viernes 23 abril 2021
25.3 C
Seville

El Sevilla duró hasta la lesión de Jesús Navas

¿Has visto esto?

 

16 minutos. Eso fue lo que duró el partido del Sevilla anoche, frente al Atlético de Madrid, en el que volvió a encajar una dolorosa goleada, otra más. En ese momento, se produjo la lesión de Jesús Navas, que tuvo que abandonar el campo dos minutos después, sustituido por Layún. La marcha del palaciego dejó tocado al equipo que, hasta entonces, había sido muy superior a su rival y se hundió por completo con el error de Banega que propició el gol de Diego Costa.

Nadie imaginaría al principio del partido que el Sevilla acabaría encajando una nueva manita (y ya van cinco esta temporada). Montella volvió a confiar en el mismo once que utilizó cuatro días antes contra el Manchester United y que viene usando en cada partido, una alineación que ya se sabe de carrilla el aficionado sevillista. Pero enfrente encontró un Atlético de Madrid dolido por la eliminatoria en la Copa del Rey y con ganas de revancha. Y esta vez, el cuadro de Simeone fue demasiado rival para un Sevilla que comienza a dar preocupantes signos de flaqueza física.

El conjunto nervionense comenzó muy bien el partido, con un control casi absoluto del balón y encerrando al Atlético en su campo. Empezó tan bien, que a los 3 minutos pudo adelantarse en el marcador en una doble ocasión clamorosa, pero Muriel volvió a errar un gol, cuando el público ya se lamía los labios. El colombiano recibió un pase en el interior del área y, delante de Oblak, disparó al cuerpo del cancerbero. El rechace lo recogió Correa que golpeó con rosquita, pero la pelota se marchó fuera.

Regalo de Banega

Esa jugada de Muriel podría haber cambiado el rumbo del partido, pero el colombiano se está mostrando muy errático en ocasiones muy claras de gol, como el pasado miércoles contra el Manchester United. Y cuando se perdona de esta manera ante un rival como el Atlético, se paga muy caro. Aun así, el Sevilla siguió llevando la manija del partido y los del ‘Cholo’ parecían incapaces de sacudirse el dominio hispalense. Hasta que Jesús Navas se echó la mano al gemelo de la pierna derecha y pidió el campo. Era el minuto 16, mientras el estadio coreaba el nombre de Puerta.

El de Los Palacios tuvo que salir del campo lesionado y ahí se acabó el partido para el Sevilla. Su lugar lo ocupó un Layún que está a años luz del nivel de Navas e, incluso, del resto del equipo. Con la marcha del canterano, se acabó la energía de los de Montella, que estaban haciendo más daño precisamente por esa banda.

El Atlético de Madrid comenzó entonces a tener más la pelota y buscar a Diego Costa que, durante toda la noche, fue un quebradero de cabeza para Mercado y Lenglet. A la media hora de juego, se produjo la jugada desgraciada de la noche. El árbitro pitó una falta de Diego Costa a Lenglet donde, además, el hispano-brasileño simuló de forma descarada y sin escrúpulos una agresión del francés que no existió. En el saque de esa falta, la pelota llegó a Sergio Rico y éste cedió a Banega, pero el argentino no se percató de la presencia de Diego Costa que, como un león al acecho, se la robó al despistado Banega y marcó el 0 a 1 con comodidad.

Equipo descompuesto

El gol terminó de hundir al Sevilla, que fue incapaz de reponerse. Otra vez volvieron a aparecer los errores defensivos que tanto están penalizando al equipo en la temporada. Antes del descanso, Griezmann hizo el segundo, un golazo que vino precedido de una jugada en la banda derecha (donde estaba Jesús Navas) en la que el cuadro de Montella mostró una pasividad inexplicable y fue incapaz de repeler el peligro rojiblanco.

En la segunda parte, lejos de mostrar una mejor cara e intentar levantar el resultado, el equipo salió aún más aturdido, mientras que el Atlético, con el orgullo herido tras la eliminación copera, continuó buscando la portería de Sergio Rico, aprovechando la vulnerabilidad de la defensa hispalense, para hacer más daño. Así, al poco de reanudarse el partido, Diego Costa ingresó en el área solo y fue derribado por el portero sevillista. Griezmann se encargó de ejecutar y materializar la pena máxima. El fantasma de la goleada se apareció de nuevo en Nervión.

El 0 a 3 acabó con cualquier mínima esperanza de remontada y el Sevilla pareció sacar la bandera blanca de la rendición. El equipo estaba descompuesto y físicamente muerto. Y lo peor es que todavía quedaban 40 minutos por jugarse. Montella sacó a Ben Yedder por Correa, desplazando a Muriel a la banda izquierda. Pero la presencia de dos delanteros en el césped no aumentó la capacidad del Sevilla en ataque. El conjunto colchonero era demasiado fuerte atrás, todo lo contrario de los nervionenses, y conseguía alejar cualquier mínima expresión ofensiva sevillista.

Otra manita

Poco después, otro fallo defensivo, impropio de un equipo de primera división, provocó el cuarto gol rojiblanco. Mercado cedió a Sergio Rico, pero no se dio cuenta de que Griezmann estaba por ahí. El francés asistió de tacón a Koke, que entraba solo, y marcó. Y un cuarto de hora después, en el minuto 81, llegó el quinto y definitivo, en una penetración en el área de Saúl, sin ninguna oposición, que asistió a Griezmann, incomprensiblemente solo en el punto de penalti, para completar su hat-trick en la noche.

Ya con Vitolo y Gameiro en el campo, estuvo a punto de llegar el sexto gol del rival, en una jugada dentro del área sevillista casi cómica, por la imposibilidad por parte de la zaga de despajar el balón. En los últimos minutos, el Atlético entendió que ya era suficiente y bajó los brazos. En ese momento, el Sevilla hizo dos goles para maquillar un resultado que no oculta la realidad. Y la realidad es que el equipo nervionense encajó la quinta manita en esta temporada, dos de ellas, en casa.

Esta derrota estrepitosa deja al Sevilla a diez puntos del cuarto puesto, que ocupa el Valencia y hace prácticamente imposible cumplir con el objetivo marcado a principio de temporada de entrar en Liga de Campeones.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El Granada CF, un rival asequible en Nervión

El Sevilla FC recibirá al Granada CF en el partido correspondiente a la jornada 32 de LaLiga Santander. Los hispalenses están a un único punto de conseguir el billete a la Champions League por segunda temporada consecutiva. Para certificar tal objetivo, el Sevilla FC se enfrentará a un rival que ha salido dañado de sus últimas visitas a Nervión y que además viene firmando una racha negativa de resultados lejos de Granada.

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad