Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla FC, animando al equipo en el encuentro ante el Atlético de Madrid | Imagen: Sevilla FC
Julen Lopetegui, entrenador del Sevilla FC, animando al equipo en el encuentro ante el Atlético de Madrid | Imagen: Sevilla FC

La llegada de Julen Lopetegui al Sevilla esta temporada ha dotado al equipo de una identidad reconocible que en fechas pasadas no tenía. Han sido varias temporadas, con cambios de entrenador de por medio, en las que el equipo jugaba a verlas venir, sin un rumbo fijo, pero parece ser que esta temporada la película es bien distinta. El equipo compite siempre y no le pierde nunca la cara al partido. Además, sus señas de identidad son claves: presión tras pérdida, toque y control, y solidez defensiva. La mano del entrenador se va notando, y el Sevilla parece que ya ha encontrado su rumbo.

Lopetegui se hace notar

El técnico vasco no llegó a Sevilla en la mejor situación posible. Tras su capítulo ya pasado con la selección nacional, el técnico vasco no era de los favoritos para la afición sevillista. Pero con el paso de los partidos, y los buenos resultados, eso está cambiando. Lopetegui es el capitán del barco y los aficionados ya se han dado cuenta. Julen ha implantado en el Sevilla sus señas de identidad, y el equipo las ha entendido y adquirido a la perfección. La primera y esencial es que el Sevilla nunca le pierde la cara al partido. De los 15 encuentros que ha disputado esta temporada, tan solo en el del Camp Nou el equipo recibió una goleada. Y aun así, tuvo una gran cantidad de oportunidades para recortar distancias en el marcador. Los partidos como visitante sirven a la perfección para comparar al Sevilla de esta temporada con el de las pasadas. De siete encuentros fuera de casa ha ganado cuatro y ha conseguido un empate. La derrota en Barcelona es de las que se esperan, y la de Eibar pasan una vez por temporada. Lopetegui ha conseguido implantar en el equipo el gen competitivo que necesitaba.

Señas de identidad claras

La presión tras pérdida, el toque y el control del partido, y la solidez defensiva son las características esenciales del Sevilla de Lopetegui. La gran preparación física, y también el toque físico que le ha dado Monchi a la plantilla, permite que una vez que se pierde el balón, el equipo trate de recuperarlo lo antes posible. Y muchas veces lo consigue. Esta cualidad permite enlazar con la siguiente: el control del partido. El Sevilla es un equipo al que le gusta tener el balón, pero no se aburre moviendo la pelota de un lado a otro sin crear peligro alguno. De los 15 partidos jugados, en 14 ha ganado la posesión. El Sevilla juega al toque pero se adecúa a las circunstancias de cada encuentro. Y este control de los partidos también influye en la solidez defensiva que presenta el equipo. Ya son 8 los encuentros en los que el Sevilla ha dejado la portería a cero, más de la mitad. Los fichajes de gran nivel de Fernando y Diego Carlos, entre otros, han dotado al equipo de una disciplina defensiva que en temporadas pasadas brillaba por su ausencia. Lopetegui le ha cambiado la cara al equipo completamente. Nada de goleadas y ridículos. Y eso la afición lo agradece.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.