Krychowiak en la ida de los cuartos de Copa en el Villamarín. | Foto: Ismael Molina

Ante la inminente venta del jugador polaco del Sevilla Grzegorz Krychowiak hacia el PSG, el club de Nervión volverá a vivir la salida de un peso pesado del equipo, como ya ocurrió en años anteriores.

Si la experiencia durante todos estos años nos ha enseñado algo es que en el Sevilla nadie es imprescindible. Se van unos y vienen otros, es así. La duración de la generación dorada formada por los Kanouté, Luis Fabiano, Dani Alves, Poulsen, Jesús Navas, era eterna para la mayoría de los aficionados, pero el día a día del fútbol y el paso de las temporadas hacen que los futbolistas cumplan años y sus condiciones físicas y deportivas caigan o se revaloricen y los clubes luchen por atraerlos a sus filas.

Uno de los lemas de la entidad de Nervión es »vender para crecer» y así lo ha demostrado durante todos estos años. Con cada venta millonaria (Sergio Ramos, Dani Alves o Baptista) el club invirtió el dinero para fichar jugadores; quizás de no mucho nombre, pero con un gran rendimiento en el terreno de juego que provocó su revalorización y su futura venta por un buen pellizco. El tiempo ha demostrado que los fichajes con nombre y que costaron una buena cantidad de dinero no terminaron de funcionar en el Sevilla. Por ejemplo, Koné costó cerca de 15 millones, Immobile, o el caso de Fernando Llorente, por el que el Sevilla se hizo cargo de su alta ficha y su rendimento en el campo no fue el esperado. Uno de los pocos fichajes por los cuales el Sevilla desembolsó una buena cantidad de dinero e hizo buenos números fue Álvaro Negredo y el cual, además, se vendió por una cantidad superior a la que se adquirió.

Se fue Iván Rakitic y muchos pensaban que el mundo se acababa, pero vino Éver Banega. Se fue Palop y vino Beto. Se fue Bacca y Gameiro cogió las riendas de la delantera. Se fue Jesús Navas y el Sevilla continuó ganando títulos. Se fue Medel y llegó Krychowiak… Los años han demostrado que lo único que es imprescindible en el Sevilla, y que nunca puede fallar, es la afición y el sentimiento sevillista.

Ahora parece ser que es el turno de Krychowiak para abandonar la disciplina sevillista. Todos los veranos le toca a alguien y este verano será el turno del polaco. Ya estuvo cerca el año pasado de firmar por el Arsenal en verano, pero renovó y continuó un año más a las órdenes del ex técnico sevillista Unai Emery, que casualmente, quiere a Krychowiak para su proyecto en el PSG. Tampoco hay que alarmarse puesto que durante esta temporada el polaco estuvo cerca de 2 meses lesionado y el equipo tampoco notó mucho su ausencia, en parte, gracias al buen trabajo en el doble pivote de N´Zonzi y Cristóforo.

Estoy convencido de que si el polaco sale, que saldrá, la dirección deportiva encabezada por Monchi traerá algún futbolista que desempeñe la función del polaco. Unos van y otros vienen; así es el fútbol y también la vida.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.