Tu periódico digital sobre el Sevilla Fútbol Club. Compartimos Afición

Qué pereza

Sección:

En el año 1853, ya ha llovido, incluso por estos lares, el escritor norteamericano Herman Melville publicaba por primera vez en una revista cultural su cuento “Bartleby, el escribiente”. Y en él contaba la historia de un tipo que entra a trabajar en el despacho de un prestigioso abogado. Todo va bien hasta que este le encarga que revise con él unos documentos, a lo que el protagonista responde con la que ya se ha convertido en famosa frase “Preferiría no tener que hacerlo “. Y no lo hace. En cambio, sigue desarrollando sus tareas cotidianas con resolución y eficacia.

Me viene este cuento a la cabeza, no lo puedo evitar, cada vez que el Sevilla Fútbol Club tiene que enfrentarse al Real Madrid…

Nuestro equipo lleva cumpliendo escrupulosamente los designios de los calendarios futbolísticos temporada tras temporada sin poner pega ni oponer resistencia alguna. Juega sus partidos, gana, empata o pierde y mira con la misma ambición al próximo partido. Siempre ha sido así y bien está que así sea, por supuesto.

Pero en llegando la fecha de disputar el encuentro contra los señores de la capital (¿o deberíamos decir del capital?), a uno le sobreviene una pereza de considerables dimensiones y daría lo que fuera por ponerse en la valiente y resolutiva piel del escribiente Bartleby y decir Preferiría no tener que hacerlo. Y no hacerlo.

Porque en los partidos contra los señores del capital ya sabemos de antemano cómo vamos a terminar.

Le falta espacio a este periódico digital para enumerar todas las veces en que el partido acabó como debía acabar independientemente de los méritos, oportunidades y aciertos de los nuestros. Goles anulados, tarjetas inexplicables, fueras de juego fantasmas, provocaciones gratuitas, revisiones surrealistas… Y así, toda la retahíla que se puedan imaginar de injusticias balompédicas. Todo un manual de lo que no es el fútbol y que, quien tenga un mínimo de memoria, puede corroborar a pies juntillas y con un suspiro de impotente resignación.

Es complicado saltar a campo contrario con un 0 a 0 en el marcador. Pero más complicado es hacerlo con un 2 a 0 en contra desde antes de aparecer siquiera por el terreno de juego. Con la cantidad de cosas que tenemos que hacer. Y más un domingo por la noche…

Entrenar toda la semana, concentrarse en el rival, estudiar sus estrategias, ensayar jugadas, ver videos, atender e interiorizar las charlas técnicas, ilusionarse con un marcador a favor y con tener, después del partido, tres puntos más en la clasificación habiendo ofrecido un bonito partido a la afición…

Qué bonita profesión la del futbolista…

Hasta que llega en el calendario la fecha de enfrentarse al Real Madrid. Ya sea en casa o en su estadio, ese templo de las vanidades. Qué pereza. Esforzarse para nada. Preferiría que no tuviéramos que hacerlo. Y dejarles a su libre albedrío, con sus designios celestiales y sus cuitas extraoficiales. Ser Bartleby.

En días como estos, previos al dichoso partido, sólo me queda el consuelo de ilusionarme con que ni los árbitros ni el VAR son capaces de frenar a Isaac ni a En-Nesyri, soñar que cada uno de ellos marca un gol y que sea el señor ese capaz de mascar chicle y levantar una ceja a la vez quien exclame “Preferiría que no lo hubieran hecho”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

El ‘favor’ del Betis acerca el ascenso del Sevilla Atlético

En medio de una montaña rusa constante de noticias del Sevilla FC, con rachas de todo tipo, es el...

Antes de irte... mira esto: