El Sevilla derrota 1-0 al Éibar | Imagen: Laliga

Sabía Mendilíbar que, si quería poner en dificultades al Sevilla, debía presionar fuerte arriba para impedir que el cuadro nervionense iniciara el juego cómodamente. Y eso fue lo que hizo. El Éibar salió muy metido en el partido, asfixiando a la zaga sevillista que, por momentos, pareció desconcertada. Peña, Sergi Enrich y Pedro León hicieron la vida imposible a la línea de tres centrales que había puesto Sampaoli. El técnico argentino ya avisó en la previa que el cuadro armero sería un rival muy exigente y no se equivocó.

Parecía que el Sevilla se desquitaba de la presión vasca, en una llegada al área rival a los cinco minutos. Lenglet cabeceó un centro de Sarabia pero su remate no creó demasiados problemas a Yoel. A los catorce minutos llegó la segunda jugada de peligro para el Sevilla, tras una bonita triangulación en el centro del campo, Franco Vázquez centró al área vasca y Jovetic no remató por pocos centímetros.

A partir de entonces comenzó a estirarse tímidamente el Sevilla. N’Zonzi y Nasri comenzaron a gobernar el centro del campo, buscando continuamente las bandas, en donde Sarabia por la derecha y Escudero por la izquierda, intentaban buscar vías alternativas al juego sevillista. Pero la presión vasca no cesaba, provocando errores en la salida de la pelota en el conjunto hispalense que, a punto, estuvo de costarle caro.

Sarabia adelanta al Sevilla

Y al igual que ocurrió contra Las Palmas, el gol del Sevilla llegó de la forma más directa. Jovetic recogió un balón largo que tenía a Ben Yedder como destinatario, colocó un centro en el área y Pablo Sarabia, que ya había metido el miedo en la defensa armera en otra ocasión anterior, remató a placer, estableciendo el 1-0 en el marcador.

Pero el gol de Sarabia no descompuso en absoluto al equipo visitante, que siguió presionando y agobiando a los centrales sevillistas. Jovetic tuvo en sus botas la oportunidad de aumentar la ventaja, al plantarse solo delante de Yoel, pero su disparo, flojo y con poco ángulo, se marchó desviado a córner. El primer tiempo se consumó con dos jugadas a balón parado del Éibar que intentó, sin éxito, marcharse al descanso con un empate en el luminoso.

Sampaoli cambia el sistema

A pesar de ir ganando, Jorge Sampaoli no estaba satisfecho con lo que veía en el campo, y decidió mover el banquillo. Mariano entró por Mercado y, de esta forma, el equipo volvía a la línea de cuatro defensas en el fondo, con Lenglet y Rami como pareja de centrales y Mariano y Escudero en los laterales. El cambio permitía también a N’Zonzi actuar con algo más de libertad por delante de la zaga y mejorar la salida de balón del Sevilla.

Pero la segunda parte comenzó como la primera, con el Éibar fuerte arriba y con un Sevilla atascado en la sala de máquinas. Nasri estaba bien tapado por los centrocampistas del cuadro armero y, cuando la pelota no llega al francés, el equipo sufre. En una ocasión que el conjunto nervionense logró superar la presión visitante, Franco Vázquez se plantó solo en el balcón del área pero, cuando se disponía a rematar a puerta, Lejeune le arrebató la pelota.

Sevilla lento y errático

Mientras, los despistes en la zaga hispalense continuaban y cerca estuvo el Éibar de aprovecharlo en una ocasión pero, afortunadamente para los intereses sevillistas, Fran Rico remató desviado. Sampaoli decidió hacer el segundo campo y dio entrada a Vitolo en lugar de un Ben Yedder poco afortunado. Pero el equipo seguía lento en la circulación y errático en los pases.

A los 69 minutos, Sampaoli sacó a un Nasri que no tuvo su mejor noche y metió a Kranevitter, con la intención de fortalecer el centro del campo y, quizá, reservar al francés para la trascendental cita del próximo miércoles ante el Leicester. Vitolo sorprendió por el flanco derecho y pudo conseguir el 2-0, pero su disparo golpeó el lateral de la red de la portería defendida por Yoel.

El Éibar llegaba con frecuenta a la meta de Sergio Rico pero, afortunadamente, pecaba de imprecisión en los disparos a puerta. Nuevamente el Sevilla pudo aumentar la ventaja, esta vez fue N’Zonzi quién no acertó a batir al cancerbero armero, tras un pase magistral de Vitolo. La grada comenzó a impacientarse al ver que su equipo era incapaz de enlazar tres pases consecutivos.

Vitolo Sentencia

Cuando el partido llegaba a su desenlace, llegó la sentencia de Vitolo, en un contragolpe bien gestionado por Jovetic que, anteriormente, había tenido la oportunidad de marca pero esta vez asistió a Vitolo y el canario batió a Yoel. Quizá demasiado castigo para un Éibar que había hecho un partido serio en el Sánchez-pizjuán pero no fue capaz de contener la potencia del cuadro nervionense. Tres puntos más en el casillero del Sevilla que sigue en la zona privilegiada de la tabla.

 

Ficha técnica:

Sevilla FC: Sergio Rico, Lenglet, Mercado (Mariano 45’), Rami, Sarabia, Escudero, Nasri (Kranevitter, 69’), N’Zonzi, Franco Vazquez, Jovetic y Ben Yedder (Vitolo, 58’).

Éibar: Yoel, Escalante, Capa, Sergi Enrich, Peña (Nano, 82’), Dos Santos, Fran Rico, Arbilla (Luna, 66’), Lejeune, Pedro León y Adrián (Bebé, 66’).

Goles: Sarabia, 30’; Vitolo, 90′

Tarjetas: Arbilla, 61’; Mariano, 68’;

Árbitro: Alfonso Javier Álvarez Izquierdo, perteneciente al colegio catalán.

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de la Liga Santander, disputado en el Ramón Sánchez-Pizjuán. 33.186 espectadores

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.