rony-lopes-apoel.jpg

El delantero del Sevilla FC Rony Lopes fue el invitado del programa de Roberto Arrocha, «A Balón Parado». En la entrevista, el nuevo jugador del conjunto hispalense habló sobre su difícil camino para llegar al fútbol, sus primeros días en Sevilla, su forma de ser, qué objetivos se plantea en el Sevilla y cuáles son los sueños que quiere cumplir el jugador en el equipo sevillista.

Un futbolista trabajador

La primera cuestión a la que respondió Rony Lopes fue sobre su forma de entrenar. Rony afirmó que es de los primeros de llegar a la Ciudad Deportiva y de los últimos en irse del entrenamiento. Y es que al portugués le gusta mucho trabajar para «ser mejor todos los días y es para eso que trabajo. Hay momentos más difíciles en el fútbol, pero hay que estar concentrados en lo que uno quiere y eso es lo que intento hacer».

Bajo el duro entrenamiento, la constancia y el trabajo llegó Rony Lopes al fútbol de élite. Pero, como declaró durante la entrevista, el camino hacia el fútbol profesional no ha sido nada fácil para Rony, ya que «nada de lo que tengo hoy en mi vida ha sido fácil. Todo ha sido muy muy difícil, yo he trabajado mucho, pero he tenido la suerte de que tengo una familia que está siempre conmigo y tengo muy buenos amigos. Siempre que han venido momentos difíciles en mi vida los he tenido a ellos para ayudarme».

Aun así, lejos de mostrar una actitud negativa, el portugués reconoció que «a mí me gustan las cosas así, las cosas que no son fáciles, me gusta tener las cosas difíciles porque al final disfruto más y es mucho mejor«.

Los sueños de Rony Lopes

Tocó el turno para hablar de lo que espera el extremo sevillista, tanto a nivel individual como en el conjunto de Nervión. Rony reconoció que lo que quiere es «ganar muchos títulos, ser un jugador reconocido mundialmente y eso es lo que quiero hacer«. Y todo ello con la camiseta del Sevilla, ya que afirmó que «me gustaría ganar títulos, porque desde que llegué aquí ya vi que tenemos una afición muy buena, que está con el equipo. Me gustaría dar todo a la afición, ganar títulos y ser reconocido«.

Una afición sevillista que ha impactado y mucho a Rony Lopes. El jugador comentó que durante la previa frente al Real Madrid, en el paseo del autobús al estadio, grabó a la hinchada rojiblanca. «Viví un momento que nunca había vivido en mi vida. Fuimos desde el hotel al estadio y ya en la salida del hotel había un ambiente de locos. Te da una motiviación muy grande para jugar«.

De hecho, siguió profundizando en la importancia que tiene la afición sevillista para el equipo y para Rony Lopes. El portugués afirmó que tiene muchas ganas de jugar, ya que el fútbol «es mi vida y es lo que me gusta hacer, y cuando juegas en un estadio con una afición así, te da una motivación para querer más. Cuando estás cansado, te dan ganas de correr más, así me gusta ser. Soy una persona que cuando quiere hacer algo, le pongo muchas ganas y voy a intentar hacerlo de todas las maneras».

En cuanto al objetivo que se marca en el Sevilla FC, el extremo no quiso desvelarlo hasta final de temporada, ya que es algo que siempre hace. Explicó que «en el Mónaco tenía el objetivo de marcar diez goles. Todo el mundo me preguntaba que cuál era mi objetivo y yo no decía nada. Al final de la temporada metí 17 goles y ya sí dije el objetivo al principio de temporada. Así que en el final de la temporada diré cuál era mi objetivo».

Su fichaje por el Sevilla

Era un anhelo de Monchi, incluso cuando el director deportivo sevillista estuvo en Roma. De hecho, Rony Lopes afirmó que su traspaso se había producido gracias a Monchi, que habló durante mucho tiempo con el representante del jugador. «Era muy difícil porque el Mónaco estaba pidiendo mucho dinero. Una semana antes de irme de vacaciones, mi representante me llamó para decirme que había hablado con Monchi y con el Sevilla, que estaban muy interesados en mí y quieren que vayas al Sevilla. Yo le contesté que me parecía muy bien, sé que el Sevilla es un gran club, para mí entre los cinco clubes grandes de España» declaró el jugador.

Tras volver de las vacaciones, el fichaje se quedó paralizado y no se produjo, explicaba Rony Lopes. «Volví de las vacaciones y fueron pasando las semanas. Empecé a entrenar con el Mónaco e hice toda la pretemporada. Fue entonces cuando me llamó mi representante para decirme que la operación se había complicado, que también estaban negociando con Ben Yedder. Entonces yo estaba listo para quedarme en el Mónaco, hasta jugué el primer partido de la Liga Francesa. Pero un día después, mi representante me volvió a llamar y me dijo el lunes vas a viajar a Sevilla para firmar por el club«.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here