17.3 C
Seville
martes 1 diciembre 2020

Viva la vida en sevillista

¿Has visto esto?

El juzgado falla a favor de Sevillistas Unidos 2020

Tras el éxito de la petición solicitada por José Castro de tomar medidas cautelares contra Del Nido de cara a...

Youssef En-Nesyri, jugador del mes de noviembre

Según los lectores de La Colina de Nervión, Youssef En-Nesyri ha sido el mejor futbolista del Sevilla FC durante...

Julen Lopetegui, las bajas y cómo afrontan el partido ante el Chelsea

El Sevilla FC se enfrenta al Chelsea el próximo miércoles y su técnico, Julen Lopetegui, compareció ante los medios...

Rodri; Chacón, Toñanes, Hita; Costas, Santos; Lora, De Diego, Acosta, Eloy y Berruezo. La primera alineación del Sevilla Fútbol Club, que me aprendí a principios de la década de los 70 del siglo pasado cuando aún no tenía ni 10 años, nunca se olvida. Ahí había dos fijos en la selección española, Hita y Lora, quienes daban cuenta de la relevancia de nuestro equipo en el concierto del balompié español. Vivir en sevillista siempre ha sido motivo de orgullo pero ahora, más que nunca.

Seamos sinceros; la trascendencia del Sevilla Fútbol Club en el fútbol nacional se ha limitado durante décadas a contribuir con algunos jugadores internacionales, a clasificarse esporádicamente para la Copa de la UEFA y a alcanzar algunas semifinales de la Copa del Rey. Y con ello nos sentíamos felices aunque estos logros fueran alternando con descensos y cánticos de “otro año igual”. Sobre todo, durante la presidencia de Luis Cuervas, en la que siempre empezábamos la temporada con objetivos europeos que rara vez se alcanzaban cuando llegaba junio. Eran aquellos tiempos en los que nuestro máximo consuelo era ser superiores en el duelo interno de la ciudad.

En nuestro Ramón Sánchez-Pizjuán, hemos disfrutado de grandes peloteros. El argentino Daniel Bertoni provocó mi primer sentimiento eufórico cuando fue fichado poco antes del inicio del Mundial de su país en 1978, en el que fue una de las estrellas de su selección. ¡¡Habíamos fichado a un campeón del mundo!! No era nuestro primer mundialista ni sería el último, pero sí era nuestro primer campeón del mundo, aunque su presencia no tuviera grandes repercusiones en términos clasificatorios ya que el deambular por mitad de la tabla seguía siendo nuestro sino con raras excepciones.   

Después, llegó el binomio preciosista Francisco-Pintinho con su estreno 0-4 en La Romareda, las internacionalidades de Rafa Paz y Manolo Jiménez, el cruce de acera de Conte y Carvajal, los goles a mansalva de Polster y Zamorano, la zurda asombrosa de Davor Suker e, incluso, la llegada del mejor del mundo, Diego Armando Maradona; pero ni por ésas nos asomábamos a la zona noble de la clasificación. Nuestro mal fario lo representó como ningún otro Rinat Dassaev. Llegó como el mejor portero del mundo, una auténtica estrella mundial, y a los pocos meses ya había caído al foso de la Universidad con su coche, en un extraño accidente de madrugada, después de varias ‘cantadas’ que mejor no recordar.

Pero, como todo es susceptible de empeorar, la conversión del club en sociedad anónima no llegó a consumar el descenso administrativo pero sí nos trajo la llegada al accionariado de dos funestos moradores de la presidencia, Rafael Carrión y González de Caldas, quienes efectivamente nos llevaron a la Segunda División y a la ruina económica.

Este breve resumen de 30 años de vivencias sevillistas de la centuria pasada repletas de sombras y algunas luces contrasta con la fulgurante trayectoria de nuestro club en el siglo XXI que todos conocemos. Si disfrutamos y gozamos nuestras andanzas cuando las alegrías se contaban con los dedos de una mano, entenderán que la sangre roja no haya dejado de hervir desde que nuestro siempre amado Antonio Puerta enganchara aquel zurdazo que nos llevó a la primera final europea.

Son 14 años viendo la vida de un color blanquirrojo que cobra mayor intensidad cuando se realiza el siguiente ejercicio que les recomiendo. Pinchen en este enlace, miren la clasificación de clubes europeos y deléitense viendo la posición en la que se encuentra el Sevilla Fútbol Club. ¡Quién te ha visto y quién te ve, Sevilla de mis amores!

Hagan otro segundo ejercicio: busquen en Internet los presupuestos de los otros nueve equipos europeos que nos acompañan en la clasificación de los diez mejores del continente y compárenlos con el nuestro. Quizás, en este momento, ya seamos capaces de valorar en su justa medida la proeza de lo realizado hasta ahora.

Y si aún llegan a tener dudas sobre la grandeza actual de nuestra entidad, lean y escuchen a los dirigentes y entrenadores de aquellos equipos europeos con los que nos enfrentamos, tanto en Champions como en Europa League. A estas alturas, ya estarán convencidos de que la insignificancia a nivel nacional del siglo XX se ha transformado en trascendencia internacional de primer nivel en el exiguo plazo de una década y media y sin que medie ninguna inversión multimillonaria de petrodólares ni de fondos de inversión exóticos.

Lo que corresponde ahora, por tanto, es disfrutar. Por mucho que la vida nos traiga virus malignos, nos aleje de nuestros futbolistas y nos arrebate el ambientazo del Sánchez-Pizjuán en las grandes noches europeas y en las citas menos glamourosas de los fines de semana; por mucho que el mundo que nos rodea se haya afeado por un sinfín de mascarillas impersonales que nos uniformizan; por mucho que cunda la desazón ante la inoperancia y estulticia de los dirigentes nacionales e internacionales que deberían insuflar optimismo en un momento de emergencia sanitaria; por mucho que la parálisis económica amenace con vaciarnos los bolsillos, que crezca la incomodidad por la alteración de nuestras costumbres habituales, que cunda la pena por el distanciamiento de los seres queridos a un metro y medio; o por mucho que este 2020 sea el año más inútil de nuestras vidas; mandemos todo a hacer puñetas y gocemos, disfrutemos, sintamos hervir la sangre roja y demos rienda suelta a la pasión sevillista.

Cuando siento hartazgo por la política, la economía o la sociedad; cuando cunde el pánico por la salud; cuando me apena lo perdido, siento en sevillista. Sólo así la vida es mejor.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El juzgado falla a favor de Sevillistas Unidos 2020

Tras el éxito de la petición solicitada por José Castro de tomar medidas cautelares contra Del Nido de cara a...

Youssef En-Nesyri, jugador del mes de noviembre

Según los lectores de La Colina de Nervión, Youssef En-Nesyri ha sido el mejor futbolista del Sevilla FC durante el mes de noviembre. La...

Julen Lopetegui, las bajas y cómo afrontan el partido ante el Chelsea

El Sevilla FC se enfrenta al Chelsea el próximo miércoles y su técnico, Julen Lopetegui, compareció ante los medios de comunicación para analizar el...

Vaclík, sobre su renovación: «Es difícil hablar sobre eso»

El portero Tomas Vaclík fue el elegido para comparecer ante los medios de comunicación en la rueda de prensa previa al partido de Champions...

Franco Vázquez se deja querer por la Serie A

Julen Lopetegui insiste en cada comparecencia la necesidad de disponer de todos los jugadores de la plantilla. Sin embargo, es obvio que jugadores como...

Antes de irte... mira esto:

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad