Un salvador (navarro) para el Sevilla

7
403
messi soñar Christian Eriksen antonio puerta bono lopetegui vacuna covid Maradona biri-biri Noticias fichajes Sevilla FC fútbol club josé antonio reyes George Floyd Jesús Navas bryan gil
"Jul y Gan" | La opinión de Manuel Machuca. La Colina de Nervión, noticias del Sevilla FC y mucho más

Pocos saben, más allá de mi círculo más cercano y los que me padecieron, que yo de muy jovencito, fui entrenador de remo. De un mal remero salió un entrenador en el Real Círculo de Labradores, quizás el mejor club de remo de España de los últimos veinte años, al que este último su vecino, el Club Náutico de Sevilla, otro de los grandísimos, va a superar.

A lo largo de las últimas décadas, el Labra, como se le conoce, ha dado muchísimos campeones de España al deporte sevillano, así como remeros internacionales, olímpicos y campeones del mundo. Pero en mi época no era así, cuando mi mentor y gran sevillista José Antonio Muñoz “Anchoa” me sugirió que le ayudase como su segundo, el club no estaba ni entre los cuarenta mejores de España. De Segunda B por lo menos, por encontrar una analogía con el fútbol, pero empezamos a trabajar duro y todo cambió.

Los procesos de cambio son siempre dificultosos. Nuestros vecinos del Náutico de Sevilla eran, y lo siguen siendo, un club fantástico ―como ven, la rivalidad en otros deportes, es otra cosa―, plagado de estrellas del remo, de campeones del mundo, olímpicos, etcétera. Nosotros comenzamos a trabajar poco a poco, desde abajo, íbamos formando remeros desde pequeños, y esperábamos con paciencia que nuestro momento de codearnos con los más grandes, llegara. Poco a poco lo íbamos consiguiendo, íbamos subiendo en el escalafón, nuestras esperanzas crecían, pero, cuando ya teníamos alguno que destacaba, que podía sentar las bases del cambio….¡zas!, el muchacho decidía que quería ganar títulos y estar con los mejores. Así que, llegado el final de la temporada, decidía cambiar de club e irse con los mejores, con nuestros vecinos. El crecimiento de aquellos años no terminaba de asentarse. Ya no estábamos tan atrás, ya habíamos avanzado muchos puestos, sobre todo gracias al remo femenino, que fue el que cuajó antes, pero en el remo masculino cada año sufríamos una verdadera sangría, porque se nos iban los mejores. ¿Les suena de algo?

Sin embargo, hubo un día en el que todo cambió. Fue aquel en el que nuestro remero más destacado, Salvador Navarro Cruz, Curro para sus amigos, dijo no. Y lo dijo a pesar de estar solo en su categoría. Lo dijo a pesar de que por su calidad y por su soledad como remero juvenil, transitar el camino de otros que lo precedieron estaba más que justificado. Pero dijo no. Y ese no al cambio no le perjudicó, ni mucho menos, porque fue subcampeón del mundo juvenil. Con el Labra. Y este antiguo capitán del equipo de remo del Sevilla Fútbol Club, le enseñó el camino a otros. Y luego, esos tantos otros que fueron llegando ganaron títulos nacionales e internacionales, e hicieron del club de la Plaza de Cuba, que tiene mucho menos presupuesto que un gran número de escuadras, el mejor de muchas décadas, de la mano de otros entrenadores y otros remeros que han conformado una historia que ya es leyenda. Pero el primero tuvo nombre de Mesías. Se llama Salvador.

Este largo preámbulo viene a cuento, como podrán imaginar, a la sangría que cada año sufrimos en el Sevilla con la desbandada de buenos futbolistas, entre las que la última, la de Vitolo, ha sido una de las más desagradables y ayunas de valentía. Es cierto, el remo no mueve el dinero que el fútbol, hay poco que comparar. Fíjense si hay distancia económica entre ambos deportes, que los dos últimos presidentes de las Federaciones respectivas están acusados de malversar el dinero que manejaban, y mientras lo de uno son cientos de millones de euros, del otro hablaba la prensa de apenas decenas de miles. Pero, insisto, a mí me gustaría encontrar un Salvador Navarro que de verdad amara el escudo del Sevilla. Estoy harto ya de Vitolos, incluso de ese Jesús Navas que en el ocaso de su carrera sigue buscando sacar la mayor tajada posible para volver al club de sus euros; digo, de sus amores. Me preocupa, y ojalá me equivoque, la actitud de N’Zonzi en los primeros partidos de pretemporada, porque parece querer provocar una “vitolada” (espantada en canario) y darse el piro en cuanto pueda.

Sé que el remo es otra cosa, que el dinero que se maneja en el fútbol nubla la vista, marea, pero, ¿es el dinero lo único importante, a qué precio está el kilo de sentimiento? Sin duda, soy un romántico (sinónimo de gilipollas), pero sigo soñando con encontrar a un Salvador Navarro en nuestro Sevilla, alguien que diga no y que se plante, alguien que muestre que otro camino es posible. Y que si en este negocio no lo es, que se vaya sin vender su dignidad, porque si la vende, podrá ser multimillonario, pero no tendrá nada, salvo tatuajes.

7 Comentarios

  1. QUE GRANDE ERES MANUEL MACHUCA, ERES MUY DIPLOMÁTICO MEZCLA EL REMO CON EL FÚTBOL Y EL FÚTBOL CON EL REMO LA HISTORIA VIENE DE MAS ATRÁS,3 PERSONAS 1 QUE AMABA AL REMO Y 2 QUE SIGUEN MANDO AL REMO TE ACUERDA DE PACO MONTE?

  2. POR CIERTO NO SABIA QUE TU NOVELA «TRES MIL VIAJES AL SUR» AVÍA SIDO FINALISTA DEL PREMIO ATENEO DE SEVILLA, DESDE MI HUMILDE PARECER ENHORABUENA MANUE, Y DESDE AQUÍ DESEARLE A TU HIJA CARMEN MACHUCA SUERTE EN BELGICA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.