Las crónicas de José Balero, un periodista sincero | Imagen: La Colina De Nervión

El fútbol moderno nos ha hecho creer que es posible sacar conclusiones definitivas en cada partido. Es por eso que en el periodismo caló la costumbre de no hablar de las opiniones propias. O sea lo que uno mismo dijo antes del partido. Esas prisas, que se aprenden enseguida en las hinchadas, son manipuladas por los dueños del fútbol. El Sevilla está en un lugar incómodo. Ayer, sucedía una catástrofe. No en el partido sino en una radio de alcance nacional. Un reconocido periodista hablaba de lo interesante que era la liga española del quinto puesto para abajo.  Al mismo tiempo, en una radio internacional pude escuchar un debate sobre algo similar: Lo aburrida que era nuestra liga, cuando los candidatos a ganarla eran siempre los mismos.

Escribo esta crónica mientras vamos perdiendo 0 – 2 contra el Getafe. No dejamos puntos (todavía) contra ningún candidato de los mencionados. Nos alejan de los títulos nuestros propios errores (y los del árbitro del Derbi). Esto tiene una explicación muy sencilla. Esla falta de tensión. Podría asegurar que nuestro equipo irá mejor. Pero esa mejoría llegará tarde. No es un problema de plantilla, ni de técnico, ni de preparación física. No estamos nerviosos, ni presionados, ni ansiosos. ¿Por qué jugamos mal?

Mi teoría es simple. Es parte del discurso oficial. Estamos siendo acordes a lo que se espera. Nuestros rivales un poco mejor (sólo un poco), nosotros un poco peor (quizás un poco más de lo esperado). Somos funcionales al sistema porque no tenemos rebeldía. Pero no esa rebeldía del segundo tiempo, sino desde el vestuario. No creo que a los jugadores les guste perder, cualquiera que haya jugado al fútbol sabe que nada da más rabia que perder un partido que podrías ganar porque  juegas bastante mejor que el otro.

Este último párrafo no es como periodista. Sería hipócrita no señalar cuándo lo que expreso es un deseo y no una opinión objetiva. Es la forma de diferenciarnos del resto. Para decir lo que quiero decir, me desmarco de toda objetividad. Es algo que espero. Prefiero perder estos partidos y tomar nota de todo lo que “no debemos hacer”. Si todos estos puntos que estamos perdiendo son parte de una lección dura de lo que “no debemos hacer”, me importa menos. Si vamos a escuchar excusas y justificaciones me aburro más que durante los partidos del Barcelona. Creo que vamos a mejorar, sobre todo porque es difícil hacerlo peor.

¿Vieron la chispa que tuvimos en los últimos minutos?, cuando estemos preparados para jugar así desde el comienzo del partido, podremos aspirar a algo. Si no reaccionamos ya,  tendremos  lo que merecemos, un lugar gris, en la mitad de la tabla, lejos de toda gloria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.