Foto: Ismael Molina

El equipo de Eduardo Berizzo se estrenó con empate en su visita a Anfield (sin duda alguna el encuentro más complicado de esta fase de grupos de la UEFA Champions League). El Sevilla logró un 51% de posesión frente a un 49% del equipo inglés, lo que supuso que el encuentro fuera totalmente parejo en cuanto al dominio de la pelota.

La Champions es dura

Los de Nervión recibieron tres tarjetas amarillas, mientras que los ingleses recibieron otras tres tarjetas amarillas. El Sevilla realizó 9 faltas y recibió 14 faltas, queriendo el Liverpool parar el buen juego sevillista cuando tenía ocasión, pues los de Klopp presionaron bastante a los de Berizzo y sufrieron mucho con sus continuos contragolpes, pues en la primera mitad, al menos, Banega estuvo desaparecido, N’Zonzi no estaba en su mejor versión, Pizarro se lesionó y Correa estuvo desaparecido en la banda izquierda, por lo que el Liverpool entraba como quería en el área sevillista.

Los jugadores del Sevilla realizaron 516 pases en total (gracias sobre todo a la presencia de N’Zonzi, Pizarro, Banega, Correa y Navas) con un promedio de 4 pases consecutivos. El Liverpool, en cambio, realizó 497 pases buenos con un promedio también de 4 pases consecutivos, por lo que quedó demostrado que el Sevilla y los ingleses estaban muy parejos. Los nervionenses tuvieron hasta un 78% de acierto de pase, mientras que los pupilos de Klopp llegaron al 75% de acierto. Jugadores como Matip, Henderson, Mané y Firmino lograron que los duelos aéreos fueran a favor de ellos ya que consiguieron un 58% frente al 42% logrado por N’Zonzi y compañía.

El Liverpool tuvo en su mano el poder ganar por mayor diferencia de goles, ya que realizó 24 tiros, de los cuales 7 fueron a puerta, mientras que los hispalenses realizaron 7 tiros y 2 de ellos a la portería que defendía Loris Karius, siendo Ben Yedder y Correa los que lograron batir su portería. En cuanto a intervenciones del portero, Karius no intervino ninguna vez, ya que los nervionenses de dos tiros que realizaron a puerta, los dos terminaron en gol, mientras que Sergio Rico participó en nada menos que en 5 veces decisivas para evitar un resultado más amplio a favor de los ingleses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here