Joan Jordán, el imprescindible

0
1401
joan-jordan-sevilla-fc
Joan Jordán, ejecutando un disparo en el Athletic de Bilbao - Sevilla FC. J8 LaLiga I Imagen: EUROPA PRESS

El Sevilla FC sigue sin alzar el vuelo en esta temporada y, tras la derrota del sábado en San Mamés, la tercera consecutiva en la competición doméstica, se han encendido todas las alarmas. El desgaste acumulado tras la Champions pasó factura a los nervionenses en el tramo final del encuentro. Los cambios, lejos de paliar este problema, acabaron sentenciando el choque en favor del Athletic de Bilbao. La mejor versión del Sevilla FC vino de la mano de Joan Jordán, que fue el auténtico sostén del equipo. El conjunto hispalense acusó seriamente su marcha en el segundo tiempo, lo que ha valido para demostrar que el catalán es el verdadero timón de este proyecto.

Joan Jordán, el cerebro de este Sevilla FC

No cabe duda alguna de que la sensible marcha de Banega se ha visto directamente proyectada sobre el juego de este nuevo Sevilla FC. El cuadro de Lopetegui no anda precisamente falto en la creación, aunque sí en «la magia», esa que caía de los bolsillos de Éver. Rakitic, que llegó en un principio para hacer olvidar al argentino y agrandar su legado en Nervión, no está ejerciendo como tal. Sobre el verde, reluce un jugador falto de ritmo, tímido con el balón y sin ideas claras, rehuyendo así del protagonismo y la jerarquía que se le presuponía. Ante esto, Jordán se ha afianzado como la pieza clave de Julen Lopetegui en lo que a construcción de juego respecta. Así, la idea que venía manifestándose desde el inicio del curso, quedó patente tras el varapalo ante el Athletic Club.

El factor Jordán, clave en San Mamés

El cuadro de Julen Lopetegui firmó una gran primera parte en La Catedral, adelantándose en el marcador en los primeros diez minutos y pudiendo sentenciar incluso al inicio de la segunda ante un Athletic flojo. Este dominio estuvo marcado en gran medida por la presencia de Jordán en la medular, que cumplió con creces con las exigencias de un partido tan físico. El catalán dio un paso al frente para comandar al conjunto sevillista, dominando la zona ancha del terreno de juego junto con Rakitic y dando al equipo mucha solidez y control en sociedad con Fernando, lo que alivió seriamente al equipo en el plano defensivo. Jordán fue superior en los duelos individuales, tomando además protagonismo en las combinaciones rápidas que se tradujeron en llegadas al área de Unai Simón.

Para más inri, cabe destacar que el tempranero gol sevillista pasó por sus botas en forma de balón al hueco desde el perfil izquierdo para Ocampos, quien acabó sirviendo el tanto en bandeja de plata a En-Nesyri.

La marcha de Jordán sentenció al Sevilla FC

El minuto 67 marcó un punto de inflexión en el devenir del Athletic – Sevilla FC, coincidiendo este con la salida de Joan Jordán. Fue entonces cuando Julen Lopetegui remodeló el centro del campo con las inclusiones de Gudelj y Óliver, que acabaron jugando en contra del bloque hispalense. La marcha del catalán derivó en constantes desequilibrios y transiciones que impidieron al cuadro nervionense retomar el control del esférico cuando más falta hacía, ante el acusado desgaste que cada vez se hizo más evidente. Esto provocó que el Sevilla FC empezara a retrasar posiciones, lo que permitió ganar terreno a los leones y dar un giro de 360º al encuentro en el tramo final. En pocas palabras, el bloque sevillista se desmoronó a raíz del cambio de Jordán, evidenciándose así, una vez más, que el catalán es el verdadero heredero de Éver Banega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Ver más

  • Responsable: A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.