El suero intravenoso de Nasri

    0
    369
    Nasri observa el balón en un lance del partido en Zagreb | Imagen: UEFA

    Todo comienza con la publicación, en el perfil de Twitter del centro de salud y bienestar Drip Doctors, de un tuit que aseguraba que habían administrado a Samir Nasri un tratamiento a domicilio de goteo intravenoso IMMUNITY. En la Pagina web del citado centro, con sede en la calle Hope de Los Ángeles y oficina también en la calle Dean Martin Drive de Las Vegas, se explica que este tratamiento consiste en una infusión para mejorar el sistema inmune y prevenir enfermedades relacionadas con los viajes.

    captura de la web de Drip Doctors sobre el tratamiento IMMUNITY

    Según se asegura, el suero contiene Vitaminas C y B, Lisina y Zinc, combinados con nutrientes para combatir las superbacterias y virus comunes. Tras esta explicación de los componentes de esta fórmula para luchar contra los super enemigos del organismo, nos aclaran que este es un tratamiento preventivo de resfriados y gripes, perfecto para viajeros, dicen, y que aumenta la salud inmunitaria y la claridad mental.

    Podrá discutirse si este remedio es efectivo o si estamos ante la versión moderna de los charlatanes de “curalotodos” de las películas del Wéstern, a 200 dólares, por cierto, dice la web de Drip Doctors. Ese no es el problema. El problema está en la última de las indicaciones que la web da sobre el tratamiento, puesto que asegura que se administra un litro de suero que contiene dichos ingredientes. La cantidad es importante porque la normativa anti-dopaje no solo prohíbe sustancias especificas, sino también métodos y prácticas que, aunque no involucren sustancias prohibidas, como es el caso, tienen igualmente la consideración de dopaje.

    Método prohibido

    En concreto son tres los métodos prohibidos. Por sonados y polémicos casos, se conoce el primero de ellos, las transfusiones de sangre, mientras que casi de ciencia ficción parece por el momento el método tres, referente a manipulaciones genéticas. Pero el método numero dos es el que afecta a este caso. La Disposición General 14216 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, de 17 de diciembre de 2015, vigente actualmente, determina que, en relación a la manipulación química y física:

    Se prohíbe lo siguiente:

    1. La manipulación, o el intento de manipulación de las muestras tomadas durante los controles de dopaje, con el fin de alterar su integridad y validez. Esto incluye, pero no se limita a sustitución y/o adulteración de la orina, por ejemplo, proteasas.
    2. Las perfusiones intravenosas y/o inyecciones de más de 50 mililitros por intervalo de 6 horas, excepto las recibidas legítimamente en el transcurso de admisiones hospitalarias, procedimientos quirúrgicos o de revisiones clínicas.

    El apartado segundo es de aplicación en este caso porque, si es cierto que Nasri se ha administrado el tratamiento tal y como está descrito por la web de la clínica, entonces los 1.000 mililitros de suero multiplican por veinte la cantidad permitida de cualquier infusión, sea de las sustancia que sea, permitida en un periodo de seis horas.

    Dificil excusar a Nasri

    Por eso, La Agencia Española para la Protección de la Salud en el Deporte se ha interesado por este caso al que Samir Nasri y el Sevilla tendrán que hacer frente. Las opciones de evitar sanciones pueden ser pocas y pasan por, o bien negar que se haya administrado el tratamiento, desmintiendo a la clínica, o demostrar que no se ha administrado el tratamiento completo con la cantidad que dice la clínica. Más complicado se antoja que puedan acogerse a las excepciones de ingreso hospitalario, porque la clínica dice haber actuado a domicilio, ni procedimiento quirúrgico alguno, ni revisión clínica, puesto que estos servicios no los da la institución implicada. Tampoco parece razonable acogerse a que el tratamiento respetara los 50 mililitros cada seis horas, puesto que inyectar 1.000 mililitros a razón de 50 cada seis horas, supondrían 120 horas, 5 días, permanentemente enchufado al gotero.

    De cualquier modo, Los juristas del club harían bien en concienciarse de que, la defensa en un caso de dopaje no es como la justicia ordinaria. En los procesos de dopaje ya está comprobado que la carga de la prueba recae, tras la apertura del expediente, en la defensa y no en la agencia instructora. La presunción de inocencia se sobrepasa en estos casos. Interesa moverse rápido para aclarar el asunto y despejar las dudas sobre si Nasri se ha sometido a algún tratamiento o no y, de ser así, cual ha sido el método seguido, porque si el mismo ha sido el que aparentan las publicaciones de la clínica, el caso Nasri se puede complicar mucho.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
    • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
    • Legitimación Su consentimiento.
    • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
    • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.