El 'Mudo' Vázquez celebra su gol ante el Madrid en la Supercopa | Imagen: UEFA

Franco Vázquez es uno de los fichajes estrella del Sevilla este verano, una apuesta importante de Monchi, y anoche dio muestras de ello en la Supercopa de Europa. El “Mudo” habló más que nunca y protagonizó su mejor partido hasta la fecha como sevillista, ofreciendo una versión muy cercana a cuando vestía la camiseta rosa del Palermo. Arrancó el choque ocupando el lado izquierdo del terreno de juego, en la revolucionaria alineación con la que el técnico argentino sorprendió a todos. Pero pronto corrigió el dibujo táctico y pasó de jugar con tres centrales a formar una línea de cuatro en la zaga, retrasando a Mariano, Iborra como medio defensivo acompañado por N’Zonzi y Vázquez, dejando a Vitolo y Kiyotake en las bandas y Vietto en punta. El cambio de sistema dio más libertad al “Mudo” que, a medida que iban pasando los minutos y el equipo iba interiorizando el cambio táctico, se fue convirtiendo en el eje del equipo. La circulación del balón pasaba por él y suyo fue el tanto que devolvía la igualdad en el marcador, al enganchar un balón desde fuera del área y colocarla lejos del alcance de Kiko Casilla.

Gran segunda parte

En la segunda parte el Sevilla se hizo dueño absoluto del partido, anulando por completo a los merengues, gracias a la fuerte presión de los sevillistas, que dificultada la salida de balón del Madrid, y a la posesión del balón que, por momentos, fue propiedad de los de Sampaoli casi en exclusividad. Fue entonces, cuando el “Mudo” comenzó a dar su mejor versión de la noche, moviéndose por todo el campo, como hacía en el equipo siciliano, y dejó varios detalles de gran calidad, como varios controles con el pecho y con ambas piernas, pases medidos o un taconazo exquisito a Vitolo que pudo convertirse en una ocasión de gol. En el minuto 66 de partido, el entrenador sevillista sustituyó a Vietto por Konoplyanka para dejar al ucraniano como dueño de la banda izquierda y crear peligro por el carril de Carvajal. El puesto de Vietto lo ocupó Franco Vázquez, actuando como un falso nueve, moviéndose por toda la zona de tres cuartos de la cancha y bajando también para recibir la pelota. Un gran trabajo del italoargentino que ya es un fijo en el once de Sampaoli.

Vitolo y Pareja también destacaron

Pero, además de Franco Vázquez, la Supercopa de Europa dejó otros protagonistas que también brillaron en la fría, lluviosa y gris noche de Trondheim, Nico Pareja y Vitolo. El argentino fue el jefe de la defensa sevillista, salvando al equipo en varias llegadas del Ral Madrid y armándose de casta en el último tramo del choque y en la prórroga cuando, aun lesionado, siguió liderando la retaguardia rojiblanca. Por su parte, el canario evidenció que es uno de los jugadores en mejor estado de forma, como demostró en la pretemporada, superó en varias ocasiones la zaga madridista con su velocidad y fuerza y suya fue la jugada que provocó el penalti de Sergio Ramos, con el que Konoplyanka adelantó al Sevilla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.