Gracias, equipo

Sección:

Al fin terminó LaLiga. Jul y Gan no querían que llegase, yo tampoco, por supuesto, pero que la plantilla de nuestro querido Sevilla Fútbol Club pueda descansar como merece y que la temporada próxima reestrenemos los sueños, es algo que por el bien de los jugadores, deberíamos agradecer. Ahora le toca a Monchi, que, a falta de escribir el prólogo del libro sobre Diego Armando Maradona y que nos tiene sobre ascuas, aún más con las calimas de estos días, tendrá que dedicarse a renovar la plantilla.

Ha sido un fin de semana muy alegre en nuestra casa. Nosotros hemos batido el récord de puntuación y el equipo del vecino ha logrado clasificarse para un torneo que siempre estuvo devaluado, que era capaz de ganarlo cualquiera y que era poco más la extensión de un torneo veraniego durante todo el año. Menos mal que ahora, coincidiendo con su clasificación para disputarlo, al fin tiene el prestigio y el valor que nunca hasta ahora tuvo. Quizás fue por eso que lo sorprendimos renovando el tinte rubio de su perro Hulio-17 en una de las franquicias de The Can Barber Shop que hay en nuestro barrio. Era para celebrarlo, claro que sí, porque, como bien sabemos todos, ganarán el torneo en menos que cuenta un chiste su inspirado y agudo líder.

También ha sido motivo de alegría en casa, todo hay que decirlo, que Zidane haya encontrado el verdadero culpable de que su Real Madrid no gane la liga y él no tenga más remedio que quedarse otro año: el Sevilla Fútbol Club. Qué le vamos a hacer, otro broche de oro para una magnífica temporada de nuestro equipo, aunque el soberbio (tómese la acepción de la palabra que cada cual estime conveniente) entrenador francés no se acuerde de derrotas de su equipo en su casa ante equipos como el Cádiz o el Alavés.

Cuando escuchamos esa excusa propia de niño malcriado y llorón, tan propia de la ciudad, Jul no pudo contenerse:

― Menos mal que no jugamos el último partido contra ellos, porque si llega a serlo, el calvo acaba dándole un cabezazo en la boca del estómago a Lopetegui.

Los tres recordamos al escuchar a Jul el broche final a su carrera de futbolista en aquella final del Mundial que también perdió.

― Y luego hubiera dicho que mentó a su hermana. Vamos, lo de siempre― continuó.

― Eso les pasa― afirmó Gan― por haber echado a Valdano. Si lo hubieran aguantado, habría bajado al vestuario del árbitro a recordarle cómo se tienen que hacer las cosas.

Y es que el equipo de Valdebebas, y si bebas no conduzcas, al igual que la señora que ganó las elecciones, creen que España es un cantón suizo que limita con Móstoles y sus empanadillas por un lado y Chinchón y su aguardiente por otro, y el resto, los chicos y chicas de provincias, no somos más que sus vasallos, necesarios para tenerlos entretenidos y para que ellos puedan jugar a cualquier cosa siempre y cuando ganen. Y si no ganan, pinchan la pelota y se van con sus amigos del Barça (dos caras de la misma moneda que esquilma) y la Juve a montar su campeonato. Qué lástima que en el resto del país no veamos esta realidad que, en el caso del fútbol, no simboliza sino otra cara de lo mismo que sucede con lo demás.

― Pelillos a la mar y que les den― intervino Gan―. No perdamos ni un solo segundo más en esos adolescentes caprichosos. Hoy toca disfrutar de la hazaña, y no acordarse del rebote que aprovechó Kroos ni de las ocasiones perdidas frente al Athletic, ni de tantas circunstancias que suceden en el fútbol que un día nos dan y otras nos quitan. Hoy es día para el agradecimiento, para agradecer a los futbolistas el inmenso esfuerzo desarrollado en dos temporadas que se unieron por culpa de la pandemia y del éxito europeo de nuestro Sevilla Fútbol Club.

― Y acordarnos de los que han dado todo por nuestra camiseta y que ahora nos dejan, luchando hasta el último momento por el equipo. Gracias.

Y gracias por amar estos colores. Por darle valor a la victoria, por aprender de la derrota y por tener una idiosincrasia tan alejada de aquellos que ni saben ganar, ni mucho menos perder. Como dijo Gan, que os vayan dando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

El Atleti pierde altura

Las noticias que deja la eliminación europea del Atlético de Madrid no son buenas. Los colchoneros llegaban al encuentro...

Antes de irte... mira esto: