Juan Manuel Lillo, actual segundo entrenador del Sevilla, ha sido el técnico más joven en la historia de la Liga española en dirigir partidos en primera división. Estuvo muy cerca de ser entrenador del FC Barcelona y en poco más de un mes cumplirá un año junto a Jorge Sampaoli. En declaraciones a los medios del Sevilla, el preparador vasco explicó las sensaciones que tenía con los jugadores y el club sevillista.

Trayectoria

Desde siempre ha tenido dentro ese gusanillo que le pedía entrenar y a los 15 años ya lo hacía con el equipo de su barrio. Mientras otros sueñan en ser futbolistas y competir en grandes ligas, Lillo ha llevado dentro ser entrenador desde que era un chaval. De entrenar al equipo de su barrio, (Almaroz juvenil),  pasó al juvenil del Tolosa, subiéndolo a categoría nacional sin perder un partido. Lo logró sin titulación (obtuvo el carnet juvenil en 1986). Lillo continuó allí, pero, mediada la campaña, se hizo cargo del primer equipo, que estaba desahuciado, y logró salvarlo. Regresó al juvenil, y otra vez triunfó a lo grande: subcampeón de Liga, tras la Real Sociedad. Sacó entonces el título regional.

Por primera vez, abandonó Guipúzcoa para para dirigir al Mirandés, en Tercera. Otro éxito: lo ascendió, siendo el más goleador y el menos goleado. Obtuvo el título nacional con 24 años. Con esa edad y, durante la mili, fue nombrado profesor de la Escuela Nacional de entrenadores. Regresó al Mirandés, que seguía en Segunda B, pero le quisieron imponer las alineaciones. No tragó y le echaron. Entonces, el conjunto burgalés era décimo, pero bajó.

Tras una muy buena temporada en la Cultural Leonesa, recaló en el Salamanca (Segunda B). En la primera campaña le quitó el ascenso el Hércules. En la segunda, lo acarició. Y en la tercera, otro ascenso. Lillo pasaba a ser el técnico más joven de la historia en Primera. A continuación, pasó a entrenar con más pena que gloria, a: Oviedo, Tenerife y Zaragoza. Nunca fue oficial, pero Lluís Bassat, en las elecciones a la presidencia del Barcelona, llevaba como director deportivo a Pep Guardiola y a Lillo como entrenador. Ganó Joan Laporta.

Un revolucionario

«Cada guerra necesita unos guerreros» respondía cuestionado por sus alineaciones. Por ello variaba los sistemas y rotaba a los jugadores. A Lillo le atribuyen haber sido el creador  del 4-2-3-1, a principios de los 90. Siempre ha  intentado evolucionar. En sus equipos utilizaba un 1-3-4-3, pero también apostaba por el 2-3-2-3 y  el 4-4-2 en rombo. Y así un fin de semana sí y otro también, aunque siempre queriendo que el protagonista sea la pelota. Lillo era consciente de la repercusión que tenía su particular manera de entender el fútbol. «Mi filosofía del fútbol es mi forma de vida, se juega como se vive y se juega como se siente». Lo vive y lo siente de una manera especial, por eso tiene claro que «o se me adora, o se me odia».

A gusto en el Sevilla

Trabajo y más trabajo desde el primer minuto que ficha por el club de Nervión. Ése es el valor fundamental para que todo lo que se va haciendo y la gente lo vaya adquiriendo y expresando colectivamente. Se congratula de no haber tenido muchas bajas importantes: «Hemos tenido lo de Kiyotake, pero bien, no estamos teniendo grandes contratiempos y eso es muy bueno”. El trabajo está siendo asimilado por los jugadores: “Aquí hay algo muy bien construido. Si no me equivoco, percibo gente solidaria, comprometida, se aprecian unos a los otros y veo mucho respeto profesional, y eso te lleva a la confianza. Hay pilares que vienen del tiempo y que han servido para que este vestuario viva como quiere jugar. Sólo hay que verlos entrenando, no se dejan nada, hay una buena cultura de trabajo y afectiva entre ellos”.

También es consciente que pertenece a uno de los 10 mejores equipos de Europa: “No creo que haya otro club que haya crecido más en Europa en los últimos años de forma tan exponencial, está claro que el nombre del Sevilla y su marca está en lo más alto de Europa”.

Por último, Lillo comentó su función dentro del cuerpo técnico: “Es una postura muy egoísta por mi parte, porque quiero ayudarme, ayudando, echar una mano, no hay más, compartir determinadas cuestiones de alguien que lleva entrenando dese que tenía 15 años y en Primera División, desde los 29. Pues si se puede ayudar en algo, ponerte al servicio. He pasado también a un escenario distinto, que me ayuda a conocerme a mí mismo. Y es grato recibir la vejez creyendo conocer más de uno mismo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.