Wallace, en un encuentro con la Lazio | Imagen: EFE

Una de las posiciones que más se ha reforzado en este mercado es el puesto de defensa central. Las llegadas de Koundé y Diego Carlos han elevado el nivel de la plantilla en esa demarcación. Pero aún se les busca salida tanto a Kjaer, como a Gnagnon y Sergi Gómez. Por lo tanto, si se consigue que estos tres jugadores salgan del club, el centro de la defensa necesitaría al menos un refuerzo. Y en estas circunstancias aparece el nombre de Wallace, central brasileño de 24 años que pertenece a la Lazio. Su representante es Jorge Mendes, con el que Monchi ya ha mantenido conversaciones esta temporada por el fichaje de Óliver Torres o Fernando.

En conversaciones

Según publica el medio italiano Il Messagero, Jorge Mendes y el Sevilla ya se encuentran en conversaciones por el central. El jugador, que tiene un valor de mercado de 6,5 millones según Transfermarkt, es diestro pero puede jugar tanto de central derecho como izquierdo. La temporada pasada disputó 20 partidos, en los que consiguió anotar un gol. Wallace, canterano del Cruzeiro, ya ha jugado en Portugal, con el Sporting de Braga, en Francia con el Mónaco y actualmente en Italia con la Lazio. Parece que Mendes le está buscando una salida, pues lo ha ofrecido ya a varios equipos europeos. Algunos de ellos son el Mónaco, Benfica, Valencia o Deportivo. Aunque son el conjunto francés y el Sevilla los que están en conversaciones más avanzadas.

Cambios necesarios en defensa

La revolución que se anunció a principios de verano era tan evidente como necesaria. Las carencias del equipo, sobre todo en la zona defensiva, han propiciado que los movimientos hayan sido constantes. Han llegado dos nuevos centrales, mientras que se ha dado baja a Wöber y Mercado. Y aún se está a la espera de que salga algún descarte más. En el partido ante el Espanyol, se vio a un Sevilla mucho más serio en defensa. La pareja formada por Diego Carlos y Carriço se entendió a las mil maravillas, y en los últimos minutos también pudo debutar Koundé. Y si finalmente se queda alguno de los tres descartes, se tendrá que contar con él. Los movimientos en defensa se alargarán hasta el final del mercado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here