viernes 25 junio 2021
28.1 C
Seville

Nuestro fondo de inversión | Jul y Gan, la opinión de Manuel Machuca

¿Has visto esto?

Manuel Machucahttp://www.tresmilviajesalsur.es/
Escritor nacido en Sevilla. Ha publicado tres novelas, una de las cuales, "Tres mil viajes al sur", ha sido finalista del Premio Ateneo de Sevilla. Ha participado y coordinado la antología de relatos "El derbi final"

Los rumores eran ciertos. A pesar de la discreción con la que se ha llevado el asunto, en estas semanas ha salido a la luz, el Sevilla tiene nuevos dueños. Además, sin tener que haber pasado por consejo de administración alguno. Era necesario. No había más remedio que tomar una decisión drástica porque la situación estaba llegando al límite. En momentos así no puede temblar el pulso. Se ha ganado demasiado a lo largo de estos años como para tirar por la borda lo conseguido. Todo el mundo sabe que se pueden tardar décadas en crecer y apenas nada en destrozar lo construido, y estaba pasando. De ahí que, por muy brusca que haya parecido la maniobra, por difícil de entender que haya sido la decisión en ámbitos ajenos, merezca la pena dar este giro. Yo lo apoyo, y mis compañeros de piso Jul y Gan, también.

Para que luego haya quien piense que no me mojo. Pues sí, me mojo, y lo hago aun siendo parte interesada. No tanto por ser sevillista, que obviamente lo soy, sino que paso a formar parte de los nuevos gobernantes de nuestro amado club. Sí, esta es la primicia que hoy da La Colina de Nervión, porque no solo yo, sino otros compañeros de redacción y de ondas radiofónicas también tendrán mucho que decir en el futuro del club.

Como esta noticia les habrá pillado de sorpresa, les voy a hablar un poco de los nuevos dueños. Quédense tranquilos, porque son muy sevillistas. Saben quién es El Arrebato, aprendieron el himno del centenario hace mucho tiempo y no hay que decirles dónde está la Puerta Jerez.

El único problema, por ponerles una pega, es que hablan un poco raro. Hay quien no los entiende muy bien. De hecho, su forma de pronunciar el castellano provoca risas en ámbitos refinados. En La Corte, ese lugar en el que pronuncian tanto las eses pero que caen en el laísmo más que Massiel en Eurovisión, han hecho muchos programas de televisión mofándose de ellos. Sí, les parece una gente chistosa al hablar y, siempre que pueden, se meten con ellos. Qué le vamos a hacer. De todas formas, no creo yo que eso vaya a influir en la gestión, porque si se saben el himno, dónde está la Puerta Jerez y esas cosas, que hablen raro para los antiguos votantes de la clienta del Eroski, no influirá demasiado. Al menos eso espero.

Como son gente prudente, de momento van a dejar que Pepe Castro continúe de presidente, aunque ya sabe que después de los dos que han caído, él será el siguiente. De hecho, han sido los nuevos dueños los que han obligado a salir al entrenador y al director deportivo, no vayan a creer. Somos sevillistas hasta la muerte, dijeron, pero no vamos a dejar que estos tíos nos maten antes de tiempo.

Imagino que a estas alturas del artículo querrán que les desvele quiénes son los nuevos dueños del Sevilla Fútbol Club. Es lógico. De hecho, el redactor jefe de La Colina de Nervión está loco por dar esta exclusiva que ningún otro medio conoce, a pesar de los rumores de la existencia de un fondo de inversión chino, ruso o estadounidense interesados en hacerse con las riendas de nuestro club. No sé cómo no han pensado en uno árabe, tan cercano a los orígenes de nuestro pueblo, que con tanto agrado recibieron que nuestro himno cantara al orgullo que siente uno de sus monumentos más emblemáticos, y lo que presume, por ver al Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Sería una bomba, ¿verdad?, dicho sea sin otras connotaciones.

Pero, no. Ni chinos ni rusos ni gringos ni árabes. Los nuevos dueños son los sevillistas. Tú y yo, amigo o amiga que me lees. Somos nosotros quienes hemos dicho que hasta aquí hemos llegado, que estamos hasta los genitales externos de incompetentes.

Al principio, el actual Consejo se mostró un poco remolón, por no sé qué cuento de que el club era una sociedad anónima deportiva, de que hay unas cosas a las que llaman acciones… Pero el día en el que se tuvieron que montar en un autobús de camuflaje acabaron por entender la película, de un club que es pueblo como ninguno, mucho más que cualquier otro, ni os cuento que el del vecino, tan amigo de caudillos con flequillo. No hay ningún otro que tenga más pequeños accionistas que el nuestro, gente que no vende sentimientos y que no está dispuesta a soportar ineptos, ni sobre el césped ni sobre la moqueta. Así que ya saben, los nuevos dueños, los de siempre, no os vamos a pasar ni una más. Ya lo sabe usted, don José, no vaya a ser que tenga que coger el camino de Utrera sin billete de vuelta. Con sus mostachones.

 

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

El PSV llama públicamente a filas a Luuk de Jong

La operación salida es algo prioritario para el Sevilla FC en este comienzo del mercado de fichajes. El club...

Antes de irte... mira esto:

spot_img

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad