Marchena, su relación con el Sevilla FC, la etapa con Caparrós, su salida del club y su desengaño con Monchi.

La marcha de Monchi del Sevilla FC dejó un gran vacío en la parcela de fichajes. El club hispalense comenzó un casting para la dirección deportiva en la que se barajaron varios nombres. Uno de ellos fue el Carlos Marchena. El exfutbolista, que se encuentra sin trabajo tras hacer las labores de segundo de Rubén Baraja en el Valencia CF, ha hablado ahora sobre su pasado en Nervión como jugador y como entrenador, su etapa junto a Caparrós, su relación con Monchi, su visión de Víctor Orta y una posible vuelta en el futuro a cualquier área del club hispalense.

Una posible vuelta al Sevilla FC

La salida de Monchi del club hispalense fue toda una sorpresa. En Nervión se pusieron manos a la obra en la búsqueda de un sustituto. Carlos Marchena fue uno de los nombres relacionados con la parcela de fichajes del Sevilla FC. Las informaciones vertidas desde Valencia aseguraban que el sevillano era el preferido de Pepe Castro para la dirección deportiva. Finalmente, el elegido fue Víctor Orta.

Sin embargo, a Marchena se le sigue relacionando con un futuro en el Sevilla FC. Sobre ello ha hablado el canterano hispalense en una entrevista para los compañeros de Relevo: «Sevilla, igual que Valencia, es mi casa, la considero mi casa. Yo me he criado aquí, he estado en el Sevilla FC desde los 10 años hasta los 20 y me fui llorando. Cada vez que he estado en Sevilla me considero uno más. He hecho cosas importantes porque el Sevilla FC creo que lo merece. Y si me llama el club, pues es mi casa. Siempre tendré las puertas abiertas al Sevilla FC».

Su visión de Víctor Orta

El elegido para ser el sustituto de Monchi y dirigir la parcela de fichajes del Sevilla FC finalmente fue Víctor Orta. Sobre el nuevo director deportivo hispalense habló también Carlos Marchena, quien mostró una clara confianza a su labor, siendo otro aval para el trabajo del madrileño: «Lo conozco, sí. Lo conozco y sé cómo trabaja. Es una persona muy preparada. Creo que lo va a hacer muy bien porque tiene mucha pasión, porque tiene mucha dedicación. Conoce el mercado a las mil maravillas y conoce la casa».

La etapa de Marchena con Joaquín Caparrós

En la entrevista, Carlos Marchena tuvo tiempo para desglosar también su etapa en el club hispalense junto a Joaquín Caparrós. Marchena se encontraba entrenando en la cantera sevillista junto a Paco Gallardo cuando recibió la llamada para formar parte del cuerpo técnico del primer equipo: «Yo empecé dirigiendo con Gallardo el Sevilla C. No terminamos el año porque fue cuando salió Montella del primer equipo y llegó Joaquín Caparrós. Joaquín nos rescató para el primer equipo. Y allí fuimos, a pecho descubierto. Fui como ayudante y con un contrato a cero euros. Esto no importaba para mí con tal de ser ayudante de Joaquín Caparrós en el Sevilla FC. Eso es impagable.».

Una vez acabaron la temporada, tanto Marchena como Gallardo pasaron a la dirección deportiva del Sevilla FC para encargarse de los fichajes, también bajo las órdenes de Caparrós: «Al año siguiente fue cuando nos propusieron que nos hiciéramos cargo de la dirección deportiva del club. Sin conocimiento, sin preparación. Nos metieron a Caparrós, a Gallardo y a mí ahí porque no había nadie. El Sevilla FC lo necesitaba. No estábamos preparados, pero nos lo pidieron. Y como siempre estamos dispuestos a ayudar… No terminamos la Liga porque, aunque hicimos todo lo posible, no teníamos preparación ni conocimiento del mercado. No teníamos nada. Tuvo que salir como salió, que fue regular, e incluso tuvimos que coger el equipo y destituir a Machín. El club nos pidió que cogiéramos el primer equipo. E hicimos caso. Terminamos la temporada lo buenamente que pudimos».

Carlos Marchena y su salida del Sevilla FC

El canterano del Sevilla FC explicó como fue su salida del Sevilla FC en el mercado de fichajes de la temporada 2000/2001: «Llegué un día del Europeo Sub-21. Mis padres me recogieron en el aeropuerto y me dijeron que tenía que ir al club. Allí estaban Roberto Alés, Rodríguez de Moya y Monchi. El club estaba muy mal en mi época, muy necesitado. A mí me dijeron que tenían que venderme. Yo rogué para que no fuera así porque no me quería ir de ninguna manera. Me dijeron que tenían que venderme porque no había para pagar la luz. La oferta más rápida en ejecutarse fue la del Benfica SL. Ahí me pillaron en medio y no se miró por mi futuro. Esa fue mi salida del Sevilla».

El natural de Las Cabezas de San Juan ahondó aún más en aquella conversación que derivó en su salida del Sevilla FC en aquel mercado de fichajes: «Yo dije que no mil veces y me dijeron mil y una que sí. Me volví a negar. Hubo un señor que hacía de intermediario que me amenazó y me dijo que si no me iba a Portugal se preocuparía de que no jugara ni en Tercera División. Yo dije que no me importaba. Así fue todo: me dijeron que tenía que irme por la mañana en avión a Lisboa, me vendieron y me fui».

La deteriorada relación con Monchi

Marchena también analizó su relación con Monchi. Una relación deteriorada desde su salida como futbolista del Sevilla FC, en la que el exdirector deportivo sevillista fue parte clave, ejerciendo ya sus primeras funciones en la dirección deportiva hispalense cuando aún era delegado: «Monchi ya hacía un poco ahí de… Es en lo que luego se convirtió, en director deportivo. Nuestra relación se tuerce cuando yo me voy al Benfica SL porque me venden y yo siento que me han engañado. Así se lo dije».

El conflicto entre ambos se vio aumentado con el retorno de Monchi a Nervión para encargarse de los fichajes en la temporada 2019/2020: «Cuando viene de nuevo, oye, la relación tiene que seguir por el bien del Sevilla FC. Adelante, yo no tengo problema con nadie. Yo llevaba un año trabajando con los chavales en la cantera, con un proyecto entre Sevilla Atlético, Sevilla C y el Juvenil, con el objetivo de que los chicos llegaran al primer equipo en las mejores condiciones. Y veo que ese proyecto no me dejan llevarlo a cabo. O sea, estoy un año ahí y nadie se reúne conmigo pese a pedirlo. Monchi tenía mucho trabajo, él estaba saturado de trabajo. Yo le digo que me quiero reunir con él y en un año no tuvo tiempo para reunirse conmigo. Vi que no pintaba nada. Para eso, mejor estar en mi casa que en otro sitio. Yo no quiero incomodar. Y no quiero estar por estar, así no quiero trabajar en ninguna parte».

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Te gusta La Colina de Nervión? Apóyanos

A partir de solo 1€ puedes apoyar al único periódico que te informa solo y exclusivamente sobre el Sevilla FC. Tu apoyo contribuye a proteger nuestra independencia y nos permitirá poder seguir ofreciendo un periodismo de calidad y abierto para todos los lectores. Cada aportación, sea grande o pequeña, es muy valiosa para nuestro futuro e irá destinada directamente a los componentes de la redacción de La Colina de Nervión.

¡Lo último!

Solución de mercado y alegría para las arcas

La pretemporada está a la vuelta de la esquina y muchos de los cedidos del club verdiblanco regresan a...