Sevilla FC Sergio Rico
Sergio Rico, con el PSG | Foto: PSG

El primer ministro francés, Édouard Philippe, anunció el pasado martes 28 de abril la suspensión de toda competición deportiva en territorio galo. Es por ello que ya se puede analizar el papel de los dos futbolistas cedidos por el Sevilla FC a equipos de la Ligue 1: Sergio Rico (PSG) y Joris Gnagnon (Stade Rennais). Los jugadores vuelven y la pelota está de nuevo en tejado sevillista. El club de Nervión tendrá que empezar a pensar qué hacer con ellos de cara a la próxima temporada.

Cromos de vuelta al álbum sevillista

Por una parte, Rico ha vivido su segunda temporada lejos del Sánchez-Pizjuán. En la primera de ellas, tras ser declarado transferible en 2018, llegó al Fulham inglés, donde disputó un total de 32 partidos. Durante esos 2.880 minutos, el canterano consiguió dejar la portería a cero en 6 encuentros, encajando, por el contrario, 59 goles en contra. Datos que no ayudaron al equipo a salvar el lugar en la categoría reina del fútbol británico y acabó descendiendo.

En el PSG, la historia ha sido totalmente diferente. A la sombra de un Keylor Navas que llegó a la capital parisina tras conquistar por tercera vez consecutiva la Liga de Campeones con el Real Madrid, Sergio Rico solo ha tenido oportunidad de disputar 720 minutos. A lo largo de estos 8 partidos, ha tenido que recoger hasta en 6 ocasiones el balón de la red, siendo 4 los encuentros que consiguió dejar la portería a cero. Lo más importante de esta andadura es que puede volver al Pizjuán con un nuevo título bajo el brazo –el de liga-, a expensas de lo que decida la organización sobre cómo zanjar la temporada.

Por otra parte, el caso de Gnagnon es distinto. El central volvió cedido al Stade Rennais. En la contienda ha experimentado un crecimiento que ha ido de menos a más, y lo ha llevado a disputar una suma de 2.226 minutos. A lo largo de los 31 partidos que ha vestido la elástica negra y roja, el francés ha visto 5 tarjetas amarillas, marcado 2 goles –sendos tantos en UEFA Europa League- y dado una asistencia de gol en la Ligue 1. En esta última el equipo disfrutaba, hasta la suspensión forzosa, del tercer puesto.

Jóvenes que convencen

El papel de ambos futbolistas ha levantado el interés de los equipos para los que han trabajado esta temporada. Sergio Rico ha convencido en París, aunque su actuación en el penúltimo partido jugado por el PSG le restó algo de crédito. En París sopesan la idea de ejercer la opción de compra de 10 millones de euros, a sabiendas de que el jugador finaliza su contrato con el Sevilla FC en 2021. Por otra parte, en el equipo de Rennes no verían con malos ojos hacer volver a un Gnagnon que, si bien no ha llegado al nivel que mostró en la temporada 2017-2018, sí ha solventado la papeleta de su regreso con una nota aceptable.

Ambos clubs conocen la postura del equipo hispalense. Estos son futbolistas que no cumplieron con las expectativas y la actitud del propietario es la de revalorizarlos a nivel de mercado. Por esta razón, la operación requiere, sí o sí, de minutos que en el conjunto de la capital de Andalucía no se les puede prometer.

Contratiempos para el Sevilla FC

Al equipo sevillista le toca ahora decidir qué hacer con estos dos jugadores, pero en el horizonte encuentra varios quebraderos de cabeza. El principal es esta situación de crisis mundial que afecta a todas y cada una de las parcelas de la sociedad. Los equipos se ven obligados a enfrentarse a un futuro incierto en el plano económico, que demanda un cambio de rumbo absoluto. A esto hay que sumar la nueva medida de la FIFA para controlar el mercado, que entraría en vigor la temporada que viene. Esta limita el número máximo de cedibles a ocho futbolistas –el Sevilla FC tiene esta temporada cedidos a otros equipos una cantidad de hasta trece jugadores.

A todo esto, hay que añadir la falta de efectivos en zonas como la portería, en la que Bono no termina de caer en gracia como segundo de Vaclík, y una defensa que ha sido un constante quebradero de cabeza y cuyas posibles bajas de Sergi Gómez y de un Diego Carlos por el que se pelea media Europa, hay que tener en cuenta. La actitud que tiene el Sevilla FC, con la mayoría de los futbolistas cedidos a otros equipos, es la de volver a ponerse el mono de trabajo para encontrarles otro destino. Sin embargo, todo esto podría llevar a una serie de ajustes que significaran nuevas oportunidades para estos. El club tiene que hacer frente a esta inesperada crisis que se avecina, y deberá hacer encaje de bolillos para salir lo menos malparado posible.

1 Comentario

  1. Ojalá vuelva pronto, con dos porteros del nivel de Rico y Vaclik sería más fácil poder lograr los objetivos de la temporada. Gran artículo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.