Las crónicas de José Balero, un periodista sincero | Imagen: La Colina De Nervión

 

Hice un pequeño ejercicio que recomiendo a la afición. Es sencillo. Se trata de escribir en algún sitio visible los comentarios prepartido. No es tema superficial. Somos lo que decimos y como nos paramos antes de los sucesos. Luego pierde valor. Lo que opinen del partido Sevilla pasado no sirve para nada, no es posible sacar ninguna conclusión. Pero sería útil conocernos, ser sinceros. Les pongo un ejemplo cercano, ya saben eso de “si ves las barbas de tu vecino arder pon las tuyas a remojo”.

Les confieso que para este informe tuve que escuchar la previa del partido del otro equipo de esta ciudad. ¿Cómo haces eso? Dirán. Muy sencillo (y también es un ejercicio político muy bueno), con paciencia de un investigador periodístico. Si sólo tratamos entre nosotros y los que piensan como nosotros, se crea una “ideósfera” en que creemos tener la razón absoluta. En la previa se escucharon estas frases:”El año pasado fuimos uno de los equipos que mejor fútbol jugó y este año daremos un paso adelante”,  “Seguramente veremos muchos goles” (mira por donde, eso sí fue verdad) porque con los nuevos fichajes la posesión  está asegurada”, “Dominaremos los partidos y nos tendremos que acostumbrar a que nos esperen en las áreas haciendo un muro”.

Esas mismas frases podrían ser de cualquier equipo del mundo con pretensiones. Lo curioso es que también escuché el post partido. “Tres casualidades nos hicieron perder”… y un montón de lógicas excusas, pero ni una sola referencia a sus propias predicciones. No lo hacen sólo ellos, todos los equipos repiten esos mismos códigos.

Menos nosotros. ¿Menos nosotros?

 En nosotros se detecta una cierta desconfianza, un poco de euforia, algo de exigencia, mucha contradicción. Pero quizás nuestro desafío sea disfrutar. Ya vernos si consolidamos un buen juego y afianzamos ese espíritu. En el fútbol, como en la vida, la humildad sirve para afuera del estadio pero adentro es muy útil el desparpajo. En los despachos en cambio, sólo sirve la inteligencia. Y en los medios es muy buena la audacia. Cuando trabajé en Madrid ¿Saben cuál era el gran temor? Que toda la fuerza titular de un equipo como el Sevilla se concentrara en acumular puntos en los partidos contra los equipos “accesibles”. Temían que si sacábamos esa cuenta y apostábamos a sumar sin pausa diéramos un golpe de efecto audaz y mediático como sería jugarle a los grandes con un equipo suplente, dando por perdidos esos puntos, (o no), confiando la posibilidad de una épica hazaña que los humille de forma inesperada. ¿Qué puede pasar, que te goleen? Les recuerdo que eso sucedió el año pasado. Una buena barrera defensiva y al contragolpe, con gente joven con hambre de estropearles la fiesta. Sueñen conmigo por un instante. Sean sinceros, les mola, les parece una buena idea. Salir campeones de liga y además con chulería. Con la humildad de los grandes. Sólo hablando con medios locales y respondiendo a los medios nacionales con un “PPS” (Profundo y prolongado silencio).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable A&A Comunicación y Medios S.C. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios A&A Comunicación y Medios S.C..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.