Monchi, durante la presentación de Jordán y Diego Carlos | Imagen: Sevilla FC
Monchi, durante la presentación de Jordán y Diego Carlos | Imagen: Sevilla FC

En una entrevista que ha concedido Monchi a Estadio Deportivo, en la que ha tocado toda la actualidad referente al Sevilla. Sus sensaciones a este inicio de temporada son positivas. Aun así dice que «los balances hay que hacerlos al final de temporada, pero es evidente que hay parciales y que hay que afrontarlos. Yo creo que estamos en la línea de lo exigido». También ha hablado del fichaje de Lopetegui y su vuelta al Sevilla.

Vuelta a casa

Monchi volvió a la que fue su casa a finales de marzo. En el tiempo que estuvo fuera, tal y como dice él, «algunas cosas habían cambiado», pero reconoce que lo más difícil fue «asimilar que cuando me fui había gente que tenía una función y cuando volví tenía otra distinta. Yo llego a finales de marzo, y entre abril y mayo tuve tiempo para meterme de nuevo en la dinámica del club y adaptarme a esos cambios sin la presión de estar compitiendo. El Sevilla FC competía, pero era un proyecto en el que yo no tenía nada que ver. Me he encontrado un club que sigue creciendo, que sigue apostando en el futuro y en la marca, en intentar que la marca Sevilla FC sea cada vez más grande y eso se alinea mucho con la idea que yo traía».

Regreso a Sevilla

En su vuelta ha llenado su proyecto de gente conocedora del club, Fernando Navarro y Julien Escudé, aunque asegura que «No he buscado nada que tenga que ver con que fueran antiguos jugadores. Con Fernando ya habíamos hablado mucho durante su última etapa como jugador en La Coruña, era una fijación mía. Sé de su capacidad de trabajo y conocimiento de este mundo, que es importante y que le gusta. Era una relación que tarde o temprano se iba a producir y ahora era el momento. Fernando tenía un año de experiencia fuera del fútbol y trabajando en el fútbol, por lo que lo tenía muy claro cuando volví».

Del mismo modo, «en el caso de Julien, es que para ese puesto de ‘Loan Manager’ que hemos creado, yo buscaba un exfutbolista importante, con peso. Para cuando haya que llamar a un director deportivo o a un entrenador de estos equipos. Si hay que ir, por ejemplo, a Norwich a ver a Amadou o a Rennes, a ver a Gnagnon; necesitábamos a alguien que le diera espesor. Había hablado mucho con Escudé y él también tenía ganas de meterse en un proyecto en el que crecer, por lo que cuando se han dado las circunstancias está aquí. También me he apoyado mucho en la figura de Emilio de Dios. Nunca había hablado con él y es una de las sorpresas más gratas que me he llevado. Es un magnífico profesional, una persona superorganizada que me da mucho equilibrio en el control del trabajo de los scouts».

Respuesta a las expectativas

Hasta el momento «estamos respondiendo a las expectativas sabiendo que hay una serie de hándicaps que podrían lastrar un poco este comienzo, con tantos cambios que ha habido y con un nuevo cuerpo técnico. Pero todo eso está en el haber del técnico. Creo que han sido capaces de integrarse rápidamente a la dinámica y a la exigencia de la sociedad y si tuviera que quedarme con una sensación de lo acontecido hasta ahora es positiva. También mejorable, pues todo es mejorable. Es para estar satisfechos, ahora hay un parón y es el momento de analizar las cosas positivas y las cosas negativas para reforzar las positivas y mejorar las negativas» ha sentenciado Monchi.

Monchi y Lopetegui

«Después de analizar un poco la idea que tenía en la mente, de lo que creía que necesitaba el equipo a nivel de dirección técnica y viendo un poco las posibilidades que había y los nombres que yo tenía en la cabeza, Julen reúne todos los aditivos que yo pienso que eran necesarios para esta temporada, que era muy especial. Un cambio muy brusco en la plantilla, mi vuelta. Un año que había salido así, así; con muchas miras. Necesitábamos un entrenador con la personalidad suficiente como para saber afrontar un proyecto ambicioso, pero con la calidad y conocimientos necesarios para llevar adelante ese proyecto», dijo el León de San Fernando en la entrevista.

Del mismo modo, sentenció que, en cuanto a las críticas de los aficionados con respecto al fichaje de Julen Lopetegui, «soy de los que piensan que no hay que dirigir un club en función de lo que digan los aficionados, ni tampoco tomar decisiones al margen de lo que diga la afición. Es verdad que cuando se filtró la noticia de Lopetegui como nuevo entrenador hubo una reacción mayoritaria que no hay que esconder y que era negativa. Yo no soy el tío más impermeable del mundo, ni me meto en una burbuja y me olvido del mundo. No te hace dudar, pero sí valorar e intentar buscar refuerzos a nivel interno, míos propios y del entrenador. Esa corriente negativa solo hizo reforzar mi relación con el míster y convencerme aún más por lo que él me transmitía y tirar para adelante».

Valoración positiva

Monchi reconoce que el míster no le ha sorprendido pero que sí hay cosas que valora de él: «Es un tipo muy directo, que te dice las cosas siempre mirándote a la cara y como te las tiene que decir. Otra, que es un enfermo del trabajo. Está todo el día pensando, 24 horas y siete días a la semana, en fútbol». Y volviendo a uno de los entrenadores que más ha contribuido a la historia del Sevilla en los últimos años, Lopetegui le recuerda a Unai Emery. En el «nivel de intensidad, no porque ambos sean vascos sino porque viven esto de manera muy intensa. Tienen sus diferencias y peso específico, pues ambos son entrenadores de elite, pero no sólo las cinco o seis horas que están aquí, sino por cómo lo viven durante las 24 horas al día».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.