengo de leer la noticia más esperada…
    Diego Alonso destituido, acompañada de La directiva del Sevilla FC dimite en su conjunto. Esas son las noticias que hay que dar y dejarse de tanta ohana. Ahora las declaraciones del entrenador serán que han jugado bien, han tenido ocasiones y la culpa es del árbitro que nos han anulado el gol y no han pitado un penalti. Venga ya dimisión de directiva ya y destitución del entrenador ya no esperéis al lunes

  2. Es el mejor entrenador para hacernos jugar en segunda el año que viene. El equipo es una mierda, comenzando por Castro, Del Nido hijo, resto del Consejo y Orta y terminando por el entrenador y el 90% de los jugadores. Por cierto, el responsable de la mierda de Plantilla es Monchi, que escapó para seguir cobrando, dentro de nada dirá que de pequeño era del Aston Villa, hipócrita mercenario.

  3. Yo pienso que la única manera de que la directiva se valla es que ningún sevillista valla al próximo partido ,es lastimoso y me da mucha pena que se estén cargando a algunos jugadores que lo dan todo ,esto no va por los jugadores va por la mala gestión, ánimo Sevilla

  4. Entre los árbitros y la directiva que parece que les gusta que los árbitros hagan esto con el Sevilla y así sacudirse kas culpas ellos nos echan a segunda Dimisión de la directiva YA no podemos permitir que los árbitros se rían de nuestro Sevilla Yo no me Presentaria al próximo partido

  5. Es importante que llegue el mercado de fichajes y se refuerce el equipo en determinadas posiciones, como un portero con garantías, un delantero centro de área,, un mediapunta y un organizador de juego que sustituya a Rakitic,,, además de dar salida al menos a 6 jugadores que no están a la altura del Sevilla FC,,, da igual al entrenador que se traiga cuando no hay una plantilla competitiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

La opción blanquiazul para el mediocentro

En el entrenamiento de puertas abiertas que sucedía en la Ciudad Deportiva Dani Jarque había muchas caras nuevas y...