👉🏻#CompartimosAfición 👈🏻

Compartimos Afición

La fuerza de las palabras

¿Has visto esto?

«Una imagen vale más que mil palabras», se suele decir. Sin embargo, muchas veces no somos conscientes del poder que tiene lo que decimos. Son fuente de inspiración en muchos casos pero también pueden infundir desaliento y desánimo. Ahora que nos acercamos peligrosamente a fechas navideñas, me viene a la cabeza como ejemplo la película Elf.

Un elfo que no encaja pero que, a pesar de todo, se escuda en su inocencia infantil para combatir la crítica. Sin embargo, a medida que los minutos de la película transcurren y las críticas se van repitiendo, el elfo va cediendo ante la visión negativa que todos tienen de él. La moraleja de la película es que el entorno de Elf solo veía las cosas desde una perspectiva, sin molestarse en ver las cosas desde el punto de vista del protagonista.

Somos libres de expresarnos, una suerte que no tienen los ciudadanos de Eritrea, por ejemplo, donde la libertad de expresión no existe. Pero… ¿le damos un uso adecuado a este derecho?. En pleno siglo XXI, somos testigos de cómo las redes sociales son hervideros de críticas, buenas o malas. Muchos usuarios escriben con la firme intención de herir y lo hacen bajo un nombre falso y una foto de perfil irreal. Todos somos libres de opinar pero, a veces, no somos conscientes del daño que pueden provocar esos pensamientos dichos en voz alta y sin filtros. Juzgamos la profesionalidad, el aspecto físico, las creencias …

En el universo del fútbol esto va mucho más allá. Criticamos las actuaciones arbitrales, el rendimiento de los equipos, la profesionalidad de los jugadores y entrenadores… Es cierto que mirar los toros desde la barrera nos da la posibilidad de enfocar las cosas de otro modo, pero hasta qué punto nos legitima para opinar. Recuerdo el partido entre el Sevilla FC Femenino y el Rayo Vallecano Femenino. El equipo de Cristian Toro se puso por delante en el marcador, pero, al final, el choque terminó en empate. Ese resultado tuvo muchas lecturas, una de ellas el posible error en los cambios de Nadia Karpova y Sabrina Flores. Ambas estaban a un gran nivel, pero ¿tenemos la certeza de que si no las hubieran sustituido el partido hubiera terminado de una manera diferente?. Yo puedo pensar que sí y dar mis argumentos, otro puede fundamentar su teoría en que fue el cambio de la jugadora del Sevilla FC Emilia Zdunek el que decantó la balanza o, simplemente, que fue cosa de la estrategia que usó Carlos Santiso.

Todos podemos opinar, siempre siendo conscientes de que no tenemos la verdad absoluta. Sabiendo que nuestra idea puede funcionar en nuestra cabeza pero no sobre el papel. Como las alas de cera de Ícaro. Él no contó con el sol, pero fue su principal obstáculo. Tener la oportunidad de que la gente lea lo que escribes, que se sientan identificados con lo que dices o que discrepen, es también una responsabilidad. Hay que ser conscientes de que no se pueden lanzar opiniones sin meditarlas, sin sustentarse en bases firmes. Eso podemos hacerlo desde el sofá de casa, gritando a una pantalla de televisión ahora que no podemos hacerlo desde nuestro asiento del estadio. Sin embargo, una vez publicamos algo para que otros lo vean, debemos pensar si lo que escribimos es de verdad algo que sale de nosotros y no una absurda búsqueda de likes.

Las críticas no gustan, mucho menos si nos esforzamos y las cosas no salen como esperamos. Hagamos un ejercicio de intercambio de papeles. Imaginemos que somos jugadoras, jugadores o entrenadores de uno de los equipos del Sevilla FC. Preparamos un partido, trabajamos, nos esforzamos y los noventa minutos no salen como estaban planeados. ¿Cómo te sentirías al leer o escuchar críticas que se fundamentan en teorías sustentadas en factores externos?

Hay una frase que me acompaña siempre, aunque a veces no le de la importancia que de verdad tiene. «No podemos elegir si van a hacernos daño o no en la vida. Lo que sí podemos hacer es elegir quién nos lo hace». Esta frase del libro ‘Bajo la misma estrella’ lo resume todo. Somos los únicos que podemos darle poder a la crítica, porque si la privamos de importancia todo lo que provenga de ella será simple ruido a nuestro paso. 

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Fernando y Jesús Navas, cara y cruz para el Sevilla FC

La preparación para la vuelta a la competición continúa en Nervión. El Sevilla FC ha retomado la vuelta a...

Antes de irte... mira esto:

spot_img
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad