viernes 14 mayo 2021
26.6 C
Seville

Qué bonito todo

¿Has visto esto?

De domingo a sábado, siete días que han desbordado la emoción sevillista sacando mil sonrisas y comentarios eufóricos a los aficionados. Domingo de victoria del Sevilla Fútbol Club ante el eterno rival con el ‘subidón’ que eso provoca, miércoles de faena grande en el coliseo nervionense con el destello de un Mudo Vázquez que cortó oreja y rabo con un solo taconazo y sábado de gloria para un portero que entra en los anales de la historia que se guarda en el Sánchez-Pizjuán junto al nombre de Don Andrés Palop. ¡Qué bonito todo, verdad?!

Pues, no, de bonito nada. Porque el equipo de JLo sigue cometiendo el mismo error que le ha privado de ganar muchos puntos. Sin ir más lejos, dos en el Nuevo José Zorrilla, donde tuvo que recurrir a la épica de un portero que sube a rematar un córner en el último suspiro para empatar un encuentro ante un rival que coquetea con el descenso. Vamos, como si se tratara de una final de Champions. De bonito, nada. A la épica hay que recurrir en las ocasiones solemnes y para conseguir grandes objetivos, pero no para traerse un punto de Pucela; sobre todo porque ese partido no tenía que haberse puesto jamás tan cuesta arriba.

Van ya demasiadas ocasiones esta temporada en las que al once sevillista presente en el terreno de juego le pasa como a los ojos de JLo cuando se ponen a pestañear con esa intensidad que no se sabe bien si los está abriendo o cerrando. Ese tic nervioso del entrenador que le lleva a apretar los ojos se asemeja al cortocircuito que sufren sus pupilos provocando que se ponga en riesgo el resultado de los encuentros. Son esos momentos en los que ocurren cosas descabelladas que no entran en los planes por rocambolescas.

Estuvo a punto de ocurrir el domingo en el Sánchez-Pizjuán cuando Rekik despejó tan mal un balón, que rebotó en el culo de Borja Iglesias cuando estaba en el suelo y poco faltó para que entrara en la portería de Bono. También pudo pasar el miércoles ante el Elche poco antes de la faena de aliño del Mudo cuando parecía que de nuevo un defensa cualquiera ilicitano, como ya hiciera en diciembre en Nervión un pucelano de cuyo nombre nadie se acuerda, podría sacarse la volea de su vida para clavarla por la escuadra como nunca antes hizo y como nunca jamás volverá a hacer.

Y definitivamente pasó, de nuevo teniendo al Valladolid en frente, con un absurdo penalti de VAR fácilmente prescindible si se estuviera jugando en área rival en lugar de jugar en área propia, que es hacia donde te conduce el balón cuando no se tiene capacidad para encauzarlo hacia el portero de enfrente debido a la contumacia en entregarle el esférico al contrario en lugar de dárselo a un amigo. La desdicha vino en esa jugada, como podía haber venido en algunas de las muchas que hubo anteriormente en esos minutos de desconexión.

Porque, desde que está JLo en nuestro banquillo, el Sevilla Fútbol Club es experto en que se sucedan los acontecimientos más insospechados, generalmente para fastidiar la buena dinámica, ya que dichos acontecimientos aparecen con las desconexiones de un equipo que pierde en esos momentos toda su fiabilidad. De la misma forma que los nervios oculares empiezan a cortocircuitar, también las neuronas de los futbolistas entran en ese estado de shock en el que son capaces de provocar cualquier disparate. El único motivo para la esperanza es que, en la última semana, han surgido como reacción hechos inesperados de carácter favorable que han evitado la tragedia en ciernes. Imagínense cómo puede ser la temporada próxima teniendo a un portero que marca goles y a otro que tira penalties.

A algo tendremos que recurrir los aficionados para confiar en que en el tramo final de la temporada vayamos a presenciar la consolidación de nuestros anhelos. Nuestra esperanza será que el parón de la liga por la entrada en escena de las selecciones tenga efecto en las piernas de los futbolistas en forma de recuperación del tono adecuado para afrontar el último esfuerzo. Aunque, sobre todo, el efecto tonificante deberá sentirse en el intelecto de un entrenador, cuyas quejas por los horarios y sus lamentos por la acumulación de partidos parecen estar provocados más por su saturación mental que por el cansancio físico de sus jugadores.

En el regreso del Sevilla Fútbol Club a la actividad, cuando empiecen a cocerse las papas, quizá convendría que no hubiera que disputar todos los partidos como si fueran la final de la Liga de Campeones, pues no hay cuerpo de atleta que resista semejante tensión emocional. Tener que recurrir a la épica del gol del portero en el último minuto, o a la aparición de las musas en un taconazo de lujo, en todos y cada uno de los partidos y ante cualquier rival de medio pelo, debiera ser un último recurso; nunca una normalidad que agote los nervios de protagonistas y espectadores.    

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

2 COMENTARIOS

  1. Pues parece que los hechos objetivos no tengan importancia… pero la tienen. La acumulación de partidos es la que es, y el Sevilla tiene la plantilla que tiene. Es bonito sí, porque el equipo compite. Que nadie se olvide que el Madrid solo consiguió darle la vuelta al Elche en el último minuto. Que nadie se olvide que solo el Madrid ha pasado de ronda en Champions. Que la final de la Copa la juegan dos (y Atletico y Real tampoco serán) que el Sevilla es el equipo que es y que todo lo que hace es muy meritorio. Que nadie se olvide que el Barça se motiva especialmente contra los equipos que marca como «gallitos» (1-6 a una Real Sociedad que venía como un tiro con las alabanzas generales) No puedo estar más en desacuerdo con este comentario. Es mucho lo logrado, y aunque se han cometido errores, el equipo está ahí. Una cosa es la ilusión y otra pretender lo que no se puede. Quedan diez partidos, y hasta la fecha se ha demostrado que el Sevilla llega bien después de los parones… veremos. Pero ojo, empezamos con un Atlético que se juega la vida… apostamos a que el árbitro será Mateu Lahoz? O Hernández Hernández? Pues eso…

  2. Estimado lector. Antes que nada dejo claro que mi valoración por ahora de la campaña de nuestro Sevilla FC es excelente. Pero ello no obsta para que considere que hay cosas que se deben mejorar para que a final de temporada continuemos en la posición de privilegio que actualmente tenemos en la liga. Por lo demás, le agradezco su comentario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Una victoria para seguir mejorando los números

El Sevilla FC Femenino busca acabar de la mejor manera posible la temporada y para ello luchará por llevarse...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad