Toni Payne celebra un gol ante el Valencia CF | Javier Barroso LCDN

Tras una jornada 9 en la que no rodó el balón en la Primera Iberdrola debido a la huelga de futbolistas por un Convenio Colectivo, los desacuerdos se van solucionando y a falta de la firma, que se hará efectiva el 20 de diciembre, las jugadoras volvieron a la disputa de partidos desde la jornada 10. Una en la que el tiempo acompañó en la ciudad deportiva sevillista, donde las de Cristian Toro recibieron al Valencia. Sevilla y Valencia llegaban con la necesidad de sumar tres puntos a sus casilleros tras sus respectivas derrotas en la jornada 8 ante Real Sociedad y Sporting de Huelva

La efectividad toma ventaja

La primera mitad de este encuentro se vivió con la intensidad esperada. La efectividad fue la gran protagonista de una parte que concluyó con cinco goles (tres para las sevillistas y dos para el conjunto valenciano). Lo cierto, es que tuvo un inicio complicado para las de Cristian Toro, que vieron cómo en el minuto 7 de partido ya habían encajado el primer tanto. Las de Irene Ferreras ganaron en dominio durante los primeros veinte minutos, pero la reacción local llegó pronto. Pudo anotar el Sevilla FC el 3-1 antes del minuto 40. En el minuto 43, gracias a un penalti, Mari Paz Vilas pudo recortar distancias.

Menor acierto

En la segunda mitad la efectividad sevillista descendió, ni siquiera con los cambios realizados por Cristian Toro, metiendo a Raquel Pinel y Nadya Karpova, el conjunto sevillista lograba anotar. Sí marcó Cometti, pero en propia puerta. Las valencianistas sintieron que se podían llevar los tres puntos a la Comunitat Valenciana y trataron de marcar. No obstante, la ansiedad excesiva por materializar más goles provocó que María Dolores Martínez Madrona anulara tres goles visitantes. Uno de ellos, por lo visto en las repeticiones, sí debió subir al marcador, puesto que la futbolista no se encontraba en fuera de juego.

Los goles

Primero del Valencia en el minuto 7 de partido. Tras un saque de falta Berta Pujadas recibió el centro para rematar a portería bajo la impotente mirada de Noelia Ramos.

El conjunto sevillista puso tablas en el marcador en el minuto 26. Le pegó Emilia, rebotó en la defensa para que Ana Franco recibiera el esférico y rematara a bocajarro de tacón, anotando el tanto del empate.

En el minuto 30 Toni Payne anotó uno de sus mejores goles como sevillista. Tras una jugada individual disparó desde la diagonal, sin titubeos, con una gran potencia, para darle la vuelta al marcador.

Berta Pujadas puso en complicaciones al Valencia al anotar en propia puerta el 3-1. La jugada la inició Toni Payne que abrió para Ana Franco, esta centró, con la mala fortuna para Pujadas de que el esférico rebotó en ella sin apenas tiempo para rectificar.

Antes de que muriera la primera mitad, todavía quedaba tiempo para más. Ambos conjuntos subían en intensidad. Al final, una futbolista del Valencia recibió una falta en área sevillista y la colegiada señaló penalti. Lo convertía Mapi Vilas para hacer un 3-2 que significó un chute anímico antes de concluir el primer periodo.

Ya en la segunda mitad con la zona sevillista muy congestionada, tras un centro de una futbolista valencianista, Gaitán le intentó pegar para igualar el marcador. El disparo le sorprendió a Cometti, que no pudo despejar y terminó marcando en propia el 3-3 (minuto 56).

El partido se puso loco. Cualquier equipo podría habérselo llevado. Esta vez, la fortuna quiso visitar al Sevilla FC, que en el último minuto del tiempo añadido hizo el 4-3 que le dio la victoria. La encargada, una atenta Toni Payne que cazó el gran centro colgado por Olga Carmona. La norteamericana es, a la postre, la mejor del partido.

Igualdad

El partido, a gran escala, ha estado igualado. El Sevilla mantuvo el mismo guion en ambas mitades. Ambos equipos quisieron hacerse dueños del balón y han conseguido tener momentos de dominio. Incluso pecaron de tener las mismas imprecisiones (ambos han materializado dos goles en propia puerta). En intensidad, también fueron aumentando de forma progresiva. Quizás la ansiedad por anotar más goles hizo al Valencia cometer irregularidades que provocaron que tres tantos les fueran anulados. Incluso Toni Payne supo mantener su parsimonia durante todo el partido, que junto con su físico y potencia, hizo posible anotar un doblete para las suyas y participar en los otros dos tantos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.