sábado 27 febrero 2021
13.2 C
Seville

Nervión

¿Has visto esto?

Hora de descubrir las aspiraciones reales

Vuelve la competición doméstica al Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC recibirá al FC Barcelona en el partido correspondiente a...

OFICIAL | Antonio Zarzana, sevillista hasta 2024

El Sevilla FC ha hecho oficial lo que los lectores de La Colina de Nervión ya sabían. Antonio Zarzana...

Julen Lopetegui: «Van a ser dos partidos muy diferentes»

El técnico del Sevilla FC, Julen Lopetegui, atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa previa...

Cuando yo vivía en Bilbao, todos las mañanas paseaba junto a la ría de Nervión de camino a mis quehaceres varios. Cruzaba el puente de Deusto cuando, a un lado, todavía no existía el Guggenheim, sino el muelle donde atracaba el Pinillos, un gigantesco barco cargado de contenedores procedente de Canarias; y, al otro, Euskalduna todavía era la empresa siderometalúrgica cuyos trabajadores mejor lanzaban tornillos con tirachinas contra la policía en plena reconversión industrial, y no el señorial y pacífico Palacio de Congresos y de la Música que es ahora.

Cuando yo vivía en Bilbao, ir a la Catedral los domingos no era asistir a misa de doce para rezarle a la Virgen de Begoña, sino ir a San Mamés al partido de las cinco (¿te acuerdas cuando todos los partidos eran el domingo a las cinco?) a animar al equipo previa comunión pagana en la calle Pozas.

Ahora paseo todos los días por un Nervión diferente. He cambiado la Plaza Elíptica por la Gran Plaza, el Iruña por el Pasiego, el “¡aupa!” y el “¡epa!” por el “¿qué pasa, quillo?”, el “agur” por el “taluego” y los pintxos por las tapas. He cambiado la niebla por el sol y el puente de La Salve por el puente de los Bomberos. Y he cambiado la Catedral por el Sánchez-Pizjuán

Un momento. Algo está ocurriendo. Algo está empezando a cuadrar. La última pieza del puzle para que todo encaje. Acabo de verlo en Twitter. Si la Catedral de Bilbao se refleja orgullosa en la ría de Nervión, este Nervión, mi nuevo Nervión, resulta que también tiene su propia catedral. Alguien se ha molestado en medir la planta de la Catedral de Sevilla y ha comprobado que cabe, perfectamente, en las dimensiones del Ramón Sánchez-Pizjuán. ¡Habemus Catedral en el barrio!

Yo no sé si ahora el arzobispo de Sevilla, el señor Asenjo, tendrá derecho a un palco Vip o a presidir los partidos junto a Castro…

Yo no sé si ahora, cuando salten los jugadores al campo, habrá que cambiar el himno del Arrebato por el baile de los Seises… Y yo no sé si estos querrán incluir en su grupo de whatsapp a Gudelj, que también lleva el número 6.

Yo no sé si ahora, como el lagarto de la Catedral, se pondrá más de moda la ración de lagartito del bar La Doma…

Yo no sé si ahora la Hermandad de La Sed entrará al estadio por la puerta 18 y saldrá por la 4 para continuar su estación de penitencia hacia el centro el Miércoles Santo…

Yo no sé si ahora la tumba de Cristóbal Colón debería ser trasladada a la Sala de Trofeos del estadio, y cómo se lo tomarán Diego Carlos, Acuña, el Mudo Vázquez (bueno, a éste ya le dará igual) u Ocampos…

Yo no sé si, como la Catedral de Sevilla ostenta desde 1987 la insigne categoría de Patrimonio de la Humanidad, ese título podemos también otorgárselo ya directamente a Monchi.

Yo no sé si ahora habrá que cambiar los taxis de la parada del Cortinglés por los coches de caballos del Archivo de Indias, pero sí tengo muy claro que Giraldillo rima con Tercer Anillo, por lo que tengo la tranquilidad de que las alturas siempre van a estar muy bien cuidadas.

Todo esto nos pilla de sorpresa, supongo que lo iremos viendo con el tiempo y que cada uno de estos detalles se irá aclarando poco a poco. De momento, déjenme celebrar que en este mi Nervión andaluz también puedo ya disfrutar de catedral. Y, si no es mucho pedir, déjenme que lo celebre al ritmo de la trompeta del Búfalo Villalibre. ¡EUP!

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esto te interesa

¡Lo último!

Hora de descubrir las aspiraciones reales

Vuelve la competición doméstica al Ramón Sánchez-Pizjuán. El Sevilla FC recibirá al FC Barcelona en el partido correspondiente a...

OFICIAL | Antonio Zarzana, sevillista hasta 2024

El Sevilla FC ha hecho oficial lo que los lectores de La Colina de Nervión ya sabían. Antonio Zarzana ha firmado su renovación por...

Julen Lopetegui: «Van a ser dos partidos muy diferentes»

El técnico del Sevilla FC, Julen Lopetegui, atendió a los medios de comunicación en la rueda de prensa previa al partido liguero contra el...

Suso y Ocampos, novedades en el entrenamiento

El calendario del Sevilla FC se encuentra en el punto más álgido de la temporada. Inmerso de pleno en la lucha por la zona...

Julen Lopetegui, entre los diez mejores entrenadores de LaLiga en el siglo XXI

Julen Lopetegui es uno de los mejores entrenadores que han pasado por el banquillo del Sevilla FC en los últimos años. Los datos y...

Antes de irte... mira esto:

Los contenidos de La Colina de Nervión están protegidos por copyright y su reproducción total o parcial no está permitida.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad