martes 22 junio 2021
18.1 C
Seville

Cambio radical del Sevilla en el Wanda Metropolitano

¿Has visto esto?

 

Una pancarta que portaba una decena de aficionados en la despedida del equipo en el aeropuerto, camino de Madrid, rezaba la frase: “No le falles a toda tu gente. Levántate y lucha”. Y, cuando todos o la mayoría de los sevillistas presagiaban una noche trágica teñida de negro, el Sevilla saltó al Wanda Metropolitano, vestido de ese mismo color azabache, se levantó y luchó. Y vaya que sí lo hizo, ofreciendo no solo el mejor partido de la era Montella, sino de toda la temporada.

En la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey, el Sevilla consiguió traerse de vuelta un gran resultado (1-2) que deja la eliminatoria muy favorable al conjunto nervionense, aunque, de ninguna manera sentenciada. El propio Montella subrayó tras el partido que la clasificación está muy abierta. Pero, de la misma manera que antes las sensaciones eran muy malas, a pesar de que los resultados más o menos acompañaban, lo más positivo que dejó la noche madrileña fue, al margen del resultado, la imagen que ofreció el Sevilla. Un equipo compacto, sólido, seguro de sí mismo y con una personalidad jamás vista hasta anoche. Un cambio radical que se explica en varias claves:

4-4-2 híbrido

Cuando el Sevilla hizo pública la alineación de Montella, muchos pensaron que se avecinaba una catástrofe. El italiano volvía a probar con un centro del campo que ya utilizó Berizzo y que nunca dio resultado, con N’Zonzi y Banega juntos en el medio y Franco Vázquez en el enganche, detrás de Muriel. La presencia del ‘Mudo’ ya inquietaba, así como la del delantero colombiano.

Pero el dibujo táctico esta vez fue diferente. Montella empleó un 4-4-2 muy ordenado, con líneas muy juntas que dificultó la creación del Atlético de Madrid. Ese esquema mutaba a un 4-2-3-1 en fase ofensiva, cuando Franco Vázquez retrasaba su posición para asociarse con Banega y N’Zonzi. El francés volvió por sus fueros, por fin, y fue capaz de sostener al equipo. Banega, por su parte, dio todo un recital, se echó el equipo a la espalda y se erigió como el dueño absoluto del centro del campo y del partido.

El Sevilla fue más vertical, tocaba bien la pelota, pero sin manosearla y con velocidad, realizando rápidas transiciones de defensa a ataque y aprovechando muy bien los espacios. Fue ahí donde Muriel y Correa sacaron provecho de sus capacidades. El colombiano hizo el mejor partido con la camiseta del Sevilla, a pesar de no marcar.

Defensa

No solo estuvieron bien los cuatro hombres del fondo, sino el equipo en general. Cuando perdía la pelota, rápidamente se formaba un 4-4-2, con Muriel y Franco Vázquez presionando arriba y dos líneas de cuatro jugadores muy juntas. El Sevilla se mostró muy compacto y concentrado en defensa, sin los errores garrafales de los últimos partidos. La defensa tuvo un test muy serio, con jugadores como Diego Costa, Griezmann y Vitolo enfrente y aprobó con muy buena nota.

Actitud y personalidad

Fue otra de las claves de la noche en el Wanda Metropolitano y el mismo entrenador del Sevilla lo resaltó tras el choque. El equipo mostró una actitud extraordinaria desde el primer minuto de juego hasta que el árbitro pitó el final. Y no menos importante, demostró una personalidad que no había tenido en toda la temporada. Fue capaz de jugar de tú a tú al Atlético de Madrid en su estadio, sin perder en ningún momento la compostura, jugando bien al fútbol y anulando las capacidades del cuadro colchonero. El Sevilla había perdido su gen competitivo y volvió a demostrarlo en el Wanda Metropolitano.

Éver Banega

Fue la figura de la noche. El argentino es el jugador en mejor estado de forma de la plantilla y anoche lo demostró. Se echó el equipo a la espalda y se convirtió en el dueño del centro del campo, recordando al Banega de la última temporada, antes de marcharse al Inter de Milán. Esta vez, el rosarino jugó más retrasado, junto a N’Zonzi, con el que se compenetró a las mil maravillas. Por sus botas pasaba toda la circulación de balón del equipo, era el encargado de sacar la pelota e iniciar las jugadas del Sevilla, mientras el francés hacía el trabajo sucio. Nadie del Atlético de Madrid fue capaz de quitarle la pelota sin cometer falta. Solo tuvo un error, que provocó la falta de dio origen al gol del Atlético, pero algo perdonable ante una actuación inconmensurable.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El Sevilla FC es la primera opción de Umar Sadiq

En vísperas de que arranque el mercado de fichajes, el Sevilla FC vigila muy de cerca a Umar Sadiq....

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad