👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

Desvergüenza histórica

spot_img

¿Has visto esto?

El paso de las horas serena el ánimo lo suficiente como para calibrar en su justa medida lo acontecido en el Estadio de La Cerámica el domingo por la tarde y recordar cuándo fue la última vez que el Sevilla Fútbol Club tiró un partido de manera tan indigna. La memoria no ha de irse, sin embargo, tan atrás: la última fue en el mes de diciembre cuando la goleada endosada por el Chelsea al Sevilla FC se consideró como algo accidental. Ocurre que eso del accidente es como el comodín del público, que sólo se puede utilizar una vez; por lo tanto, la segunda ya no puede catalogarse como algo fortuito que ocurre porque tiene que ocurrir sino que ha de tener consecuencias -o al menos debería tenerlas-  para aquellos que persisten en comportamiento tan indeseable.

Salvo en la temporada 17-18, de infausto recuerdo, en la que el equipo dirigido por mediocres como Berizzo y Montella fue goleado por oponentes tan menores como el Eibar o el Celta, no se recordaba un episodio tan bochornoso, con el agravante de que en aquellas ocasiones el Sevilla FC recibía goleadas por incapacidad de sus entrenadores y en esta campaña, sin embargo, los atropellos se producen por incomparecencia premeditada tanto del técnico como de los jugadores. La desvergüenza con la que se empeñó la plantilla del Sevilla Fútbol Club el pasado domingo queda aún más en evidencia si se compara con el comportamiento que a esa misma hora estaba teniendo el Celta en Barcelona, donde volteó el marcador teniendo en juego lo mismo que tenían los nuestros, sólo tres puntos, ya que su incidencia cualitativa en la clasificación era irrisoria. Sin embargo, el tal Coudet fue capaz de insuflar a sus jugadores el ánimo ganador y la honra deportiva que Julen Lopetegui no supo transmitir a los suyos, por la sencilla razón de que no se puede transmitir lo que no se siente.

Horas después de tan desagradable acontecimiento, nada se ha escuchado a ningún futbolista ni al entrenador de disculpa por haber arrastrado el escudo de nuestra entidad por el césped del Estadio de La Cerámica: nada se sabe de ese Diego Carlos deseoso de calzar chanclas por Copacabana, ni de ese Rakitic ávido por comer caracoles en Pino Montano con la familia, ni de ese Bono de destino familiar incierto pues es un internacional marroquí, nacido en Canadá con raíces argentinas. Sólo por mencionar a los tres grandes autores de la catástrofe villarrealense. Bien está que ninguno de ellos tenga arrestos suficientes como para dar la cara en público, pero no estaría de más que la diera la propia entidad para evitar que se tome por costumbre cometer semejante afrenta.

Bien está considerar un accidente perder un puñado de cientos de miles de euros al tirar de forma tan lamentable el partido ante el Chelsea de Liga de Campeones; pero la persistencia en el comportamiento debiera obligar al club a restañar el daño cometido por los jugadores al no pugnar con el ímpetu suficiente por las decenas de millones de euros con las que se premia el quedar como tercer clasificado en el campeonato liguero. De la misma manera que la entidad estaba dispuesta a primar sustancialmente a la plantilla por el mérito de ganar los cinco últimos partidos ligueros, también, en reciprocidad, debiera castigar el comportamiento tan indigno que sus empleados tuvieron en la cita dominical. A ningún trabajador le puede salir gratis ausentarse de su puesto de trabajo por desidia ni marcharse de vacaciones a su antojo, bajo riesgo de que se convierta en costumbre, como parece que está ocurriendo en este Sevilla FC de Julen Lopetegui, cuyos éxitos históricos son tan incuestionables como su gusto por desatender aquellos compromisos que no son de su interés. La temporada 20/21 de nuestro equipo va a pasar a la historia por muchos méritos de indudable importancia que deben ser reconocidos y aplaudidos, pero también va a serlo por las goleadas encajadas vergonzosamente.

No obstante, de sabios es encontrar aprendizaje incluso en los acontecimientos más negativos de la vida, de ahí que convenga aprovechar el desastre en territorio castellonense como lección de futuro. Poner en duda los conocimientos deportivos del artífice de la actual grandeza del Sevilla Fútbol Club sería una osadía pero algo reconfortaría el ánimo si el León de San Fernando hubiera refrescado en su mente, tras la debacle, un axioma incuestionable: no se ganan partidos en el fútbol moderno sin tener una delantera eficaz. Esta verdad indudable la revivió precisamente en la figura de uno de sus últimos grandes descubrimientos, el colombiano Carlos Bacca, ese colombiano al que sacó del ostracismo de la liga belga para convertirlo en figura internacional en el Sevilla FC, ahora ya en retirada. Bien estaría si los cimientos de la mente ‘monchidiana’ se hubieran removido lo suficiente como para encarar el inminente mercado de fichajes con la tarea ineludiblemente marcada de reemplazar la dupla EnNesyri-De Jong por otra de alta capacidad resolutiva en el área contraria. A fin de cuentas, tampoco es tan difícil.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

2 Comentarios

    • Gracias por tu comentario, estimado lector. Si fuera acompañado de algún argumento, quizá podría saber si llevas razón. En cualquier caso, te agradezco que hayas empleado tu tiempo en leerlo. Un saludo sevillista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Julen Lopetegui, Augustinsson, Rafa Mir… y los datos del Sevilla FC en Balaídos

El Sevilla FC se ha reencontrado con la victoria en su partido ante el RC Celta de Vigo. Tras...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad