lunes 17 mayo 2021
24.4 C
Seville
Array

La versión Emery de Sampaoli mejora a la original

¿Has visto esto?

Hay algunas conclusiones que se pueden extraer del partido del Sevilla anoche en el Juventus Stadium, entre las que cabe destacar las prestaciones defensivas que ofreció el equipo durante todo el partido y ante uno de los poderosos del continente. Porque mucho se había criticado las facilidades que había concedido el equipo atrás y se había dudado de las capacidades de Sampaoli en labores defensivas por el alto número de goles encajados en los primeros partidos oficiales, entre Supercopa de España, Supercopa de Europa y Liga. Más especialmente, después de encajar cuatro goles en casa ante el Español, aunque se acabara ganando el partido por 6-4.

Sampaoli anuló el juego de la Juventus

Sin embargo, el técnico argentino demostró anoche que también sabe defender y lo hizo con un planteamiento táctico que, durante buena parte del encuentro, anuló la capacidad de la Juventus para hacer su juego. Sampaoli armó un once con un gran perfil defensivo que recordó al Sevilla de Unai Emery de algunas ocasiones. Sin ir más lejos, al mismo partido de la temporada pasada ante el mismo rival y en el mismo escenario. Sin embargo, tanto la actitud de los jugadores como el resultado, esta vez fue bien distinto.

Un centro del campo reforzado

El entrenador sevillista partió con un centro del campo poblado de jugadores destructivos, con Kranevitter, Iborra y N’Zonzi y con la ayuda inestimable de Sarabia, Franco Vázquez y Vitolo, para tratar de inhabilitar el medio campo del conjunto transalpino e impedir que llegaran balones a Higuaín y Dybala, los hombres más peligrosos del cuadro de Allegri. Y aunque en los primeros 20 minutos, el Sevilla estuvo errático varias veces en la salida de balón y a punto estuvo de costarle el gol, transcurrido ese tiempo no volvió a regalar ninguna pelota más al rival y a la pareja argentina bianconera no se la volvió a ver. La estrategia empezaba a funcionar.

Control del balón y del partido

A partir de ahí, el Sevilla se fue asentando en el terreno de juego y fue controlando la pelota y el partido, tal y como lo había ideado el técnico de Casilda. El agobio de los primeros minutos se apaciguó y en la segunda parte el desarrollo del choque siguió por los mismos derroteros. Sin embargo, al Sevilla le faltaba profundidad y para corregir este aspecto, entró en el campo Correa, sustituyendo a Sarabia. El cambio fue bueno y el ex de la Sampdoria dejó algunos detalles de calidad, pero quedaba un cuarto de hora para el final y había que evitar que ocurriera lo mismo que en la Supercopa de Europa ante el Real Madrid.

Gran solidaridad de los jugadores

Así que el equipo se puso el mono de trabajo y comenzó a defender como no se recordaba al Sevilla. La escuadra local fue teniendo cada vez más el control de la pelota y empezó a achuchar una portería que Sergio Rico volvió a defender de forma excelente, volviendo a llamar a las puertas de la Selección Española. Fue entonces cuando Sampaoli dio entrada en el campo a Mariano y Carriço, por Kranevitter y “El Mudo” Vázquez respectivamente. El equipo mostró una solidaridad abrumadora, como demostraron Vitolo, Sarabia y después Correa, jugadores de claro corte ofensivo pero que, ayer, ayudaron en defensa como un zaguero más.

Un equipo muy sólido y serio

El año pasado Unai Emery ideó un plan parecido pero no le salió igual de bien. Más allá del marcador, la principal diferencia entre el partido de anoche y el de la pasada campaña hay que encontrarla en la actitud de los jugadores, que no se fueron del partido en ningún momento y aguantaron los 90 minutos. En el partido de hace un año, se vio un equipo asustadizo y empequeñecido, quizá abrumado por el escenario y por la potencia del rival.

Anoche, en el Juventus Stadium hubo un conjunto muy sólido y serio al que le faltó profundidad y ocasiones de gol, sin las cuales, no se puede ganar un partido, pero que fue capaz de anular a la Juventus en su casa, controlar el partido la mayor parte del tiempo y, en consecuencia, obtener un resultado favorable en el primer partido de la Champions League, que era el objetivo. Después de 21 partidos consecutivos marcando en casa, la escuadra Bianconera no consiguió materializar ningún tanto. Sampaoli ganó la partida tácnica a Massimiliano Allegri y dejó claro que sabe defender y muy bien.

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Julen Lopetegui, la derrota en Villarreal y el récord de puntos

El Sevilla FC firmó un partido para el olvido contra el Villarreal CF, encajando cuatro goles y con una...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad