Tras la victoria del Sevilla Atlético sobre el Lleida en la ida de la final para ascender a segunda división, el filial sevillista llegaba al viejo Nervión para hacer valer esa ventaja de un gol que traía desde tierras catalanas. Una oportunidad histórica que los jugadores rojiblancos no quisieron dejar pasar.

En una mañana con mucho bochorno y un sol que no acababa de salir, la vuelta de la final por el ascenso empezaba con un equipo catalán obligado a ganar y, por ello, saltó al terreno de juego dispuesto a presionar y atacar. El filial sevillista no estuvo cómodo durante los primeros minutos, hasta que aparecieron Tena y Ivi para poner un poco de tranquilidad y desequilibrio para el Sevilla Atlético. En el minuto 25, el conjunto dirigido por Diego Martínez tuvo la ocasión más clara del partido con un centro botado por Matos, que fue despejado a la frontal, y con un disparo fuerte que paró sin problemas Crespo. Tres minutos más tarde la tuvo otra vez Matos, que se internaba por la banda y ponía un balón muy peligroso que logró despejar el Lleida a córner. En el minuto 41, Caro perdió un balón muy claro que casi le cuesta al conjunto rojiblanco el primer tanto en contra. El equipo sevillista se mostraba muy nervioso en los últimos instantes de la primera parte. Con empate a cero, el puñal más usado por el Sevilla Atlético fue la banda formada por Matos e Ivi, creando peligro y estando muy cerca de poner el primero en el marcador. Abajo, Diego González y Martínez pusieron toda la seguridad defensiva para evitar que un Lleida, volcado sobre la portería de Caro, se adelantara en el marcador.

La segunda parte comenzaba con un gol muy tempranero del 11 del Lleida, Rodríguez, que empataba la eliminatoria. Un golpe muy duro para los de Diego Martínez. Muchas perdidas de un Sevilla nervioso, especialmente Caro, que transmitía una gran desconfianza desde la primera parte y su fallo en el gol que encajó nada más comenzar la primera parte. El control del partido tras el gol fue sevillista pero sin mucho peligro. El filial se volcaba mientras el Lleida aguantaba y salía a la contra con mucho peligro. Urko tuvo el segundo gol en el 67′, el Sevilla sufría y no conseguía hilar dos pases seguidos. Casi acabada la segunda parte, y con ataques a la desesperada, Carrillo tuvo una clarísima ocasión para poner el empate en el marcador y adelantarse en la eliminatoria, pero no entró y el partido concluyó, dando paso a la prórroga.

En la primera parte de los 30 minutos extras, el conjunto sevillista comenzó apretando y teniendo una clarísima ocasión para marcar gracias a Carrilló, que remató bastante solo, con poca fuerza, y que paró sin muchos problemas el meta del Lleida, Crespo. En la segunda parte de la prórroga, Caro realizó un paradón, salvando, en el 111′ del partido, al Sevilla Atlético de un gol cantado que hubiera sentenciado al conjunto rojiblanco. El filial comenzó a apretar y tuvo la ocasión más clara de los 120 minutos con un córner que se paseó por el área y al que no llegaron ni Carlos Fernández ni Diego, y que podría haber sido el gol de la victoria. Con ese fallo, el Sevilla Atlético y el Lleida se la tenían que jugar en la lotería de los penaltis.

Tras el sorteo, los penaltis se lanzaron en la portería delante de los Biris. La presión estaba sobre los jugadores del Lleida, que fueron los primeros en lanzar. Marc Martínez fue el primero y su disparo fue dentro, 0-1. Cotán fue el primero de los sevillistas y también lo marcó. Diego Suárez puso el 1-2 y, por su parte, Carlos Fernández, el máximo goleador del Sevilla Atlético, falló el segundo penalti, poniendo en desventaja al conjunto rojiblanco. El tercero en lanzar por parte de los catalanes fue Bosch y Caro la paró, pasando de villano a héroe (y todavía no había acabado la tanda). El tercer penalti para el Sevilla lo chutó Bernardo, buena parte del devenir del ascenso estaba en sus botas y marcó para empatar a dos goles. Albístegui e Ivi marcaron sus respectivos penaltis. Manu, pichichi del Lleida, no siguió el destino de los máximos goleadores que inició Carlos Fernández fallando su penalti, ya que marcó el cuarto y obligó a Carrillo a marcar su respectivo intento; lo hizo anotando el empate a cuatro que enviaba a los dos conjuntos a la muerte súbita. Óscar Rubio fue el primero en lanzar y el último en la tanda para el Lleida, quien falló su disparo. El filial sevillista lo tenía todo de cara para ganar la eliminatoria y el peso quedaba bajo los hombros del guardameta Caro, que marcó el sexto penalti para darle la victoria y el ascenso al Sevilla Atlético. El filial ya es de segunda división.

FICHA DEL ENCUENTRO


Sevilla Atlético(0) Penaltis (5): José Antonio Caro, Carmona, Bernardo, González, Martínez, Matos, Tena (Cotán, minuto 93), Curro (Carrillo, minuto 72), Ivi, Borja y Carlos Fernández

Lleida Esportiu(1) Penaltis (4):  Crespo, Óscar, Arnau (Toño Vázquez, minuto 80), Albístegui, Molo, Bosch, Colinas, Marc Martínez, Vega (Diego Suárez, minuto 100), Arroyo, Rodríguez (Manu, minuto 68).

Goles: Gol de Carlos Rodríguez en el minuto 46.

Colegiado: Óscar Herrero Arenas, aragonés. Amonestó a Tena y Diego González por parte del Sevilla Atlético. A Bosch y Molo por parte del Lleida.

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de la final del Play Off ascenso a Segunda División, celebrado en la Ciudad deportiva Cisneros Palacios. Lleno absoluto con 5.800 espectadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.