Desde los tiempos de Andrés Palop, el Sevilla no vive cierta estabilidad en uno de los puestos más importantes sobre el terreno de juego. El debate bajo los palos está servido. El portero es ese futbolista que tiene un trabajo en la sombra y que cualquier error que comete suele acabar en gol. Responsabilidad máxima para todo aquel que defiende el marco. Los andaluces han podido disfrutar de grandes cancerberos en los últimos años.

La 2016/17 empezó con un Sergio Rico como titular indiscutible pero unas actuaciones un tanto dubitativas por su parte iniciaron un debate en el que desde el primer momento se barajó la incorporación de un portero consagrado que le ofreciera competencia en el puesto e incluso lo relegara a la suplencia. Por aquel entonces, la secretaría técnica comandada por Monchi se movió rápido y entabló negociaciones con Sirigu, guardameta italiano que jugaba en el PSG. Finalmente el fichaje se cerró y el deseado portero llegó a Nervión.

Sergio Rico respondió

Fruto de la casualidad o no, Sergio Rico ofreció un cambio radical en sus prestaciones y hasta este tiempo ha vuelto a ser el de la temporada pasada. A pesar de este crecimiento, Sampaoli decidió darle minutos a Sirigu pero el propio italiano acabó con esta oportunidad en San Mamés. Una acción absurda acabó con el experimentado portero expulsado por un codazo sobre Aduriz.

El debate pasa a un segundo plano

Tras consagrarse bajo los palos Sergio Rico, el debate pasa ahora al segundo portero. David Soria continúa recuperándose de la lesión que lo tiene apartado de los terrenos de juego desde el 11 de agosto. La gravedad de la misma hay que valorarla teniendo en cuenta que se produjo en su mano derecha, una de sus herramientas principales como guardameta.

Por su parte, Salvatore Sirigu cumplirá ante el Leganés su segundo y último partido de sanción tras la absurda acción ante el Athletic Club. El italiano volverá a ser suplente ante la ausencia del canterano David Soria y habrá que esperar a su recuperación para ver donde se coloca uno y otro.

Historias paralelas

La pasada campaña el Sevilla vivió un culebrón ciertamente parecido. Sergio Rico disputó el puesto de titular con Beto y el portugués terminó siendo relegado a la tercera posición en la lucha por la titularidad bajo los palos a favor de David Soria. El espigado cancerbero terminó siendo el titular en la Europa League y las garantías ofrecidas fueron dignas de un portero de primer nivel. Al final de la campaña Beto dejó la disciplina rojiblanca y la portería quedó copada por jugadores de la cantera, todo un éxito para la fábrica de Nervión.

En función del camino que decida tomar Sampaoli en esta situación, tendrá unos beneficios u otros. Sirigu, a pesar de su borrón en Bilbao, es un portero de garantías. En condiciones normales le pelearía la titularidad al internacional español Sergio Rico.

Por otro lado está David Soria, futbolista joven y que se encuentra en pleno proceso de formación, aunque el año pasado ya hizo un curso intensivo en Europa. Relegarlo a tercer portero podría cortar su proyección en este caso. Quizás lo mejor sería buscarle una salida en forma de cesión. Así se sentiría importante en otro equipo y regresaría totalmente consagrado. Como siempre, la última palabra la tendrá Jorge Sampaoli.

En esta competencia va a salir ganando el Sevilla por encima de todo. Los tres protagonistas de esta historia entrenarán a tope para convencer al argentino. Eso repercutirá positivamente en la mejora de su rendimiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.