Las crónicas de José Balero, un periodista sincero | Imagen: La Colina De Nervión

Cuando trabajaba en medios madrileños, esta era una época muy divertida. El único problema era que no hablábamos de fútbol. En parte era ese el objetivo. “Tenemos que centrarnos en los fichajes”, decían. Y luego en los sorteos. Esas dos variaciones de noticias. Fichajes y sorteos. Dos cosas absurdas, que no tienen nada que ver con el fútbol. A veces creo que fue ahí que se decidió lo de las apuestas. Ser ludópata es una enfermedad, ¿alguien pudo suponer posible que un deporte fomentara algo perjudicial para la salud? Al parecer si… no importa si arruina familias enteras… hablar de las apuestas es un objetivo más. Cualquier cosa con tal de no hablar de fútbol hasta que sea inevitable.

A ellos les encanta lo de los fichajes. Y su parte favorita es cuando meten lo que ellos consideran un “gol”.  No es por el jugador. Ya sabemos todos (menos algunos jugadores), que no les importan un pepino. En un par de informes y alguna nota los pueden hundir sin miramientos. Pero que alguno de estos pobres chicos ricos, salga a decir, “me voy al mejor club del mundo”, afianza el principal mensaje. Esa muestra de poder es lo que desean, y la  ejercen cuando se llevan a un jugador y por supuesto cuando te quitan otro. En ese juego perverso lo que ustedes, queridos lectores, digan, es muy importante no porque les vayan a hacer caso, no porque les importe su opinión. Ellos disfrutan de la sensación térmica que produce en los bares y las redes, y las gradas, el vértigo de un mercado que se mueve. Los fichajes son eso. No es un refuerzo para el club, menos aún en caso de los equipos humildes. Se trata de mover el mercado. Los pases sirven para que los representante y los intermediarios, que hay cientos, ganen dinero. Por eso necesita la expectativa, y la falsa esperanza de ser mejores. El mercado se mueve. El dinero circula. Y además la afición está feliz, porque viene tal y luego cual.  Y ahora sí, menos mal, que tenemos a fulanito. Hice le siguiente ejercicio. Tomé las noticias del agosto pasado, de varios clubes, luego vi cómo les fue. Se puede concluir algo interesante. En relación al impacto que tienen en los resultados, los fichajes son una enorme burbuja. Una gran nada que ocupa interminables  horas radiales y televisivas, y páginas y páginas de especulaciones absurdas.

Pero por sobre  toda las cosas, incluye el mensaje que a ellos más les interesa. Pone a cada quien en su sitio. “Tu ficha a quien quieras. (Siempre que no sea alguien que yo quiero). Porque esto es mío. El fútbol es mío. Yo soy el dueño del balón. Si se pincha me compro otro y te llevas el pinchado. Y si por una de esas te compras uno mejor que el mío. Dame un tiempo para que te lo quite, o te lo pinche, según el caso”.

No es la primera vez que decían: “Vamos a mover este nombre”, “Pero si está lesionado”, “Nosotros lo movemos igual”. Incluso fui testigo de esta historia. “Llamó  el representante de fulanito, que si decimos que hay interés por él en tal club, tal otro le aumenta la cláusula y nos ofrece parte de la diferencia. Todos ganamos”.

Soy sincero. Es posible que incluso- alguna vez- haya aceptado participar, pensando que no era delito, era simplemente las reglas del mercado. Recuerden esto cuando pidan por un fichaje. Entramos en bucles tales como pedir un nueve cuando tenemos uno como Ben Yedder, que si lo ponen, en general responde. Stuani puede ser mejor, Borja Mayoral no lo sé. Hablen de lo que quieran, pero si seguimos dejando puntos por el camino como ante el Villarreal, ya podemos fichar a Pelé, que nada sirve para nada. Buen partido, dicho sea de paso. Linda actitud. Me gusta mucho cómo jugamos. Me gusta mucho más como jugamos dentro de la cancha que fuera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.