Franco Vázquez durante el partido ante el O. Lyon | Imagen: Sevilla FC

Desde su desembarco en Nervión, Franco Vázquez causó una gran sensación y se convirtió en el jugador más destacado de todos los que se incorporaron a la disciplina sevillista el pasado verano. Tanto es así que ha sido un fijo en el once de Jorge Sampaoli en todos los encuentros oficiales, salvo ante el Éibar, donde prefirió reservarlo para el derbi, después del gran esfuerzo realizado apenas tres días antes en Turín en Champions, y ante el Ahtlétic de Bilbao, donde salió en la segunda parte.

Sin embargo, en los últimos tres enfrentamientos, contra el Betis, el Athlétic y anoche frente al Olympique de Lyon, el “Mudo” Vázquez ha acusado un notable bajón en su rendimiento. Al ex jugador del Palermo se le ha visto demasiado lento en muchas jugadas, errático en algunos pases y efectuando muchas pérdidas de balón, algo que no es normal en él.

La irrupción de Nasri

Casualmente, este decaimiento del ítalo-argentino ha coincidido con la irrupción de Samir Nasri. Hasta la llegada del franco-argelino, el “Mudo” era el encargado de tirar del equipo, se movía por todo el campo, aguantaba la pelota, distribuía el juego, llegaba al área rival y también ayudaba en defensa. Ahora, ese trabajo lo hace Nasri. El ex del Manchester City, cedido esta temporada en el Sevilla, se ha adueñado del rol que tenía Franco Vázquez y le ha restado protagonismo en el campo.

Vázquez eclipsado por Nasri

El “Mudo” no es un jugador rápido en los movimientos ni en carrera pero sí en los pases y en el regate. Tiene una gran habilidad y visión de juego y su presencia en el campo es muy importante, como se ha visto en otros partidos. Pero, con Nasri, hay dos jugadores para cumplir la misma tarea, de ahí que Vázquez haya quedado algo eclipsado en los últimos encuentros por la presencia destacada del franco-argelino y haya que quitar a uno de los dos para poner a otro jugador con un perfil más de contención.

El equipo mejoró con Iborra

En el partido de anoche ante el Olympique de Lyon, Sampaoli sustituyó a Vázquez por Iborra para dar más solidez al centro del campo sevillista y también porque el ítalo-argentino arrastraba unas molestias en su pierna derecha. En la rueda de prensa, el técnico sevillista dijo que el cambio había sido motivado precisamente por esa dolencia pero, lo cierto es que el equipo mejoró a raíz de esa permuta, más allá de que, en general, el Sevilla estuvo mucho mejor y fue superior al cuadro francés desde el inicio de la segunda aparte.

Tampoco se puede extraer del encuentro de anoche la conclusión de que el equipo juega mejor con dos figuras en el mediocentro. Esa disposición táctica la probó Sampaoli en San Mamés y el resultado fue malo. Sí parece claro que N’Zonzi es una pieza clave y que, al tener a Nasri asumiendo el papel de hilo conductor del equipo y de marcar los tiempos acordes a las circunstancias del partido, se antoja necesaria la presencia de otro centrocampista que aporte orden en esa zona del campo, defienda, ayude en la salida del balón y, además, tenga llegada a la portería rival. Alguien como Iborra.

Comunión Vázquez-Nasri

Calidad tiene de sobra el “Mudo” Vázquez, como ha demostrado en el Palermo y en los encuentros que ha disputado con la camiseta del Sevilla. Ahora tiene por delante el reto de adaptarse a la presencia de Samir Nasri en el campo y asociarse con el franco-argelino, una comunión que no debe ser difícil cuando se trata de dos grande jugadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.