El Sevilla FC se hace con la cuarta copa UEFA de la Europa League, en Varsovia | Imagen: UEFA
El Sevilla FC se hace con la cuarta copa UEFA de la Europa League, en Varsovia | Imagen: UEFA

Vivimos fechas, donde la ilusión crea miradas llenas de impaciencia.  Una impaciencia que, cargada de un excesivo nerviosismo navideño, trata de desvelar los primeros regalos del año. Y sí, no lo podemos negar, la derrota frente al Granada CF no entregó ningún obsequio a la afición sevillista.  Los goles del contrincante dejaron en “Fuera de Juego” a muchas miradas impacientes que esperaban saborear la primera victoria rojiblanca del año.

Pero a una mirada impaciente, le sigue un recuerdo motivante. Y este es el motor que provocó la salida de miles de aficionados sevillistas hacia el partido de la derrota. Aunque el primer partido no haya sido el primer regalo del año, podemos saborear la esencia de un recuerdo motivante. A decir verdad, en el obsequio del recuerdo, podemos conmemorar los tantos regalos que nos ha entregado el Sevilla FC a lo largo del 2015. El porcentaje de victorias del equipo nervionense superó al de la Juventus y, tener a Unai Emery entre los cuatro mejores entrenadores del mundo, para muchos aficionados es más que motivante. De esta forma la entrega del Sevilla FC a nivel anual, convierte en simple una derrota ocasional. O al menos, esperemos que sea de índole ocasional.

Si hablamos de regalos, hablamos de la consagración del sevillismo en la historia del fútbol europeo. El cuarto título de la copa de la UEFA Europa League, uno de los mayores obsequios que recuerdan a la afición lo motivante del sentimiento rojiblanco, recalca el verso del himno “sevillista seré hasta la muerte”. Es el regalo de hacernos sentir grandes, invencibles y a la vez luchadores, ante la sorprendente final contra el Dnipro. Una Europa entera cesó para dirigir su mirada impaciente al enfrentamiento del equipo rojiblanco. Nos regaló la alegría, la ilusión de creer juntos en la victoria. Y esta, es la esencia del recuerdo motivante.

De igual forma, la victoria ante el Espanyol regaló a la afición una despedida de año inolvidable con el séptimo triunfo consecutivo en Liga. Crecimos el pasado año y, que ante todo, prime la esperanza de que lo seguiremos haciendo. Cuatro copas de la UEFA Europa League, cinco Copas de España y una Supercopa de Europa dan para mucho. Seguir al Sevilla FC es contar con un equipo que gracias a su historia, ya ha regalado recuerdos motivantes a la afición.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.