El Sevilla, letal en el último cuarto de hora

    0
    772
    Un Sevilla que sigue batiendo récords

     

    Dicen que nunca se rinde. Pocas veces un lema se cumple tanto como el que reza el himno del centenario del Sevilla, que se une a otro, el de Casta y coraje. No se trata de dos frases vacías de contenido sino que, como suele subrayar el Presidente del Sevilla, José Castro, “forma parte del ADN del sevillismo” y el conjunto nervionense lo pone en práctica en cada partido. La prueba evidente de ello está en los resultados. El Sevilla es el equipo que más puntos ha conseguido hasta la fecha cuando el partido llega a los últimos quince minutos, un total de 15.

    No sólo casta y coraje, también calidad

    En la vida, los lemas son importantes. Suelen ser frases cargadas de motivación que definen algo o a alguien y que ayudan a superar adversidades. Paro también hace falta algo más que palabras. Ya lo dijo José Castro durante la presentación de Stevan Jovetic: “Además de casta y coraje, hace falta calidad”. Y el Sevilla la tiene. La tiene en el campo, con unos jugadores que hacen que el fútbol que practica el equipo sea uno de los mejores del campeonato. Y la tiene en el banquillo, con un entrenador que guía a esos jugadores y hace posible que desarrollen ese fútbol.

    El efecto Sampaoli

    Jorge Sampaoli ha impregnado en los jugadores un espíritu competitivo que les llevan a exprimir hasta la última gota de esfuerzo en cada partido, incluso cuando parece que ya no quedan más energías. El Sevilla se vuelve más peligroso cuando el desenlace del partido se avecina. Muchas victorias han llegado en el último cuarto de hora del choque y ya son quince los puntos que ha cosechado el cuadro hispalense en ese tramo del encuentro.

    En el enfrentamiento ante Las Palmas, el pasado domingo, lo volvió a demostrar. En un choque muy disputado, el equipo grancanario acabó haciéndose dueño del centro del campo y del balón, así que el Sevilla recurrió a otra estrategia, el contragolpe. Y la jugada le salió bien a Sampaoli, que también acertó en los cambios, ganando su duelo particular en los banquillos a Quique Setién. En el minuto 80, llegó el gol de Correa, aprovechando la asistencia con la cabeza de Iborra, tras un saque de puerta de Sergio Rico.

    La calidad de una plantilla que, una vez más, ha configurado el Director General Deportivo, Monchi, y la capacidad de un entrenador para que esos jugadores den lo mejor de sí hasta el último aliento, hacen posible que el Sevilla sea letal en la recta final de los partidos se cumpla esa máxima que todo sevillista lleva en la sangre: Dicen que nunca se rinde.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
    • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Su consentimiento.
    • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.