El Sevilla FC cae en Leicester y activa las alarmas

Sección:

Tras el batacazo del Sevilla FC en la Emirates Cup, los hispalenses estaban obligados a ofrecer las mejores noticias posibles en el encuentro frente al Leicester City. Julen Lopetegui dio un lavado de cara radical a la apuesta presentada en Londres con la presencia de canteranos como Iván Romero, Pablo Pérez o Kike Salas. Por su parte, Brendan Rodgers optó por un once que apenas contaba con tres novedades respecto a su último amistoso. Finalmente, el Sevilla FC cerró el fin de semana en tierras británicas con otra derrota que deja sensaciones muy preocupantes.

Una reedición de la Emirates Cup

Julen Lopetegui dio la sorpresa en el choque apostando por un esquema 3-4-3. En este caso, Lucas Ocampos y Pablo Pérez actuarían como carrileros e Iván Romero como referencia. Otra de las noticias más reseñables fue la disposición del Sevilla FC sin pelota, concretamente, lanzando la presión con varios hombres en campo contrario. Por su parte, el Leicester City buscaría hacer daño al cuadro sevillista insistiendo con la posesión de pelota. Pese a la alternancia de dominio, los foxes encontraron la primera oportunidad en ataque en una contra que finalizó Barnes desde el costado zurdo. Los hispalenses se sentían cómodos en zonas interiores, mientras que en los carriles sucedía totalmente lo contrario. En este sentido, la mayor parte de las pérdidas sevillistas en defensa se produjeron en los costados como consecuencia a las exigencias de los británicos en el pressing.

Pasados los primeros quince minutos, saltaron las alarmas en el elenco nervionense. En una carrera Suso acabó resentido muscularmente, provocando así su salida del terreno de juego y la respectiva entrada de Munir al verde. En lo futbolístico, el Sevilla FC se desdibujó. Ahora aparecía cierta lentitud en las transiciones y apenas soluciones que remediaran los problemas sevillistas en su fútbol. Aún con todo este negativo panorama, los hispalenses gozaron de una clara ocasión a balón parado antes de que se cumpliera la primera media hora de encuentro.

En los últimos compases del primer acto, los de Julen Lopetegui desnudaban sus enormes problemas para defender a campo abierto. Cualquier riesgo sevillista en la entrega suponía una pérdida y, con ello, contraataques que los hispalenses eran incapaces de frenar con certeza. Respuestas defensivas impropias de un equipo Champions que rezaba por que el trencilla mandara a los veintidós protagonistas al túnel de vestuarios. Sorprendentemente, el elenco andaluz tuvo otra opción en ataque con un disparo de Munir en la media luna que se marchó por muy poco. Inmediatamente, Iván Romero gozó de una ocasión de oro gracias a un control dentro del área espectacular que, si no llega a ser por Fofana, quizás habría supuesto el 0-1. Tras un disparo de Maddison a balón parado, Stuart Attwell mandó a Leicester City y Sevilla FC a los vestuarios con un primer acto sin noticias en el luminoso.

Un Sevilla FC sin plan B ni ideas

En el segundo tiempo, el Sevilla FC no contó con noticias individuales en el once, pero sí en el dibujo. Julen Lopetegui volvió a alinear un 4-3-3, el esquema habitual del de Asteasu. Por la parte del Leicester City, Schmeichel y Amartey dispondrían de 45 minutos en el encuentro. Respecto al guion, la historía mantuvo su linealidad. El conjunto hispalense carecía de plan B y, por consiguiente, los once protagonistas vivían en un manojo de nervios constante. Los foxes eran más agresivos, más certeros en sus decisiones, pero sobre todo, más verticales que los andaluces. Pese a que el arranque no contaba con el mayor ritmo posible, el cuadro de Brendan Rodgers seguía dominando a una tropa de Julen Lopetegui que se negaba a atreverse en su fútbol. Nuevamente, Harvey Barnes, el mejor de los locales, pudo romper la lata, pero el palo le negó el gol.

Cumplida la hora de choque, la fase de dominio pasó al lado sevillista. Sin embargo, la tónica con pelota del Sevilla FC careció de noticias y evidenció una vez más la escasez de ideas de los hispalenses. De ese déficit, James Maddison sacó petróleo tras zafarle el esférico a un inocente Ocampos, provocando un contraataque mortífero que acabó con el gol de los foxes.

En los últimos veinte minutos y con 1-0 en contra, el equipo blanquirrojo debía dar un paso al frente. Lopetegui volvió al sistema de tres e introdujo a Pedro Ortiz para reestructurar la sala de maquinas. Aún con las modificaciones, el Sevilla FC seguía acumulando pésimas noticias en lo futbolístico, hasta tal punto de que Patson Daka pudo poner el segundo para los suyos, pero que para fortuna sevillista no acabó al fondo de las mallas. Inmediatamente, el técnico de Asteasu apostó por nuevas caras en ataque, entrando Luismi, Nacho Quintana y Zarzana para buscar el empate a la desesperada. En esta ocasión, el delantero madrileño tuvo la oportunidad para mostrarse con un disparo de verdadero peligro. Como respuesta a la ocasión hispalense, el Leicester dispuso de una ocasión manifiesta de gol, pero Dmitrovic impidió una ventaja mayor. Derrota sevillista y fin de semana preocupante en todos los sentidos.

Los goles del Leicester City-Sevilla FC

1-0: Ocampos se durmió en campo sevillista y James Maddison montó un contraataque que finalizó Dewsbury-Hall con la ayuda de Kike Salas.

Una última prueba antes del partido en Pamplona

Tras un fin de semana para el olvido en tierras británicas, el Sevilla FC tendrá una última prueba antes de arrancar de manera oficial el curso futbolístico 2022/23. El próximo 6 de agosto, los de Julen Lopetegui reciben en el Ramón Sánchez-Pizjuán al Cádiz CF con motivo de la celebración del Trofeo Antonio Puerta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Yerson Mosquera se deja querer

En Castellón el fútbol se vive de forma intensa y si no que se lo digan a los aficionados...

Antes de irte... mira esto: